NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Instrucciones para escribir una carta erótica

1 de diciembre de 2017

Rodrigo Ayala Cárdenas

Escribir una carta puede ser uno de los actos más eróticos que le puedes dedicar al amor de tu vida y preparar un intenso encuentro sexual.

Me encomendaron en la editorial en la que trabajo preparar una especie de instructivo para que el lector pueda escribir una carta erótica dirigida a quien ella o él más desee en el mundo. Ante semejante encargo, de inmediato pensé en ti; el amor de mi vida. Una mujer con ojos de lirio, boca de agua y cuerpo de estrellas. A ti, quien una vez caíste rendida, mojada de la entrepierna ante aquellas palabras que te mandé a través de un mensajero. Las escribí en una hoja de papel marrón, la firmé con mi semen y aún la guardas en tu buró, al lado de la cama donde tantas veces hemos sudado y tenido orgasmos juntos.


Me dijiste que haber recibido esa carta había sido lo más erótico que te había sucedido en la vida: «La insoportable distancia que nos separaba pero al mismo tiempo la dicha de saberte tan próximo a mí me mojó todas las partes de mi cuerpo. Es lo más erótico y hermoso que jamás me han dado. Conforme la leía te sentía cada vez más adentro de mí, susurrándome cada una de las palabras que desfilaban ante mis ojos. Al final, todo fue una luz que explotó ante mi atónita mirada y caí rendida en la cama. Desperté hasta el siguiente día rogando verte».



Así pues, basándome en esa experiencia, me dispongo a decir a los lectores que tengan la oportunidad de recibir de este escrito la manera en que se le escribe una carta erótica al ser amado. En mi dichoso caso es una amada, una mujer, la más hermosa de todas, la que mejor se mueve en la cama y mejor besa en horas de sol. La que tiene las piernas y nalgas más firmes del mundo, la cintura más pronunciada y estrecha del Universo; esa misma a la que me agarro cuando me monta para forzarla a que se mueva más rápido o lento, según mis caprichos.


No soy ningún teórico de la literatura ni he consultado manual alguno para coger una pluma, remojarla en la tinta y escribir un texto que a ti, lector, te sirva para escribirle una carta llena de sucio romanticismo a la persona con la que quieres compartir una o más noches en una misma habitación. Mi instinto es el que me guía, así como mi lujuria me lleva al sexo de la mujer que amo, para decirte cómo conseguirlo. Seré breve, prometo no aburrirte, usaré palabras simples; lo sencillo suele ser mejor en contraparte a esas aburridas tesis filosóficas que pretenden desentrañar la verdad del mundo con metáforas y párrafos larguísimos.



I

Debes saber que no todas las personas merecen tus palabras. Piensa en verdad en la persona por la que estás dispuesto a invertir horas de tu tiempo, no sólo en tener sexo sino en dedicarle una carta entera, haciéndole ver que deseas tocarla, tenerla y ahogarla en un orgasmo.


-


II

Una vez que has elegido a esa persona, piensa en lo que quieres hacer con ella y dónde. Tal vez quieras darle un beso húmedo en la boca y de ahí bajar a su pecho y después conquistar sus profundidades más inexploradas. Hazle ver que tu urgencia por ella es grande y que por ello estás dispuesto a tener un encuentro a la mínima oportunidad, no importando si es en un lugar público. Dile lo urgente que es para ti sentir el calor de su cuerpo.



III

Mientras escribes todo ello, bebe una copa de vino e imagina que ése es el sabor de su labios, su sexo y su cuerpo entero. Relámete los labios con cada trago. Escribe con una vela encendida en la oscuridad. La oscuridad es la verdadera confidente de un alma enamorada como la tuya, que arde en desesperación por estar con el destinatario de la misiva.


-


IV

Hazle ver que ardes en honda desesperación por probar su miel y sus frutos prohibidos, pero no seas tan evidente. Esa persona se debe sentirse deseada pero no hostigada. Mientras menos puedas decir, el efecto de tu mensaje será más contundente.



V

Hazle ver cuáles son tus partes favoritas de su cuerpo y lo que desearías hacer con ellas. Sé lo más sucio y explícito posible sin que caigas en lo vulgar. Haz que ella o él se sientan deseados, no sólo como un ser que sólo servirá para saciar tus instintos. 


-


VI

Rocía tu carta con un poco de tu fragancia o perfume favorito para que la otra persona sienta tu cercanía. Eso despertará sus deseos de estar próximo a ti. Se hará una idea de tu cuerpo, tus ojos… Se hará una idea de cómo olerás cuando estén juntos en la cama.



VII

Di su nombre por lo menos tres veces a lo largo de tu mensaje y dile cuánto te gusta. Sabrá que le estás hablando a ella o él, sintiéndose una parte importante de tu mundo.


-


VIII

Una vez que hayas finalizado de hacer tu carta, bebe otra copa de vino mientras repasas tu mensaje. Mientras lo haces, desnúdate. Será una manera de ir visualizando tu encuentro con esa persona.



-


Escribir una carta puede ser uno de los actos más eróticos que le puedes dedicar al amor de tu vida, para preparar un intenso encuentro sexual. Aprovecha tus habilidades literarias para que, por medio del uso adecuado de las palabras, logres un efecto afrodisiaco en tu pareja. Una carta puede ser tan intensa como un poema erótico o una intensa novela donde el sexo sea el ingrediente principal. Aprovecha el poder erótico de las palabras para conquistar el corazón y la entrepierna de la mujer o el hombre que te fascina.

TAGS: Sexo Erotismo Relaciones de pareja
REFERENCIAS:

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

5 consejos que debes seguir para maquillarte según la forma de tus ojos Ilustraciones de Wanjin Gim sobre el placer del hombre Las 8 pinturas latinoamericanas más caras de la historia ¿Qué es un bot y cómo puede hacerte votar por el peor candidato? Fotografías de Justin Bieber y Selena Gomez que demuestran que el amor puede destruirte Lecciones de moda que debemos aprender de Ryan Reynolds

  TE RECOMENDAMOS