Qué dice el capítulo 21 de 'La Naranja Mecánica' que Kubrick omitió en la película

Qué dice el capítulo 21 de 'La Naranja Mecánica' que Kubrick omitió en la película

Por: Beatriz Esquivel -

El simple acto de eliminar el último capítulo de la novela de Anthony Burgess derivó en una interpretación totalmente distinta tanto de la obra como la película.

La naranja mecánica, escrita por Anthony Burgess y publicada en 1962, es uno de los ejemplos perfectos de cómo las decisiones editoriales pueden alterar de manera definitiva la visión de los autores e incluso arrojarlos a un camino en el que su obra deja de ser motivo de orgullo o de gusto y pasa a ser una carga. 

La adaptación fílmica de Stanley Kubrick, en 1971, tan sólo potenció el alcance que la versión sesgada tuvo y, bajo la premisa de que nunca leyó el capítulo final, el cineasta decidió seguir adelante con el proyecto sin hacer ninguna alteración o incluir el final que Burgess originalmente tenía ideado para su protagonista. Qué dice el capítulo 21 de La Naranja Mecánica que Kubrick omitió en la película 1Anthony Burgess. / Foto: The International Anthony Burgess Foundation.

La inspiración de Burgess para la novela surgió después de que en 1944 él y su esposa, entonces embarazada, fueran atacados en las calles de Londres por cuatro soldados estadounidenses. Lo cual fue el parteaguas para la creación del icónico grupo de adolescentes ultraviolentos, los llamados drugos y en particular de su líder y protagonista, Alex DeLarge. 

Relacionadolas-mejores-frases-de-la-naranja-mecanica-para-llevar-tu-vida-al-limiteLas mejores frases de La Naranja Mecánica para llevar tu vida al límite

Con su vestimenta estrafalaria (que años más tarde la película inmortalizó), su propia jerga llamada nadsat que combina el inglés con el ruso y el cockney (una expresión británica que se basa en la rima), la ingesta de la leche-plus y su desenfreno tanto sexual como violento fueron motivos suficientes para que el manuscrito del británico fuera seleccionada para su publicación. Qué dice el capítulo 21 de La Naranja Mecánica que Kubrick omitió en la película 2Kubrick filmando y Malcom McDowell (Alex DeLarge). / Foto: IMDb.

Sin embargo, la primera edición en Estados Unidos no tenía el último capítulo. Esta decisión editorial fue aceptada por Burgess con el único objetivo de que su novela pudiera ser publicada en dicho país, no obstante, en Europa y otras latitudes su novela circuló con el capítulo 21. La popularidad de la versión estadounidense y de la película hizo que Burgess decidiera añadir un prólogo a su novela en las ediciones posteriores. 

En dicho prólogo, él habla del final real de su novela, de la situación que llevó a que se publicara sin el último capítulo y hasta de su desprecio por la adaptación de Kubrick que obvia sus intenciones creativas. Qué dice el capítulo 21 de La Naranja Mecánica que Kubrick omitió en la película 3Foto: IMDb.

Pero… ¿qué plantea el último capítulo? 

Después del salto por la ventana, Alex logra deshacerse del efecto Ludovico que no le permitía ejercer la violencia o tener sexo, lo cual lo permite retornar a sus costumbres anteriores, sin embargo, tiene un encuentro fortuito con Pete, el tercero de sus amigos drugos que solía ser el más razonable y menos agresivo. Durante el encuentro Pete ya tiene una familia y ello lleva paulatinamente a Alex al camino del arrepentimiento de la violencia exacerbada y que es posible integrarse a una sociedad dejando atrás su pasado criminal. Qué dice el capítulo 21 de La Naranja Mecánica que Kubrick omitió en la película 4Foto: IMDb.

Relacionadola-teoria-del-conductismo-en-la-naranja-mecanicaPor qué "La Naranja Mecánica" nos muestra cómo la tratamientos psicológicos controlan nuestra mente

Alex se plantea que sus “juegos” de antes, sus crímenes y la violencia eran parte de la juventud y la inmadurez que entonces, es momento de dar un nuevo inicio: de crecer.

«Tuve, entonces, la idea repentina de que si caminaba hasta el cuarto contiguo a aquél en que el fuego ardía y la cena yacía en la mesa, ahí habría de encontrar lo que en verdad quería, y fue en ese momento que todo cuajó, la foto recortada de la gasetta y el encuentro con el viejo Pete. Porque en el otro cuarto, en una camita, estaba tendido gu gu gu mi hijo. Sí sí sí, hermanos, mi hijo. Y sentí entonces ese gran agujero bolche en mi ploto, lo que me sorprendió. Sabía lo que estaba pasando, oh hermanos míos. Yo estaba creciendo». Fuente.

Qué dice el capítulo 21 de La Naranja Mecánica que Kubrick omitió en la película 5Foto: IMDb.

La omisión en la película y la edición estadounidense 

Omitir este último capítulo provocó entonces que el nuevo final de la novela se interpretara de cierta forma a Alex como un ser puro de la destrucción, incapaz de redimirse o controlar sus impulsos, cuando éste nunca fue el objetivo de Burgess. 

El autor se vio obligado a explicar esta omisión y cómo esto afectaba la recepción de su obra. En mor.bo lo explican: 

«agotado de dar explicaciones aceptó que la vida es terrible y que mientras Kubrick y su editor en Nueva York disfrutan de las mieles del éxito. Él debió justificar el truncamiento de su obra ante todos.» 

Qué dice el capítulo 21 de La Naranja Mecánica que Kubrick omitió en la película 6Foto: Wikimedia Commons.La versión completa de La naranja mecánica no se publicaría en Estados Unidos sino hasta 1986, lo cual proveyó a Kubrick de la excusa perfecta para defender su argumento de que nunca leyó una versión con el último capítulo de Burgess y lo cual perpetuó que miles de personas en el mundo creyeran que el postulado tanto del cineasta como el novelista era una en la que la redención no era posible. 

Te podría interesar: 

'A Clockwork Condition': la secuela inédita de la Naranja Mecánica recién encontrada
El idioma que se inventó para ocultar la violencia más brutal
20 cosas que deberías saber sobre La Naranja Mecánica

Referencias: