Del Club de la Pelea a profesor: Consejos de escritura de Chuck Palahniuk
Letras

Del Club de la Pelea a profesor: Consejos de escritura de Chuck Palahniuk

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

13 de febrero, 2016

Letras Del Club de la Pelea a profesor: Consejos de escritura de Chuck Palahniuk
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

13 de febrero, 2016


Sangre, semen, lágrimas, sudor, tierra, vómito, inocencia perdida, traumas eternos, groserías y sexo; todas son palabras que pueden circular alrededor de la literatura de Chuck Palahniuk. El escritor estadounidense saltó a la fama con el libro “Fight Club” y desde entonces se ha convertido en una celebridad con más de diez novelas publicadas. Palahniuk se obliga a escribir ante toda adversidad para nunca sufrir del bloqueo al que muchos escritores se enfrentan; esto lo logró gracias a una serie de pasos y ahora los ha transformado en consejos.

chuck palahniuk

Uno de los escritores más respetados en Internet (su sitio tiene más de 25 mil visitas diarias) ha implementado cursos y lecciones para todos los escritores y aspirantes del arte literario. A continuación te presentamos 13 de sus más sabios consejos. A lo largo de su vida ha aprendido que no hay un receta correcta, simplemente intuición y arduo trabajo. un hombre que vive de las letras, cosa que no todos logran, por lo que sus consejos, por más extraños que sean, seguramente tienen un significado mucho más grande del que creemos.

  1. El método del cronómetro sirve cuando no sabes o no quieres escribir. Pon la marca en una hora y siéntate a escribir hasta que haga ruido. En una hora estarás libre, pero a él siempre le funcionó, porque cuando el cronómetro sonaba, ya estaba tan enfrascado en su historia que simplemente seguía y seguía por horas. Recuerda tomar pausas y hacer otras cosas para que las ideas fluyan de mejor manera y no te atores con la presión.

2. No sobreestimes a tu audiencia. Experimenta con la literatura, pues es un arte y no una ciencia exacta. Diviértete y decide que las reglas pueden cambiar todo el tiempo. La narrativa no tiene que ser lineal, eso ya no lo vemos en el cine y mucho menos en la literatura.

3. Repasa la importancia de la escena antes de escribirla. Debes conocer qué quieres decir antes de realmente escribirlo. Aprende a distinguir entre una escena que mueve la acción y una que solamente es paja y que la tienes por un capricho.

chuck palahniuk invisible monsters

"Invisible Monsters"


4. Sorpréndete a ti mismo, nunca te vayas por la dirección que estableciste desde el principio, permite que la historia crezca de forma orgánica aunque eso signifique sacrificar algunas de las cosas que más amas de tu historia original.

5. Si te sientes atrapado, regresa. Mira los capítulos anteriores y descubre lo que el autor llama “armas enterradas”. Él cuenta que al escribir “Fight Club” no sabía qué hacer con el edificio de oficinas, pero que al releer el principio, descubrió el comentario desperdiciado sobre los químicos que pueden crear explosivos plásticos. Eso fue perfecto para él y con eso logró crear uno de los grandes finales de la literatura contemporánea.

6. Haz que tu escritura sea una excusa para dar fiestas y asistir a reuniones. Aunque vendas tu trabajo, nada compensará las horas que pasas en solitario escribiendo, por lo que debes rodearte de gente todo el tiempo que no estés tras la pantalla escribiendo.

chuck palahniuk guts

"Guts"

7. Date el lujo de No Saber. El autor dice que es un consejo que viene de otros artistas y famosos. Mientras más permites que una historia tome forma, mejor será el producto final. No te aceleres a terminar y conocer cada parte de la historia. Lo único que necesitas es conocer la siguiente escena, eso te dará acceso a la siguiente y así sucesivamente.

8. Para conseguir más libertad en tu historia, cambia el nombre de los personajes en cada borrador. Claro que te conectas emocionalmente con ellos, pero si los cambias y se convierten en personajes prescindibles, podrás hacer cosas mucho más arriesgadas.

9. Dice que no lo sabe con precisión, pero cree que hay tres tipos de discurso: “Descriptivo, Imperativo y Expresivo. Descriptivo: ‘El sol se levantó alto…’ Imperativo: ‘Camina, no corras…’ Expresivo: ‘¡Ay!’ La mayoría de los escritores de ficción utilizarán sólo uno – dos, todo lo más -. Así que, usa los tres. Mézclalos. Es como la gente habla”.


10. Escribe el libro que quieres leer.

11. Haz tus fotos de portada con chamarra de piel mientras eres joven y consigue los derechos de esas fotos.

12. Escribe sobre las cosas que realmente te importan. Para Palahniuk, el escritor Tom Spanbauer fue un genio al decir que la vida es demasiado preciosa para desperdiciarla escribiendo historias ínsulas y convencionales que no tienen nada que ver contigo.

chuck palahniuk fight club 2

"Fight Club 2"


13. Su último consejo es una historia bastante buena que te dirá lo que significa ser artista: “Casi cada mañana, desayuno en el mismo restaurante, y esta mañana un hombre estaba pintando el escaparate con dibujos navideños. Hombres de nieve. Copos de nieve. Campanas. Santa Claus. Él permanecía de pie, fuera, en la acera, pintando con pinturas de diferentes colores. Dentro del restaurante, los clientes y los camareros observaban como esparcía pintura roja y blanca y azul en el exterior de la gran ventana. Tras él, la lluvia cambió a nieve, cayendo de un lado a otro en el viento.

El pelo del pintor era de todos los tonos de gris, y su cara, flácida y arrugada como el culo vacío de sus vaqueros. Entre colores, paró para beber algo de un vaso de papel.

Observándolo desde el interior, comiendo huevos y tostadas, alguien dijo que era triste. Este cliente dijo que el hombre era, probablemente, un artista fracasado. Que lo del vaso de papel, probablemente sería whisky. Que probablemente tenía un estudio lleno de pinturas fracasadas y ahora vivía de decorar escaparates de restaurantes y tiendas. Triste, triste, triste.

Este pintor siguió poniendo colores. Todo el blanco, nieve primero. Entonces algunas extensiones de rojo y verde. Luego unas líneas de negro que delimitaban las formas de colores y las convertían en paquetes y árboles.

Un camarero caminó por el restaurante, sirviendo café a la gente, y dijo, “Es tan bonito. Ojalá yo pudiera hacer algo así…”

Y tanto si envidiábamos como si nos daba pena el camarero en el frío, él siguió pintando. Añadiendo detalles y capas de color. Y no estoy seguro de cuándo pasó, pero en algún momento ya no estaba allí. Las pinturas por sí mismas eran tan ricas, llenaron tan bien la ventana, los colores tan brillantes, que el pintor se había ido. Tanto si era un fracasado como un héroe. Él había desaparecido, se había largado a donde fuera, y todo lo que estábamos viendo era su trabajo”.


***

Te puede interesar:

35 consejos de escritores para crear la historia perfecta

Frases de Chuck Palahniuk más allá del "Club de la Pelea"

***

Fuente:

Litreactor

La Molineta


Referencias: