Cigarros y whiski y una salvaje, salvaje mujer

Viernes, 8 de diciembre de 2017 11:19

|Cultura Colectiva
poema de anne sexton

La obra de Anne Sexton, en la cual se evidencia un afán desinteresado por indagar en los momentos de intimidad, desmitificados dulcemente por su verbo, se despoja de toda noción moral y se fortifica en su peculiar imaginación, habitada por el erotismo, el amor y los sentimientos encontrados, lo que la convierte en una obra profundamente confesional e íntima. Disfruta a continuación uno de sus poemas, traducido al castellano por Patricia Rivas.


poema de anne sexton 1


Cigarros y whiski y una salvaje, salvaje mujer

Tal vez nací arrodillándome,

nací tosiendo en el largo invierno,

nací esperando un beso de piedad,

nací con una pasión por la actividad

y todavía, según progresan las cosas,

sigo aprendiendo rápidamente acerca de las limitaciones;

o a eliminarlas como la exhalación de un enema.


poema de anne sexton 2


Por dos o tres, aprendí a no arrodillarme,

a no esperar enterrar fuegos subterráneos

donde nada, sino las muñecas, perfectas y terribles,

pueden susurrar o acostarse para morir.

Ahora que he escrito muchas palabras,

y abandonado tantos amores, 

y siendo por entero para muchos de ellos, 

lo que siempre he sido

—una mujer de excesos, celosa y codiciosa,

encuentro inútil esforzarme.


poema de anne sexton 3


¿No me he mirado al espejo en estos días y visto 

una rata borracha con los ojos desviados?

¿No he sentido un hambre tan feroz

que preferiría morir a encontrarme en su rostro?

Me hinco una vez más,

en caso de que la piedad quiera venir

en el momento critico.

*

Las imágenes que acompañan al texto son propiedad de Paola Malloppo.

***

También te invitamos a leer los poemas para las mujeres que aman la libertad y no les da miedo mostrarse como son.

Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS