Golpes, violaciones y más atrocidades de los grandes escritores

viernes, 5 de mayo de 2017 15:50

|Daniel Morales Olea




Una mujer fue encontrada asesinada en la universidad más importante de México poco después de que se notificara que la seguridad sería reforzada en la zona. Una mujer fue encontrada asesinada y después se exhibió que bebía, que vivía con su novio, que no había terminado la escuela. Una mujer fue encontrada asesinada y claro, la culpa la tuvo que cargar ella por ser mujer. La sangre de Lesvy Berlin corre por la impunidad y por uno de los más grandes problemas de la humanidad: el machismo. 

Es una sinrazón creer que hombres y mujeres ya viven en igualdad y equidad. El hashtag #SiMeMatan es la prueba de que miles de mujeres temen por su seguridad y no sólo al salir en las noches, al beber con sus amigos o al hacer algo que la sociedad considera inmoral; las mujeres tienen miedo de salir a cualquier hora, a ser acosadas, violadas y asesinadas. Muchos quieren dejar el problema de lado, pues juran que no todos los hombres son así, pero el machismo se encuentra en casi todos los ámbitos. 

aritstas contra machismo anamendieta-r61

Políticos, empresarios, gente común y corriente, pero también artistas consagrados. Figuras enaltecidas que viven en el imaginario como genios que tras vidas miserables se alzaron de la vacuidad y fugacidad de una persona promedio y se inscribieron en los libros de historia para estar con las siguientes generaciones. Mortales, personas comunes que si bien respondieron a acciones de la época, pueden ser ejemplo de cómo es que hoy las mujeres continúan temiendo por su vida al ver a dos hombres caminar cerca de ellas en una calle a altas horas de la noche. 

micromachismo sombras

Poco antes de hacer este artículo pensaba apelar al recurso de que la obra habla por el artista, que hay que dejar atrás su vida personal y concentrarnos en lo que crearon, clásicos inmortales que nos enseñan de los temas más importantes de la humanidad, pero, ¿es justo eso? ¿Podemos ver a nuestros ídolos de la misma forma después de saber cómo eran en realidad? Claro, tal vez ellos nunca se justificaron ni pidieron ser inmortalizados como santos, pero la fragilidad de un héroe pende de su historia y a veces es mejor conocerla para abrir los ojos a una realidad infernal. 

Charles Bukowski (1920-1994) 
 

«"Mujeres" parece una historia sobre sexo y borracheras, cuando en realidad es un poema sobre el amor y el dolor», reza la contraportada de uno de los más importantes libros de quien es llamado el último poeta maldito. Con una vida trágica, por lo menos hasta sus 50 años, Bukowski fue víctima de su entorno y aunque no se justifica y él mismo habla de las atrocidades que cometió con ciertas mujeres (desde el lenguaje, la denigración y la violencia), hay un video en el que se puede ver cómo golpea a Linda, la mujer con la que pasó sus últimos años.



Linda después declaró que eso era lo que pasaba cuando Bukowski tomaba varias botellas de vino y que fue la única vez que la agredió, pero una cosa es leer acerca del Bukowski borracho que odia a la humanidad y otra es descubrir hasta donde podían llegar esas palabras en el propio autor. 
-

Pablo Neruda (1904 - 1973) 

Pablo Neruda

En "Confieso que he vivido", Neruda habla de una mujer que limpiaba la bacinica que él usaba cuando fue diplomático en Sri Lanka. Siempre que iba al baño, era en un agujero en el suelo, pero al día siguiente el lugar estaba limpio por lo que al descubrir que era una bella mujer la que se encargaba de tal tarea, se obsesionó con ella (antes de eso narra que nunca había conocido tal soledad) hasta que sucedió lo siguiente: 

«...decidido a todo, la tomé fuertemente de la muñeca y la miré a la cara. No había idioma alguno en que pudiera hablarle. Se dejó conducir por mí sin una sonrisa y pronto estuvo desnuda sobre mi cama. Su delgadísima cintura, sus plenas caderas, las desbordantes copas de sus senos, la hacían igual a las milenarias esculturas del sur de la India. El encuentro fue el de un hombre con una estatua. Permaneció todo el tiempo con sus ojos abiertos, impasible. Hacía bien en despreciarme. No se repitió la experiencia».
-

Ted Hughes (1930 -1998) 

ted hughes y sylvia plath

Uno de los más importantes escritores y poetas del siglo XX lleva años en la discordia. Unos lo aman y no pueden creer que el escritor de "El gigante de hierro" y otras historias que marcaron su vida sea una mala persona, mientras que otros culpan al escritor de ser el responsable de callar a una voz que fácilmente pudo haberlo sobrepasado: Sylvia Plath.

Morir
es un arte, como todo.
Yo lo hago excepcionalmente bien
Tan bien, que parece un infierno.
Tan bien, que parece de veras.
Supongo que cabría hablar de vocación.

Parte del poemario "Ariel" que se publicó póstumo a la muerte de Sylvia Plath. La obra desató polémica por años gracias a esa disputa acerca de si Hughes fue un factor determinante en el suicidio de la poeta, pero unas cartas recientemente descubiertas, en las que Plath escribía a su terapeuta, finalmente revelan abuso físico y verbal de Hughes a Plath. 
-

Se continúa justificando a los escritores y claro, su obra puede ser genial y el arte muchas veces se juzga por lo que es y no por quién lo hizo, pero hay que tomar en cuenta muchos factores para entender una obra y la vida del autor es una de ellas. Fueron tiempos diferentes, pero también en esa época eran acciones reprobables que siguen ocurriendo en distintas latitudes y que permiten crímenes como el recientemente ocurrido. Desde filósofos hasta cineastas, el arte está manchado de machismo que se debe erradicar de una vez por todas.



TAGS: Feminismo
REFERENCIAS:
Daniel Morales Olea

Daniel Morales Olea


  COMENTARIOS