Corazón delator y 5 cuentos para sentir que reventarán tus entrañas
Letras

Corazón delator y 5 cuentos para sentir que reventarán tus entrañas

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

12 de abril, 2016

Letras Corazón delator y 5 cuentos para sentir que reventarán tus entrañas
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

12 de abril, 2016



El cuento es más difícil y más disciplinado que la prosa, en una novela, el autor puede ser más descuidado y dejar basura y lo superfluo, que puede ser desechado. Pero en un cuento, casi todas las palabras deben estar en el sitio exacto.
W. Faulkner


La creación literaria puede ser un acto de automatismo puro que desafíe las leyes de la gramática y la retórica, o bien, conformarse con seguir unas reglas y seguir un estilo determinado por los estándares de la época. Sin embargo, la esencia de cualquier relato está en el poderío de la narrativa que a través de la ocupación exacta de ciertas palabras conjugadas con los adjetivos correctos, es capaz de generar una atmósfera que haga eco en la mente del lector, una descripción sagaz y convincente que retrate, tal como lo haría una fotografía, un sitio determinado. Aún más: hace posible ponerse en la piel de los personajes, hacerse uno con su sentir, comprender su indignación, palpar su dolor o compartir su felicidad; captar el entorno, registrar los olores, el clima y cada acción que se describe detalladamente y se reproduce al instante en la imaginación del que lee. 

Los siguientes cuentos cortos tienen esta distinción, una poderosa descriptiva que te hará ahondar en emociones desagradables que revelan enfermedad, sangre, situaciones envueltas en misterio, drama y suspenso:


-
Corazón delator - Edgar Allan Poe


cuentos sangientos Poe

Corazón delator narra en primera persona la historia de un hombre nervioso, muy nervioso, que detestaba al viejo con el que vivía por su ojo de buitre, un ojo azul velado que lo incomodaba tanto que decidió hacer algo al respecto y ponerle fin a esa mirada. Cuento corto rodeado de misterio escrito por Edgar Allan Poe, que es rico en detalles y da para un sinnúmero de interpretaciones y alegorías.


-
La meningitis y su sombra - Horacio Quiroga

cuentos sangrientos la meningitis
Magistral relato que recoge en palabras de Durán, el protagonista, la extraña situación por la que pasa cuando dos conocidos suyos le llaman repentinamente para un tema importante, de vida o muerte. Él acude y descubre que la hermana de su amigo, María Elvira, se encuentra gravemente enferma y entre la fiebre y el delirio, no hace mas que pronunciar el nombre de Durán, a quien apenas ha visto un par de veces. Es imposible no identificarse con los sentimientos de Durán y dejarse llevar por la incertidumbre que arde en el corazón con un deseo febril, por la pasión que se desborda hasta el delirio y que mezcla el amor con la locura y mientras marca simultáneamente una delgada línea entre lucidez e inconsciencia, entre lo ideal y lo trascendente. Historia personal, ágil, desenfadada y con un gran genio, cubierta con un velo de misterio que se agudiza hasta un inesperado final. Obligado para los amantes del cuento corto.


-
El rastro de tu sangre en la nieve - Gabriel García Márquez

cuentos sangrientos garcia marquez
La historia de dos amantes burgueses que decidieron casarse fugazmente no tiene límite en la descripción de cada detalle de García Márquez. A pesar de no ser la unión perfecta, Billy Sánchez y Nena Daconte avanzaban por la frontera entre España y Francia con destino a París, cuando el pinchazo que ella se había hecho en el anular horas antes con una rosa, regalo del embajador y su esposa, grandes amigos de sus potentadas familias, empezó a tomar tintes dramáticos. 


-
La gallina degollada - Horacio Quiroga

cuentos sangrientos gallina

Cuento corto de Horacio Quiroga en el que el escritor relata la formación de la familia Mazzini-Ferraz, el dolor que causaba a los padres tener un hijo tras otro con daño cerebral causado por meningitis, de la cual todos enfermaron, desde el primogénito hasta el siguiente intento y posteriormente unos mellizos. El matrimonio se sentía desgraciado, descuidó a sus cuatro hijos y ellos se lo pasaban en un banco en el patio, sin hacer mucho más que eso. Tres años más tarde decidieron tener a una niña. Vivían cada día con el miedo de que otra vez la inmunda enfermedad apareciera en su vida, pero con la niña, Berta, no fue así. Ocurrió algo peor.


-
Conejos Blancos - Leonora Carrington

cuentos sangrientos carrington
La multifacética artista crea un ambiente tétrico a partir de un giro inesperado en la trama de este relato breve. El olor a putrefacción de la carne mientras recibe los rayos del sol, el fuerte calor de verano reflejado sobre los muros rojizos de Nueva York; es la atmósfera detallada en la que se desarrolla la historia, que se vuelve casi palpable de la pluma de Carrington. 


-
Los asesinos - Ernest Hemingway

cuentos sangrientos Hemingway
El escritor estadounidense da una muestra de brillantez en este cuento corto que toma lugar en un restaurante, posiblemente en Chicago, en una época histórica desconocida. A pesar del uso de un lenguaje sencillo y directo, que abrevia los adjetivos, Hemingway es capaz de trazar una historia que tiene en común la sorpresa continua. Las tres personas que atienden el lugar ven entrar a dos mercenarios, quienes después de comer y bajo un constante halo de suspenso mantienen un plan secreto, que al final es confesado a los meseros y al cocinero del lugar. Todo transcurre de manera rápida y el hecho va dejando un sinfín de interrogantes a su paso, desde el actuar de los perpetradores hasta la razón que los lleva a cometer tal crimen.


Las obras que encuentran similitud con este tipo de relatos son narrativas en estado puro capaces de crear un mundo y a través de las palabras adquieren otra dimensión, trascendiendo del plano escrito y quedándose grabadas en la mente del lector, quien una y otra vez pondrá en marcha su capacidad retentiva y se apropiará de los espacios libres de interpretación para reproducir en su mente aquellos instantes que más le cautivaron. 


***
Te puede interesar:

25 cuentos latinoamericanos que puedes leer en línea

10 cuentos cortos para despertar tus fantasías











Referencias: