PUBLICIDAD

LETRAS

El día que Charles Dickens intentó encerrar a su esposa en un manicomio

A pesar de no tener pruebas o que la acusación fuera cierta, Dickens hizo todo lo posible por deshacerse de su esposa.

Dickens es uno de los escritores míticos de la literatura inglesa que le entregó a la humanidad un gran número de novelas que han nutrido todo tipo de expresiones artísticas, en particular películas cuyos argumentos se inspiran en sus relatos. Sin embargo, el carácter y vida de este autor suelen pasar desapercibidos frente a su obra literaria, lo cual ha dado pie a que se olviden algunos de los actos más despreciables que una persona puede realizar. 

En vida, Dickens fue un hombre sumamente popular, gozaba de muy buena fama y por lo tanto tenía amigos y conocidos en múltiples ámbitos; sus novelas también eran exitosas, cuyos episodios solían tomar inspiración en su propia vida y a veces, eran un reflejo de sus sentimientos o problemáticas personales.Robert William Buss, El sueño de Dickens, 1875. / Wikimedia Commons

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lee más: Frases de Charles Dickens de amor, dolor y religión

Uno de los episodios más oscuras en su vida personal fue cuando decidió internar a su esposa, Catherine Thompson Hogarth en un manicomio. Este acto habría pasado desapercibido si no fuera porque Catherine no sufría de ninguna enfermedad mental que requiriera su atención en una institución. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esta terrible historia, que es muestra del abuso de poder y hasta del gaslighting, se dio a conocer después de que John Bowen, un profesor de literatura de la Universidad de York encontrara una carta entre Edward Dutton Cook, quien se convirtió en un gran amigo de la familia Dickens y en particular de Thompson, y el periodista William Moy Thomas. En dicha Carta, Dutton relataba aquello que Catherine le había confiado al final de sus vidas, incluyendo cómo Dickens la calumnió e intentó deshacerse de ella. Daniel McClise, Catherine Dickens, 1847. / Foto: Wikimedia 

Lee más: El cuento que cambió la historia de la Navidad

Durante su matrimonio, Catherine dio a luz a 10 hijos —en total tuvo 20 embarazos— y fue su acompañante en distintos viajes, sin embargo, cuenta la historia que conforme el paso del tiempo y el cuidado de los hijos ella comenzó a perder su belleza y atractivo, y a 22 años de matrimonio, los problemas maritales alcanzaron su punto más álgido. Dickens, estando enamorado de Ellen Ternan, una joven actriz, reveló su amorío cuando Catherine recibió por accidente un brazalete enviado para Ellen.  

El adulterio de Dickens entonces desencadenó una serie de eventos que culminarían en la separación de ambos. Por un lado él alegó que Catherine tenía desórdenes mentales, lo cual servía para justificar su separación y evitar las críticas por ello, incluso publicó cómo Thompson no le daba atención ni cariño a sus hijos, sin embargo, a pesar de sus declaraciones, le fue imposible demostrar que su esposa padecía de sus facultades mentales, después de que un médico se negara a calificar a Catherine como una mujer enferma. Ellen Ternan, 1858. / Foto: Wikimedia Commons.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lee más: Charles Dickens: alta literatura de la clase baja

El nombre del médico era Thomas Harrington Tuke, quien era un amigo conocido de Dickens, por lo que cualquier habría esperado que él decidiera apoyar la causa del escritor y mentido, alegando que Catherine estaba fuera de sí, no obstante, le fue fiel a su profesión, lo cual le ganó una serie de ofensas y calumnias por parte de Dickens. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Al final de sus días, tanto Catherine como Charles vivieron totalmente separados, cada uno con la custodia dividida de los hijos, sin haberse divorciado y con el estigma de los alegatos que cada uno lanzó contra el otro —desordenes mentales y adulterio— en la etapa más convulsa de su relación.Grabado de Catherine Thompson Dickens, 1890. / Foto: Wikimedia Commons.

Te podría interesar: 

La mujer que Gabriel García Márquez odió hasta su muerte
Consejos de escritura según el estilo literario de Charles Dickens
Las mejores frases de Cien años de soledad

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD