Conoce las "Historias Colectivas"

Conoce las "Historias Colectivas"

Por: mediodigital -

El pasado miércoles 9 de octubre dejamos una frase del azar sobre nuestro muro en Facebook: “Tú y yo en medio de la duda”. Así comenzó la historia que ustedes continuaron con sus comentarios formados de la inspiración y la espontaneidad.

La frase marcaría el inicio de una nueva dinámica en Cultura Colectiva: Historias Colectivas. Frases sueltas o comentarios cortos que continúen la historia que nosotros comenzamos. Una frase sin aparente sentido que hile el primer verso con el de todos los demás. Se trata de dejarse llevar y atrapar el pensamiento que se cruza por la cabeza cuando se ha terminado de leer la frase inicial. Al final, todos construimos una historia colectiva del momento al candor de la palabra.

Pluma y papel

Cada miércoles, a las 17:00 horas, te invitamos a formar parte de Historias Colectivas. Comenzaremos nosotros con una frase en nuestro muro de Facebook y ustedes continuarán el relato con una línea que en ese momento construyan. Todas las historias las compartiremos en esta entrada semana a semana, para que puedan leer lo que cada uno comparte.

Este es el resultado de la primer Historia Colectiva:

9 octubre

Tú y yo en medio de la duda

repitiendo tu rostro en mi memoria
viendo la vida pasar
 recordando experiencias
con la lluvia de junio en los ojos y la tinta en el papel...
con los trozos de tu nombre gastado que no me dejas pronunciar.
En agonia mutua por la incertidumbre
en tus brazos me hiciste llorar
ante la idea de no dar un paso atrás.
Inmortalizo en poesía tu esencia
¿para qué quiero pies si tengo alas para volar?
aquella vida que alguna vez nos hizo vibrar
aferrándome con todas mis fuerzas a sueños extraordinarios...
Vive y deja vivir y eschucha y déjate escuchar
pero siempre terminando igual, tú y yo en medio de la duda.
pensar me hace sentir, y no quiero sentir, pero no puedo dejar de pensar... moriría
Al verme al espejo no pude descifrar mi pasado.
Educación inclusiva para un exclusivo.
La incertidumbre se mantiene constante y mató a la expectativa...
Sólo sueños utópicos que perpetúan en sonido irreales.
Pero cómo saberlo
Donde no hay poder más grande que las ganas de vivir
entonces ocurrió algo inesperado...
obligando al la razón a arrancar lo inarrancable del alma.
Regresé al mismo lugar a buscarte, sólo esperaba encontrarte y olvidé que te habías marchado...
Te visualicé en mi futuro, pero el futuro es incierto...
Igual algún día ese sentimiento regrese y cuando lo haga no volveré a dudar.
Así que sólo dime la verdad y te devuelvo la promesa que me hiciste,
¿pero podré levantarme y continuar?
Un instante de lucidez me hace abandonar mi orgullo. Me levanto para ir en busca de tus labios,
un día donde el brillo será el silencio pasado en sueños, aquellos que nos harán saciar nuestro corazón
Esa duda que nos mata y a la cual nos aferramos.
Fui a buscar un papel y tinta para empezarte a contar como es que surgió todo esto.
Sublime es cuando nos comunicamos sin hablarnos, y no es normal que poco nos veamos...
Viviendo día a día, preguntándonos en que se convirtió nuestro amor...
Te extraño, gritaba el eco del viento en mi cabeza; te extraño repetía para sí y cristales salados se escurrían en mi rostro.
Y al ver sus manos aparentes de un blanco lunar, me dí cuenta de que sólo podría masturbar ángeles..
Ya responde, ¿te quedas a mi lado o te vas?
Comenzamos a caminar tomados de las manos...
Tu camino y el mío se juntaron para hacerse uno solo y retomó un rumbo distinto,
 sólo espero que llegue el día, sólo eso y ya.
Pensando que las tonterías son importantes,
le dejaré mi suerte al destino para que cambie mi camino.
Y después de tanto pensar, la vida sin ti no tiene sentido.
No sabía a dónde caminar, si quedarme sería lo mejor,
decidí apostar por los sentidos antes que a la razón
y entonces decidí dejar de llorar para irte a buscar.
El sonido nos alcanzó para comprar ese momento.
Sin nada a que agarrarnos, sostenidos por las miradas...
Y al mismo tiempo convirtiéndonos en el peor enemigo...
Sólo un latido podía oirse en ese silencio unido en nuestro caminar ... Juntos, siempre juntos.
Sin saber cómo actuar y qué decir,
¿será acaso que he tenido un sueño lúcido?
O una pesadilla causada por la desesperación.
Alzaba la mirada para encontrarte y el vacío de mí asfixiaba tu ser.
No podía dejar que todo terminara con tal facilidad. Recordar tu ser me hacia suspirar.
Para mirarnos fijamente y ahogarme en tu mirada ... Tú en la mía.
Pero después de tanto tiempo estamos aquí, frente a frente, disfrutando de cada día, cada noche...
Me aferró a tu recuerdo y me repito al mismo tiempo: ¿cómo me recordaras?, ¿Orgullo o desamor?
Sólo el drama de un triste recuerdo qe me hacía llorar e imaginar que cuando regresaras todo sería diferente e inevitablemente te irías de nuevo.
 Nosotros somos imposibles, no nuestros labios; entonces, si nos besamos por ser honestos con nosotros mismos, ¿Estaríamos cometiendo un error? [...]

*Nota: los nombres de los autores se omitieron para efectos de la narrativa. La dinámica completa puedes verla aquí.

Referencias: