Epifanía: confesión de un poeta enamorado

Jueves, 8 de noviembre de 2018 11:40

|Gonzalo Pecero
como vive el amor un escritor

¿Cómo vive el amor un escritor? Descubre aquí como, bien o mal, afecta el estar enamorado a un poeta.

Dicen que William Shakespeare escribió “Romeo y Julieta” mientras se encontraba enamorado, que la idea principal era crear una comedia centrada alrededor del romance y terminó siendo la tragedia amorosa más grande jamás escrita. Y es que resulta verdaderamente complicado pensar que dicho estado emocional no llegué a influir de alguna manera el trabajo, especialmente el de alguien que se dedica a despertar sentimientos en los demás utilizando sus letras como medio.


como vive el amor un escritor 1


¿Esa influencia es para bien o para mal? Quizá nunca lo sabremos, y quizá nunca dos resultados serán el mismo; la felicidad extrema puede llenarte de inspiración y llevar a escribir el romance más bello, o en su defecto, podría adormecer los sentidos del escritor, alejándolo del lápiz y el papel para concentrarse en vivir el romance en lugar de escribirlo. 


El dolor puede hacer que plasmes sobre una hoja versos más tristes que los del mismo Pablo Neruda, o por otro lado podría dejarte tan roto que no podrías siquiera encontrar tus manos entre los escombros para empezar la reconstrucción. Podrían pasar tantas cosas en tu interior y al mismo tiempo no pasar nada en el exterior.


El amor podría durar tan sólo un instante o toda una eternidad; incluso, que ese instante se torne infinito y que la eternidad se vuelva efímera ...¡vaya paradoja! 


Voltaire decía que no existe país sobre la Tierra donde el amor no haya convertido a los amantes en poetas... pero ¿y si es al revés?  


  como vive el amor un escritor 2

 

Epifanía; manifestación de un poeta enamorado 

 

Y yo que me pensaba tan poeta, 

en tu belleza descubrí otra letra. 

La arranqué de tu boca y estaba inquieta 

por saltar de tu vida a mi libreta. 

  

Tus labios alineados con mis besos, 

tan pareados como lo están mis versos. 

Tu presencia me cala hasta los huesos 

y cuando me tocas... están ilesos. 

  

Bajo llave te encierro en mis cuartetos, 

soy amante de tus oscuros secretos. 

Elegía de los poemas incompletos; 

si tu voz le hace falta a mis sonetos.  

 

como vive el amor un escritor 3


Ya que estoy finalizando este poema, 

si tu ausencia me resulta un problema, 

tu cuerpo trazó en mi mente un esquema 

para hallar tu verdad en mi teorema. 


También puede interesarte:

Te escribo para atrapar tu recuerdo en el papel y olvidarte por completo

Cosas que aprendí cuando supe la diferencia entre amar y necesitar a alguien

¿Tú me extrañas o me estás olvidando? Por si acaso, hoy voy a olvidarte

REFERENCIAS:
Gonzalo Pecero

Gonzalo Pecero


  COMENTARIOS