PUBLICIDAD

LETRAS

Cuentos de la SEP que nos remiten a nuestra infancia y nos llenan de recuerdos

Los cuentos de la SEP siempre estarán en nuestro corazón.

Nada como haber asistido a la escuela en los 90′s y principios de los 2000, ya que los libros de la SEP eran una demostración de lo que un buen ilustrador puede hacer acompañado de una gran historia, sencilla pero trascendental para los niños.

La SEP ofrecía de manera gratuita a los niños de primaria, diferentes libros conforme a los grados a los que pertenecieran, ente ellos, para la asignatura de Español, existían libros de lectura ilustrados.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Aquel es no de los libros más recordados por esa generación, con un fondo amarillo y un perro blanco, este perrito volvió en 2021 cuando la SEP realizó una convocatoria para la ilustración de las nuevas versiones de estos libros, en la que los internautas recrearon esta portada en forma de burla por la recompensa que ofrecían dentro de la convocatoria.

Cuentos de la SEP que siempre llevamos en el corazón

Paco el Chato

Paco era un niño que se mudó a la casa de su abuelita en la ciudad para poder estudiar la primaria, la desventaja es que cuando Paco intentó regresar a casa de su abuela, olvidó cómo hacerlo; estuvo horas perdido hasta que un policía se acercó a él para ayudarlo y fue así como llegó a casa de su abuela.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Este cuento nos ayudó a saber la importancia de conocer nuestra dirección y conocer nuestro nombre completo, lo cual, para ser uno de los cuentos en el libro de primero de primaria, era totalmente dirigido a niños de 6 años, influenciándolos a que pusieran atención en el camino a su casa, memorizar su dirección y saber su nombre completo.

La viejita y los quesos

Matilde era una señora quien tenía una sola cabra, aún así, esta cabra daba más leche que todas las cabras que tenía su vecino Julián; este vecino un día decide robar la cabra de Matilde y reemplazarla por una de él, para poder tener toda la leche que esta cabra producía, y aún cuando Matilde sabía perfectamente que esa no era su cabra, seguía produciendo tanta leche como la otra. Fue así como Julián se dio cuenta que no importa qué cabra sea la que se tenga en casa, sino el cómo se les trata.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El leve Pedro

Este cuento se encontrada en el libro se sexto grado, el cual narraba la historia de Pedro, quien sufría una muy grave enfermedad que él creía incurable, pero con el tiempo, él se creyó curado; sin embrago, un día Pedro empezó a flotar, a lo cual él y su esposa encontraban soluciones, pero día a día, flotaba aún más, hasta que un día voló sin que algo lo pudiera detener.

Pita descubre una palabra nueva

Palitroche… ¿Palitroche? ¿qué será eso?, pues la misma pregunta tenía Pita cuando descubrió esta nueva palabra, buscó a diferentes adultos, entre ellos un panadero, un ferretero y un médico que le explicaran el significado de esta palabra tan curiosa, pero no fue hasta que tuvo frente a ella a un palitroche, que entendió lo que significaba… Un misterio similar al de un Bagadá.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El viaje

¿Quién no ha querido poder quitarse los pies por unos nuevos para poder seguir caminando? Pues este ratoncito azul nos mostró el valor de la perseverancia al querer llegar a casa de su madre para verla. En el comienzo de recorrido, este ratón tomó su coche, sin embargo, este se averió.

Se acercó a un vendedor de patines y luego de un rato estos perdieron sus llantas, así que se acercó a un vendedor de botitas, las cuales se rompieron, y esto mismo sucedió con unos tenis que también compró; fue entonces cuando encontró a un vendedor de pies, entonces se puso un par nuevo de pies rosas, hasta que por fin pudo llegar a casa de su madre, feliz.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Estos cuentos nos brindaron muchas enseñanzas que seguramente todos aplicamos de manera inconsciente en nuestras vidas, además de saber que son cuentos que llevamos con nostalgia en nuestro corazón.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD