Van Helsing y otras 6 cosas de 'Drácula' que la serie de Netflix decidió cambiar

Van Helsing y otras 6 cosas de 'Drácula' que la serie de Netflix decidió cambiar

Por: Beatriz Esquivel -

Conoce todas las discrepancias entre "Drácula" de Netflix y "Drácula" de Bram Stoker.

Los vampiros son algunos de los seres sobrenaturales que han quedado inmortalizados a través de distintos medios artísticos, desde las leyendas, los cuentos y novelas, hasta las adaptaciones en series y películas.

Sin importar demasiado qué se lea o vea, las características de los vampiros suelen ser similares: personas sumamente atractivas, seductores por naturaleza, pero también seres de peligro que consumen la sangre (o la vida) humana, con debilidades muy específicas como la luz solar o los símbolos religiosos. 

  Relacionadoorigen-de-los-vampiros-explicacion-cientificatecnologiaLa explicación científica detrás de la existencia de los vampiros

Sin embargo, entre todos los vampiros que han marcado nuestra historia cultural, Drácula es aquel que más ha cautivado a las audiencias del mundo. Van Helsing y otras 6 cosas de Drácula que la serie de Netflix decidió cambiar 1Foto: Netflix

Desde el planteamiento de la novela homónima de Bram Stoker de 1897, el vampiro más famoso ha sufrido leves modificaciones… aunque a su vez es uno de los personajes que más adaptaciones ha tenido. 

Ya sea desde la memorable interpretación Bela Lugosi de 1931, hasta el de Gary Oldman en Drácula, de Bram Stoker dirigida por Francis Ford Coppola, Drácula es un personaje que suele enfrentarse a su gran rival: Abraham van Helsing, que desea viajar a Inglaterra y que en su trama seduce a Mina, la prometida del abogado Jonathan Harker… además de, por supuesto, beber la sangre de sus víctimas. 

Netflix, en colaboración con la BBC se ha aventurado a la producción de una serie que retoma la figura de Drácula, construyendo una nueva versión que si bien en su capítulo inicial tuvo a la mayoría de los espectadores fascinados, hacia su desenlace los polarizó. 

Además de la elección de la trama, algunos elementos han hecho que los espectadores se cuestionen las decisiones narrativas y artísticas, por lo que te contamos todo lo que ha cambiado de la novela a esta adaptación para televisión. 

Van Helsing es mujer

Así es, el sexo de Abraham van Helsing ha cambiado y en lugar de tratarse de un profesor, ahora es una monja oriunda de Budapest llamada Agatha van Helsing. Ella, así como su homólogo se perfila como una gran detective y experta que puede luchar contra Drácula. Van Helsing y otras 6 cosas de Drácula que la serie de Netflix decidió cambiar 2Foto: Netflix

La apariencia de Drácula

Contrario a la novela, en la que aunque Drácula se ha rejuvenecido se sigue mostrando con cabello canoso y particularmente pálido, en la serie, cuando el personaje recobra la juventud rápidamente pasa de verse como un viejo decrépito a un adulto joven. Van Helsing y otras 6 cosas de Drácula que la serie de Netflix decidió cambiar 3Captura de la serie.

  Relacionadovampiros-obras-imprescindibles-para-entenderlosletrasVampiros: 10 obras imprescindibles para conocerlos

Los poderes de Drácula 

En la novela sabemos que este vampiro tiene la capacidad de transformarse, particularmente en murciélagos, aunque también lo podía hacer como lobo y hasta en niebla y si bien ésto también es explorado en la serie, también agregan la capacidad de comunicarse o por lo menos escuchar a los (no) muertos. Del mismo modo, cada que bebe la sangre de una víctima es capaz de obtener información de ésta y sus habilidades. 

Es decir, en la versión de Netflix se plantea que Drácula puede absorber las vidas de sus víctimas y hasta hablar nuevos idiomas con tan sólo alimentarse. Van Helsing y otras 6 cosas de Drácula que la serie de Netflix decidió cambiar 4Foto: Netflix

La época en la que se sitúa

Éste puede ser un spoiler menor, así que a partir de este punto y en especial en el siguiente procede con precaución: 

Durante los primeros dos episodios de la serie, la trama se desarrolla en 1897 y nos muestra cómo Drácula se rejuvenece y comienza su viaje hacia Inglaterra. Sin embargo, en el tercer episodio se muestra que el vampiro despierta de una especie de coma de varios siglos. Cuando emerge del mar está en pleno siglo XXI, con teléfonos, redes sociales, cámaras y todo tipo de tecnología. Es este periodo en el que Drácula parece sentirse cómodo pues es más sencillo para él encontrar víctimas, aunque en un giro de la trama, se encuentra con una descendiente de Agatha van Helsing que también estará involucrada en su análisis y detención. Van Helsing y otras 6 cosas de Drácula que la serie de Netflix decidió cambiar 5Captura de la serie.

Ten cuidado, si no has visto la serie o aún no la has terminado, a partir de este punto encontrarás SPOILERS importantes.

El destino de Harker

A diferencia de la novela, Jonathan Harker no logra volver a Inglaterra, en cambio, es convertido por Drácula y su existencia llega a su fin en el primer episodio después de que Drácula vuelve a atentar contra su nueva vida inmortal para poder entrar en contacto con Mina y Agatha Van Helsing. El nombre de Harker y las referencias a Mina vuelven cuando se nos informa sobre una fundación que sabe de Drácula e intenta controlarlo: la Jonathan Harker Foundation, fundada por Mina después de que logra escapar. Van Helsing y otras 6 cosas de Drácula que la serie de Netflix decidió cambiar 6Foto: Netflix

  Relacionadocomo-han-evolucionado-los-vampiros-en-la-literaturaletrasDe Drácula hasta Edward Cullen: cómo han evolucionado los vampiros en la literatura

Renfield

Si bien en la serie no aparecen distintos personajes de la novela, el fiel ayudante de Drácula que aspira a ser un vampiro como él ha sido ligeramente modificado. Hacia el final se presenta a un personaje con tal nombre, que en efecto ayuda a Drácula a sus tareas y su asesoría legal, pues es abogado, incluido conseguirle presas cuando él no lo hace a través de Tinder, por ejemplo. No obstante, antes de su presentación, el propio Jonathan Harker presenta un comportamiento similar al que encontraríamos en Renfield, como el deseo de servirle a su señor el Conde Drácula, entre otros. 

Van Helsing y otras 6 cosas de Drácula que la serie de Netflix decidió cambiar 7Captura de la serie.

Las debilidades de Drácula

Como ya se ha mencionado, las debilidades de Drácula son casi las mismas, la luz solar, la simbología religiosa, el reflejo en el espejo y por supuesto, las estacas al corazón. Sin embargo, hacia el final de la serie se descubren dos cosas: Drácula es incapaz de beber sangre de personas que sufren cáncer, pues es cáncer para él. Por otro lado, descubren que así como el resto de la población, él es víctima de su propio mito. Los espejos no le agradan porque puede ver su aspecto real, mientras que la luz solar no lo puede matar… al contrario, Drácula es pintado como un ser avergonzado y temeroso. 

Van Helsing y otras 6 cosas de Drácula que la serie de Netflix decidió cambiar 8Foto: Netflix

-

El desenlace de la serie y algunas de sus incongruencias han provocado cierto malestar entre los fans del género de horror y suspenso, así como de Drácula, sin embargo, a su vez se muestra como un gran ejercicio creativo que ha logrado adaptar a este gran personaje de una forma particularmente especial. 

Te podría interesar: 

Relatos que te recordarán que los verdaderos vampiros son malvados y sangrientos

La comunidad de vampiros reales que beben sangre humana

Carmilla, el primer vampiro de la literatura fue mujer

Referencias: