Claves para leer a Kafka y no convertirte en un miserable

jueves, 18 de mayo de 2017 12:39

|Ana Carolina Cereda



Formar parte de una familia en la que la autoridad y dureza del padre excedían los límites fue el motor que generó la más fuerte e importante inspiración para crear sus obras. Las injusticias en el ámbito de lo social, como la desigualdad, influyeron en su ideología política y en su forma de percibir la realidad. A modo de canalización, al leer a Kafka , autor de La metamorfosis, El castillo y El proceso —obras instauradoras de un paradigma en la literatura moderna, en varios y diversos sentidos—, se puede dar fe de que escribió para apaciguar el dolor y la tristeza. Su vida y personalidad estaban talladas a fuerza de rechazos. En eso reflejaría perversiones, depresiones y otras cosas que suelen ignorarse sobre el escritor.

Hijo de padres judíos y el mayor de seis hermanos, Franz Kafka nació en Praga en 1883. Estudió química, historia del arte y filología alemana en la Universidad de Praga. Presionado por su padre, se inclinó finalmente por el derecho y se doctoró en Leyes. Comenzó a escribir a los 14 años. Fue escritor. Poseía una ideología fuertemente socialista. Era vegano, naturista y ateo. En los últimos años de su adolescencia fue miembro de la Freie Schule (Escuela Libre), una institución anticlerical. Abandonó la Tierra en Austria, 1924, víctima de una tuberculosis pulmonar. Consagrado después de su muerte, razones de peso filosófico no le permitieron culminar sus relatos, pero eso no desdibuja su figura, mucho menos el tamaño —simbólico— de su obra.


Franz Kafka


No se trata de entender cómo era el verdadero Kafka. Eso que se lo trague la historia y el misterio del tiempo ya transcurrido. Este artículo apunta hacia los elementos de su obra. Un nombre tan angular en la literatura universal debe sonar a juro en la mente de un lector en formación. Sin embargo, la complejidad de sus escritos y de su pensamiento contenido en ellos puede abrumar a cualquier desprevenido y afectarlo emocionalmente. Es por eso que a continuación se resumen las claves para empezar a leer a Kafka y no convertirte en un miserable.


¿Qué encontrarás en sus libros?


leer a kafka


Se trata de un artista simple, directo y austero. Sus libros son de rápida lectura. Se observará además cómo se filtran sus amarguras más profundas y sentimientos de desacuerdo a través del significado de sus historias. Los temas que desarrolla son el abuso físico y psicológico, junto con problemáticas sociales, para lo que principalmente emplea complejas metáforas.


¿Cuál es su género?


leer a kafka
Fotograma de El proceso, adaptación dirigida por Orson Welles de la obra de homónima de Kafka


Forma parte de la corriente filosófica del existencialismo y del movimiento artístico del expresionismo, al que influyó intensamente. Escribió novelas (La metamorfosis, 1915), relatos ("Un médico rural", "La Muralla China", "Un artista del hambre", 1919), epístolas (provenientes de la difícil relación que mantuvo con Felice Bauer) y escritos autobiográficos como su diario íntimo, en el que puede comprobarse el desamparo de su vida emocional. Sus primeros manuscritos fueron destruidos por él mismo y los que le siguieron se publicaron después de la Segunda Guerra Mundial (Preocupaciones de un padre de familia, entre otros) y la mayor parte de su obra vio la luz de forma póstuma. Antes de morir pidió a su mejor amigo, Max Bord, y a su última compañera, Dora Diamante, "destruir sus manuscritos”. El encargo no fue cumplido y Bord los publicó. Diamante los conservó y más tarde fueron confiscados por la Gestapo. Su obra va y viene entre confusiones y escondites. Aún se encuentra activa la búsqueda de aquellos textos desaparecidos.


Estilo e influencias


relatos de kafka maquina-h600
Jeremy Irons como Kafka en Kafka (Steven Soderbergh, 1991)


Leía ávidamente a Nietzsche y a Flaubert. Admiraba a Dickens. A lo largo de la Historia sus letras han influenciado a escritores como Borges, Camus, Sartre y Gabriel García Márquez. Se creó el adjetivo “kafkiano” para referirse a situaciones tristes, paradójicas, irresolutas e insólitas. Estudiosos de su estilo discuten cómo interpretarlo y destacan un gran contenido psicológico. Otros sucumben al conformismo de opiniones formadas y simplifican el asunto al considerarlo absurdo. Se centra principalmente en la descripción de las emociones de sus personajes y evita por completo las frías descripciones de la apariencia.


¿Cuál es su obra más relevante?


leer a kafka


La metamorfosis es su obra insignia, uno de los más grandes y reconocidos relatos del siglo XX. Publicada en 1915, relata el estado emocional de Gregorio Samsa y una realidad social discriminatoria por medio de una extraña y ocurrente metáfora: la transformación del personaje en cucaracha. Sin sobresaltos narrativos, es impactante respecto a su intensión, su extrema carga psicológica y los sentimientos de inferioridad que emanan del personaje. Muestra la decadencia del ser humano frente a la hostilidad del mundo que debe enfrentar y el tumultuoso clima interno de una persona a la que le cuesta la vida. Leerla es un antes y un después. Te abrirá nuevos caminos de interpretación.


Qué tener en cuenta para comenzar a leerlo


leer a kafka


Su estilo no se regodea ni da demasiadas vueltas. Sabe cómo mantener al lector expectante hasta las últimas hojas, donde el final puede aparecer o no. Aporta a la literatura su propia forma de interpretar la vida. Fundó una forma irónica y pesimista de interpretar la vida —y a nosotros mismos—, pero al mismo tiempo curiosa, imaginativa y heroica. Muestra que el desconsuelo y la soledad existen y sólo deben ser transformados.


Kafka no es angustiante, es asombroso y chocante. Tiene el talento de provocar en el lector una extrañeza imprevista, haciendo de la lectura una experiencia profundamente excepcional. Tampoco es un escritor del absurdo. Era un hombre que sufría y tuvo la osadía de expresarlo, con lo que logró eternizarse como una de las figuras más significativas de la literatura moderna.

***

El mundo de las letras está repleto de personajes que cambiaron el rumbo de la forma de leer y escribir. Algunas obras indescriptibles han hecho su parte para hacer más vasta la gama, como Farabeuf, de Salvador Elizondo, un extraño libro que indaga en lo que habita entre el amor y la muerte.

REFERENCIAS:
Ana Carolina Cereda

Ana Carolina Cereda


  COMENTARIOS