Letras

Dedicarte poesía

Letras Dedicarte poesía

Dedicarte poesía

¿Dedicarte poesía? ¿Cómo está eso de dedicarme a escribirte?

No me lees, no me leerás, no me escribirás de vuelta.

No vienes, ni llamas, y ¿por qué espero tu llamada?

porque quiero verte de lejos y decir, ella, ella sí es, te lo aseguro, se pintó el cabello y

se cambio de gafas, o quizá ya no usa, como aquella, sí, mira, tacones altos

o los bajitos de esa otra, blusa nueva, collar nuevo, anillo nuevo.

Y me encuentro escribiéndote, ¿a quién? no sé bien.

Con el paso de los días tu cara se borra pero tu esencia se dobla y caigo en el cliché:

llorarle a la luna, seguir parejas, retar borrachos.

dedicarte poesia

Eso de dedicarte poesías debería ser un crimen

penado por la Constitución, por el nuevo reglamento de tránsito,

salir en los periódicos, en internet, en la junta de vecinos, en la toma de protesta,

en los Honores a la Bandera;

deberían poner advertencias afuera de los bancos: Se busca por 

escribirle poesías, por necio y por olvidadizo.

Deberían colocar espectaculares con la imagen, con la advertencia; mantas

colgadas de los puentes peatonales prometiendo linchamientos comunales

si te vuelvo a dirigir una sola letra.

Deberían decirte que me leas.

Eso de dedicarte poemas… ¿qué es esto, el salón de la secundaria?, ¿el patio de recreo?

¿Te jalo las trenzas y te tropiezo con el columpio?

Eso de dedicarte poesías debería ser pecado, debería  regresar la Santa Inquisición

y quemarme vivo, con las brujas y los chamanes.

Deberían  escribir un nuevo Nuevo testamento

y establecer el versículo donde se cuentan las plagas que caerán sobre las tribus

si te vuelvo a dedicar una sola línea.


dedicarte poesia

Eso de escribirte poesía debería ser lo único en que pienso,

lo único que hago, que como, que bebo, dejar que tus caricias vuelvan,

recorran los viejos caminos y encuentren nuevas ciudades.

Dejar que tus ojos calmen la sed de mis delirios, de mis ganas de hacer poesía.

Que tus labios llenen de color mi pecho, mi frente, mis manos,

que tu risa vuelva, me vuelva más loco y me cure.

Que tu voz me acompañe,
 
te duermas a mi lado mientras te escribo poesía y me sienta lleno de vida,

sin mover el cuerpo y tronar los dedos sobre el teclado, sobre la hoja, sobre tu espalda, sobre tu cuello, sobre tu sombra

Eso de escribirte poesía debería ser lo único para lo que vivo, deberían construir catedrales

gigantescas dedicadas sólo a sermonear los versos que los poetas del mundo

te han escrito, sólo a ti

Fundar ciudades enteras en donde tu imagen sea adorada por pueblos enteros

por los que van, por los que llegan.

Deberían crear un país exclusivo para ti, para que tus brazos sean las playas, para que tus ojos

sean el cielo, para que tu vientre sea el mar que se navega, para que tu respiración

sea el calor que hace crecer las plantas

dedicarte poesia

Eso de escribirte poesía, es una farsa, no es poesía y no es para ti

es un intento de inspiración, en una noche de desvelo.


Referencias: