PUBLICIDAD

LETRAS

Cuentos enigmáticos de Leonora Carrington que debes leer

La artista surrealista es una de las escritoras más importantes de esta corriente.

Leonora Carrington fue una de las pintoras y escritoras más importantes de la corriente del surrealismo. La británica murió el 25 de mayo de 2011 en la Ciudad de México, lugar al que llegó en 1942 para exiliarse de la persecución nazi que sufrió junto a una de sus parejas, el pintor alemán Max Ernst.

La artista fue una de las precursoras del feminismo en el país y jamás quiso ser la musa de nadie, por lo que se abrió camino en un círculo intelectual dominado por hombres, en el cual sobresalió como una importante pintora, así como narradora, una parte no tan conocida que merece ser difundida.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Leonora tenía una narrativa influenciada por las artes oscuras que tanto le llamaban la atención, así como por el tarot. Por esa razón y con motivo de su aniversario luctuoso, te dejamos algunos cuentos que debes leer para indagar más en su obra.

Las Vacaciones del esqueleto

“El esqueleto era feliz como un loco al que le quitan la camisa de fuerza. Se sentía liberado, al poder caminar sin carne. Ya no le picaban los mosquitos. No tenía que ir a cortarse el pelo. No pasaba hambre, ni sed, ni frío ni calor. Se hallaba muy lejos del lagarto del amor”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Así empieza este cuento que relata el día a día de un esqueleto y está dentro del libro “Historias de ensueño: Leonora Carrington para niños”.

Las Hermanas

“Drusille, pronto estaré contigo. Mi amor ya lo está; sus alas son más veloces que mi cuerpo. Cuando me encuentro lejos de ti, no soy más que un pájaro disecado; porque tú eres guardiana de mis órganos vitales, de mi corazón y mis pensamientos. Drusille, abrazo el viento del sur porque sopla hacia ti. Drusille, ¡vida mía! Tu voz es más conmovedora que el trueno; tus ojos, más arrolladores que el relámpago”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Este relato también forma parte del libro ya mencionado, que si bien está dedicado a los niños, las historias de Leonora resultan inquietantes para personas de cualquier edad.

El camello de arena

“Dos niños, A y B, vivían en el bosque con su anciana abuela. La abuela siempre se vestía de negro, como un paraguas, y tenía una cabecita roja y redonda, como una manzana. Su jabón y su piyama también eran negros, su color favorito. A y B fueron a jugar al bosque con arena blanca. Hicieron un camello. Cuando terminaron, tenía una apariencia muy animada. A y B dijeron”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Este cuento lo puedes encontrar en línea y forma parte del libro “Cuentos completos de Leonora Carrington”, editado por el Fondo de Cultura Económica.

Jemima y el Lobo

“La institutriz se sentó en una silla de alto respaldo, bordado con motivos de gacelas y aves.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

—Lleva usted tres años a mi servicio. Es usted una mujer educada e inteligente, honesta y en control de sus emociones. No crea que esas cualidades han escapado a mi atención. Por el contrario, soy muy observadora, aunque nunca interfiera con su trabajo —dijo, dirigiéndole una fría mirada”.

Al igual que El Camello de Arena, el cuento completo puedes leerlo en la compilación que hizo de la obra literaria de la artista.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO






Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD