INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

¿Cómo descargar libros de Google Books?

7 de marzo de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

En la era digital, el libro impreso, contrario a lo que muchos afirman, no ha muerto, sólo se ha transformado.



El universo (que otros llaman la Biblioteca) se compone de un número indefinido, y tal vez infinito, de galerías hexagonales, con vastos pozos de ventilación en el medio, cercados por barandas bajísimas. Desde cualquier hexágono se ven los pisos inferiores y superiores: interminablemente.


Jorge Luis Borges, autor de las anteriores líneas pertenecientes a su cuento “La biblioteca de Babel”, fue un visionario: quizá jamás imaginó que los libros se pudieran digitalizar y alojar en un espacio tan reducido como una base de datos, pero en lo que sí acertó fue en imaginar las bibliotecas como interminables. En la era digital, el libro impreso, contrario a lo que muchos afirman, no ha muerto, sólo se ha transformado. Ha pasado de ser un objeto físico y encerrado en anaqueles a ser un producto intangible pero al alcance de todos.



La página web y motor de búsqueda Google ha revolucionado el mercado literario con una nueva forma de acceder a la lectura: Google Books, plataforma lanzada en 2004 (entonces Google Print). Básicamente es una base de datos o gran biblioteca digital que permite acceder a libros (algunos son gratuitos mientras que otros están disponibles mediante previo pago).



En un inicio, la distribución era considerada ilegal al no contar con regulaciones y restricciones, pero en el presente Google Books funciona de manera totalmente legal, incluso bajo acuerdo con editoriales y autores para distribuir sus materiales. La forma de usarlo es realmente sencilla: funciona como cualquier otro navegador en el que escribes el título o el nombre del autor que quieras leer y te arroja los resultados alojados en la base de datos. A continuación se muestran fragmentos de los libros para que el público pueda leer su contenido y convencerse sobre su descarga.



Por lo general, la descarga de los libros que ya son de dominio público (aquellos que pertenecen a autores fallecidos hace más de 75 años en los Estados Unidos y 100 en México) es gratuita. Google busca únicamente ayudar a los lectores a encontrar libros que tal vez se encuentren descatalogados desde hace muchos años, así como ayudar a las editoriales y autores que decidan poner en Google una parte de su acervo a la difusión del mismo.



Las editoriales adscritas a este programa tienen el poder de decidir si las obras que se encuentran en esta gran biblioteca se venden o se pueden descargar de manera gratuita. También hay bibliotecas reconocidas de grandes universidades que ya han puesto una parte de su catálogo en Google Books para su consulta gratuita. Esto es una muestra de que la lectura finalmente es algo ajeno al formato: ya sea en versión impresa o digital, el conocimiento siempre se abrirá paso para llegar a los ojos y la mente de aquellos que quieran saber más.



Editoriales como Blackwell, Cambridge University Press o University of Chicago Press, Pearson, Penguin, Perseus o Princeton University Press ya tienen planes de digitalizar su acervo completo y colocarlo en Google Books, dando así una muestra de que las bibliotecas mismas deben adaptarse a las tendencias que van tomando un lugar importante en la civilización.


Aquellos libros descatalogados a veces son los que con mayor facilidad se pueden descargar, caso contrario de las obras recientes por las que se cobra para obtenerlas. Todo es cuestión de que, como Borges, te pierdas en la inmensidad de esta Babel cibernética y descubras todo su contenido.



Google tiene claro su proyecto iniciado por sus fundadores Larry Page y Sergey Brin: digitalizar todos los libros del mundo, o la gran mayoría de ellos. Están haciendo aquello sobre lo que H. G. Wells escribió en 1937: crear un “Cerebro Mundial”, un compendio en cuyo seno se almacene el conocimiento total que se ha escrito a lo largo de la historia. Esta iniciativa ha asustado o embravecido a quienes defienden la integridad original del libro impreso.



El gran beneficiado con este tipo de iniciativas es el lector, quien tiene a su alcance una nueva manera de acceder al conocimiento que quizá de otra manera se le negaría. No importa de qué manera se presente la lectura, mientras las personas estén interesadas en sumergirse en un relato, consultar una biografía o empaparse con temas de historia da igual si es en formato digital o físico. En gustos se crean tendencias y mientras las personas deseen seguir leyendo, entonces el futuro del conocimiento está asegurado.


TAGS: Recomendaciones de libros Datos curiosos literatura
REFERENCIAS: Daily Trend

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Canciones de Mon Laferte para cuando ya no te ama Series en Internet mejores que las de Netflix Xoloitzcuintli: The Ancient Hairless Dogs That Guided The Dead Into The Underworld Las 9 cosas no sexuales que más les atraen a los hombres 4 razones por las que no puedes ir al baño que no son estreñimiento Los nuevos Pueblos Mágicos que debes conocer

  TE RECOMENDAMOS