Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

LETRAS

Hasta respirar dolía: Carta a mi infiel

Por: Cultura Colectiva25 de enero de 2023

¿Cuántas veces nos hemos sentido defraudamos por las personas que amamos? ¿Cuántas otras nos han defraudado realmente?

Es difícil asimilar este tipo de situaciones cuando nos ha engañado la persona a quien más amamos. La siguiente es una descripción del sentir post-infidelidad.

Sentí que moría, que mi cuerpo se fragmentaba poco a poco. Lloré hasta sentir que no tenía más lágrimas y hasta respirar era doloroso, todo colapsaba en mí. Juro que fue de las peores cosas que he sentido en toda mi vida. Intenté alternar mil historias para encontrar una justificación, quería creer que no eras tú.

He pensado mucho, he pensado tantas cosas. Si alguien preguntara cómo me siento, no sabría qué contestar. Es todo eso de lo que siempre he huido. Quisiera sólo poder hacer eso: huir. Dormir y que al despertar no haya pasado esto, no sé si retroceder el tiempo o adelantarlo; pero nada puedo hacer ahora y nada pude haber hecho antes.

Siempre he pensado que las personas elegimos con quién queremos estar y no podemos obligar al otro si no lo desea. Y he ahí lo bonito y triste del amor. Las personas que están, están por elección, y las que no, por la misma razón; no se puede hacer mucho para cambiar eso.

Siento tanta tensión aún. Me duelen tantas cosas. Me quebré por dentro en ese momento.

Necesito asimilar todo esto, no podría tomar una decisión sin antes procesarlo; si decido alejarme, tengo el resto de mi vida para ello, pero si quiero quedarme, necesito estar consciente de lo que ha pasado y todo lo que eso implica.

Me daré estos días para pensar todo, porque indudablemente te quiero como nunca había querido a nadie. Te amaba a ti sobre el mundo. No quiero reprocharte toda la vida y tampoco quiero quedarme sólo por costumbre o por lo que mis instintos dicten en este momento: “tengo que elegirlo a él”. Me es atroz proponerte lo siguiente, porque no quiero alejarme. El simple hecho de escribirlo me parte en mil pedacitos, pero no quiero quedarme y sentir rencor toda la vida, no quiero. Posiblemente para ti también es vital asimilar todo; tómate estos días para ti, define si realmente me quieres en tu vida o si prefieres seguir saliendo con otras personas.

Hablaremos luego para determinar si nuestras decisiones van en el mismo sentido. Sé que cada día me parecerá una eternidad y me dolerá hasta respirar (como ahora), jamás quise a alguien de esta manera, pero tampoco me habían dañado tanto.

Me destroza tener que hacer esto. Quizá te extrañaré cada día, cada hora, todo el tiempo, pero estoy tan confundida. Necesito tiempo porque no puedo fingir que estoy bien.

Me importas demasiado y espero, de verdad, que estés bien, y que todo mi sufrimiento no sea en vano, porque no puedo acabar con él. Necesito ser sincera conmigo y que también tú lo seas; y es que te amo, pero no ahora.

¿Y ahora qué?

Cuando nos rompen el corazón las sensaciones que nos invaden son asfixiantes, la oscuridad nos inunda y sentimos que no hay mañana soleado para nosotros, pero recuerda que acercarte a tus amigos y a quienes te quieren puede ser de gran apoyo, te recomendamos tener una tarde con aquellas personas y ver algunas de las películas para reconfortar un corazón roto que te recomendamos aquí, además hay algunos alimentos que te ayudarán a superar una depresión.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: