Letras

Catarsis, 1. Crónicas de Venus

Letras Catarsis, 1. Crónicas de Venus

invasion-extraterrestre

Nunca pudo lograr quitarse el exceso confianza. De entre todos, él no era tan común, era diferente y mejor, pero parece que disfrutaba autosabotearse.

En aquel tiempo estábamos en territorio nuevo para nosotros, explorando. Lo que no sabíamos era que la soberbia nos había llevado a un peligro de muerte (lo mismo que llevó a las razas a esta situación). La soberbia nos hizo daño. Pero él pudo liberarse en sus últimos momentos de ella, como si supiera que ese día iba a morir; supongo que la rabia de ver algo hermoso y en equilibrio, siendo destruido por algo que carecía de razón. lo hizo ver más allá de sus intereses, más allá del egoísmo.

Me dijo que, si quería, podía irme, pero no lo hice, éramos uno sólo, la misma conciencia pero también una diferente.

Detrás de unas grandes rocas preparó su rifle, llenó los cargadores y acomodó los demás cartuchos al rededor de él, cada vez la arena gris de Venus tomaba un color tornasol, ¿qué estaba pasando?. En cuanto la unidad de los Pax se acercó, él disparó, y las cabezas de 19 Pax terminaron embarradas en el suelo. Para cuando los Pax interpretaron ese sonido que hacia que murieran, él ya había matado a muchos y sus balas se habían terminado.

Furiosos, nos atacaron. Sólo nos quedó la opción de tomar un cañón de mano y un cuchillo mecánico y atacarlos; si nos decidíamos irnos, también nos llevaríamos a muchos de ellos. Tratamos que la oscuridad tuviera miedo de lo que puede hacer la razón y la convicción, gastamos hasta lo último de nuestro combustible del traje, agotando la fuerza extra que nos brindaba, lo último que pudimos hacer fue pegarle una Granada a un coloso que pretendía aplastarnos, todos terminamos embarrados por todo el suelo.

¿Qué especie tan desagradable pretende reclamar algo que no es suyo y mata a lo que no esté de acuerdo con ella?... nos dimos cuenta que no depende de la especie, toda la vida inteligentes es igual.

Después de 111 muertes (incluyendo la nuestra) todo término no sin antes haber cumplido la promesa que hice. Mandamos un mensaje a la Tierra avisando que los Pax habían invadido Venus y que su milicia estaba ahí, preparándose para atacar a todo lo que fuera diferente a ellos.

La vida inteligente existente en las galaxias cercanas, no sabían que ese día, el día de la invasión de Venus, toda la vida se enfrentaría en una guerra tan terrible y sin sentido, que ya no quedaría algo por qué luchar.

El día de la invasión a Venus, la conciencia original y yo morimos, pero mis memorias quedaron grabadas en estos circuitos, por si alguien podía encontrarnos. Esperando que encontrara las demás memorias en otros planetas donde Maestros de la catarsis también hayan muerto

"Quizá se nos acabe la vida, pero no dejaremos de luchar"

-Credo de los maestros de la catarsis.


Referencias: