Wilde y Paganini: dos artistas que vendieron su alma al diablo

Lunes, 15 de octubre de 2018 17:40

|Eduar Said Beltrán
cuentos sobre artistas que hicieron un pacto con el diablo

A muchos se les ha acusado de ello, pero nadie puede estar seguro, lee este par de cuentos sobre artistas que hicieron un pacto con el diablo y forma tu propia opinión

El encuentro


No se sabe si fue en un delirio o en una borrachera, pero dicen las mal habidas lenguas que Mefistófeles lo visitó un sábado de carnaval, en el sacramento omnipotente de las fiestas de Alejandría. El encuentro se produjo en una taberna, donde se fraguan las revoluciones y se incuban las conspiraciones, y se presentó el impresentable. Dicen los que albergaron ese evento que el susodicho desprendía elixires de jazmines y que portaba las más hermosas joyas de Jade, que le reveló los mapas celestiales que se esconden en los naufragios del tiempo y que sus manos maestras le dibujaron los astros infinitos del firmamento y las voluntades divinas que controlan a los hombres. 


cuentos sobre artistas que hicieron un pacto con el diablo 1


Desde entonces tenía la misma pesadilla todas las noches: una figura retratada en un cuadro. ¿Acaso aquella efímera aparición era un presagio?, ¿Realidad, ficción o locura? Esa pesadilla que tanto lo enfermaba y ese particular ingenio punzante lo llevaron a escribir el retrato de Dorian Gray, un adagio al excesivo narcisismo y a la desorbitante soberbia humana plasmada sobre el lienzo. Publicada el 20 de junio de 1890, la novela se convirtió en escándalo y el escarmiento público no se hizo esperar: las campañas de difamación empezaban, tal vez Fausto también fue cómplice de contrarrestar las hipocresías de sus contemporáneos. 


Ante el estrado convaleció, fue juzgado y sentenciado, por marica, por raro, por hedonista. En sus últimos días se le vio en el Teatro del Odeón en París, donde Mefistófeles le insinúo su última bienvenida: a esta función sólo entra un sólo espectador.



cuentos sobre artistas que hicieron un pacto con el diablo 2



El violín del Diablo


Llegó sin anunciarse, en uno de los tantos sueños recurrentes que tenía en las noches infames del desasosiego. Comenta Teresa Bocciardo que se le apareció un ser escalofriante, de aspecto marchito y cadavérico, con manos largas y mirada profunda; y en ese sueño le reveló que su hijo, prodigioso sería en las destrezas artes del violín. 


¿Alucinación? ¿Engaño? ¿Coincidencia? ¿Casualidad? No se sabe; pero cada vez que aquella estampa aparecía sobre el escenario, el público quedaba en trance, ilustran que sus notas marciales contagiaban a cualquier escéptico y los hacía acreedores de sus sonatas.


cuentos sobre artistas que hicieron un pacto con el diablo 3


Aquella genialidad, de virtuosa complejidad y exquisita técnica, era Niccolò Paganini, todo aquel que lo oía tocar, se rendía ante su presencia, jamás cayó en la tentación de los aplausos transitorios.


Y dicen — los que saben — que sus manos estaban guiadas por el Diablo, las de la Santa Inquisición por el mandamás. ¿Tal vez sería el mismo demonio?...


Descubre también las maldiciones del mundo de la música y la Cueva del Diablo, el lugar maldito en Iztapalapa al que nadie se atreve a entrar

Eduar Said Beltrán

Eduar Said Beltrán


  COMENTARIOS