Letras

De la pintura a las letras: Salvador Elizondo

Letras De la pintura a las letras: Salvador Elizondo

Soy, quizá, la última imagen en la mente de un moribundo.

Soy la materialización de algo que está a punto de desvanecerse;

un recuerdo a punto de ser olvidado...

 

Salvador Elizondo fue ganador de premios como el Xavier Villaurrutia y el Nacional de letras. Integrante de la Academia Mexicana de la Lengua y de El Colegio Nacional, autor de la colección de cuentos Narda o el verano, Zoé y otras mentiras (1968) y Camera lucida (1983). Sus poemas habitan en las hojas del Museo poético (1974) y llenó desiertos blancos con una narrativa que reflejaba sus conocimientos en arte y cine llenándola de imágenes en la novela Farabeuf, así como en la Crónica de un instante (1965). En El hipogeo secreto (1967) profundiza la reflexión sobre el lenguaje, tema fundamental de sus ensayos, Cuaderno de escritura (1969) y El grafógrafo (1970).

 

 

Elizondo nació el 19 de diciembre de 1932 y cursó estudios de artes plásticas y literatura inglesa en diferentes instituciones del país y del extranjero: La Escuela Nacional de Artes Plásticas, en México; la Universidad de Ottawa; la Universidad Italiana para Extranjeros, en Perugia; la Universidad de la Sorbona; la Universidad de Cambridge, en Inglaterra; y la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

 

Su narrativa, llena de frases ingeniosas y situaciones imaginables pero innombrables, hacen de su trabajo un círculo envolvente entre pintura, literatura y el séptimo arte. La pasión por las letras la descubrió en 1952 cuando llega a París decidido a ser pintor pero, atraído por las letras, encuentra se verdadera vocación.

 

A 80 años de su nacimiento, en Cultura Colectiva recordamos al autor mexicano que nos despierta con un golpe de palabras, que nos cuestiona línea tras línea, nos roba suspiros y nos hace creer que tras cada acción, situación y pensamiento, se esconde una gran historia.


Referencias: