Me dijiste que tenías el corazón atado al tobillo

Me dijiste que tenías el corazón atado al tobillo

Berta García Faet nació en Valencia, España, en 1988. Es licenciada en Ciencias Políticas y Humanidades y también estudió Economía, aunque no culminó. Es autora de, entre otros, los poemarios La edad de merecer (La Bella Varsovia, 2015), Night club para alumnas aplicadas (Vitruvio, 2009) y Fresa y herida (Diputación de León, 2011). Actualmente estudia un doctorado en Hispanic Studies, en Brown University. También investiga asuntos misteriosos de poesía española y latinoamericana.



Daño N 18

Creer que estás embarazada

Querer sexo (querer que quieran sexo

contigo) pero pasar el viernes sola

Ponerte en el pellejo de la hermana de Celan

que nunca apareció

Ver llorar a un anciano

que ha visto un reportaje en la televisión pública

sobre el abandono de ancianos; su triste párpado

de repente

chasquea



Ir al ginecólogo y decir

creo que estoy embarazada

Desmayarte de nervios y dolor; el doctor te hipnotiza

con su insulto feroz “no sé por qué, querida,

te duele tanto este dilatador: es

para vírgenes”

Decirle a tu madre

he ido al ginecólogo

porque creía que estaba embarazada

Ah, ¿ya mantenéis relaciones sexuales completas?

Y sin precauciones, estoy decepcionada

Ver que tu madre está decepcionada tu

madre está

decepcionada

Ponerte en el pellejo de Celan

que jamás encontró a su hermana

imaginaria

Ponerte en el pellejo de Giséle porque

Celan intentó estrangularla porque

jamás encontró a su hermana

imaginaria



Querer gustarle pero él te dice

si quieres vamos a mi cuarto o a tu cuarto

Lleváis apenas 10 minutos

con los besos no te fías

de él

Querer sexo pero no fiarse

Ah, ¿Pero querías algo auténtico?

Y sin precauciones, estoy decepcionada

Me dijiste que tenías el corazón atado

al tobillo

Lo siento lo solté un momento me dormí

y se me escapó

Es un desobediente

Muy mal muy mal pídele perdón al chico

Perdón

chico

*

Las imágenes que acompañan al texto son propiedad de Stalo Panayidou.

***

Si quieres aprender a darle el mejor placer a tu pareja, entonces estos son los consejos de erotismo que debes saber del Marqués de Sade y otros escritores.


Referencias: