Charles Bukowski: Retrato de un Borracho en Hollywood
Letras

Charles Bukowski: Retrato de un Borracho en Hollywood

Avatar of Aquilesj_

Por: Aquilesj_

5 de octubre, 2012

Letras Charles Bukowski: Retrato de un Borracho en Hollywood
Avatar of Aquilesj_

Por: Aquilesj_

5 de octubre, 2012

“I have two rules. One is, never trust a man who smokes a pipe. The other is, never trust a man with shiny shoes”.

 

Imagina que eres millonario. Tienes una mansión, convertibles, ferraris y una hermosa modelo tomando el sol en la piscina. La fuente de tus ingresos es irrelevante. Imagina que es domingo y el tiempo libre sugiere que es hora de usar el velero que compraste el mes pasado y tener al fin una excusa para salir con las gafas, gorras y ropa de navegar que te regaló tu mujer, porque sería estúpido e incoherente tener sólo una de esas cosas y no ambas, ¿verdad?

 

Ahora imagina que estás del otro lado, no en el medio, sino en el otro lado. Vives solo, sin mujer y sin hijos; migrando de trabajo en trabajo, de barrio en barrio, bajo cualquier techo alquilado que permita extensas prórrogas para pagar el alquiler pero que sobretodo, sea muy barato. Vives donde sea que te acepten porque aunque sea el bajo mundo, no significa que siempre tengan vacantes para los indeseables. Y si lo quieres hacer todo más borroso, imagina que además eres un borracho; que la única fuerza capaz de hacerte parar de la cama, es la necesidad de seguir ebrio para escapar de ese hueco, pero más que nada del aburrimiento y la tristeza.

 

Charles Bukowski: Retrato de un Borracho en Hollywood 1

 

Henry Chinaski, el álter ego de Charles Bukowski, en su novela Hollywood conoce ambos extremos aunque el único que vivió fue el del vagabundo en aquel hueco. En Hollywood, ciertamente la calidad de vida de Hank ha mejorado gracias a su carrera como escritor de cuentos y poesía. Con su creciente popularidad un amigo director de cine radicado en Los Ángeles, Jon Pinchot (álter ego de Barbet Schroeder), le ofrece un puesto como guionista de su próxima película.

 

Charles Bukowski: Retrato de un Borracho en Hollywood 2

 

Aún siendo escritor desde que tenía memoria, no quería aceptar el trabajo porque nunca había escrito un guión, pero gracias al entusiasmo de su amigo y el dinero de por medio, acepta hacerlo y es allí cuando cosas extrañas comienzan a suceder para ambos. Surgen mil inconvenientes para poder filmar la película, el proyecto se cancela y se retoma varias veces en diferentes etapas. Además de lidiar con dificultades técnicas, Hank debe desenvolverse en un mundo que era hostil de una forma diferente para él, donde el arte estaba en segundo plano y todo gira en torno al dinero y la fama. Su experiencia como vagabundo y borracho le serviría para evitar estafas corporativas y salir moralmente ileso de allí y culminar satisfactoriamente El Baile de Jim Beam (“Barfly” como se le conocería en la vida real), título con el que se estrenaría la película. 

 

 

La novela es una bitácora llena de anécdotas sobre la filmación de Barfly (1987, Barbet Schroeder), una película que retrata los días más difíciles de un joven Hank, en el medio de las borracheras, las peleas y sus mujeres. Ese extremo que sí vivió en carne propia, el de la indigencia, el del pobre borracho.

 

Charles Bukowski: Retrato de un Borracho en Hollywood 3

 

Hollywood no es el típico Charles Bukowski ni es mucho menos conveniente comenzar a revisar su obra desde dicho punto, pero mantiene intactos su prosa directa, honestidad y humor negro. Barfly es casi una película biográfica sobre el escritor magistralmente interpretado por Mickey Rourke (conocido como Jack Bledsoe en la novela). Razón que debería bastar para que aquellos que no han visto la película o que no han leído nada del viejo Hank, se animen a verla para conocer a un escritor cuyo lápiz a veces se confunde con un puñal que suele ir directo al corazón. 

 

Charles Bukowski: Retrato de un Borracho en Hollywood 4

 

“The credits rolled. Then there was my name. I was a part of Hollywood, if only for a small moment. I was guilty”.

 

 

 


Referencias: