Letras

Día 2. ¿Cuánto tiempo tendré que soportar tu ausencia?

Letras Día 2. ¿Cuánto tiempo tendré que soportar tu ausencia?






Me levanto a diario a las 7 a.m. y me acuesto a las 11:30 p. m. ¿Cuánto tiempo es
eso por día para soportar tu ausencia? Esto mata. Esto consume. Esto me duele
hasta los huesos y la sangre, luego se acumula en el corazón y quiero expulsarlo
en lágrimas. Amor, me despierto y salgo con mi perro, la mañana sigue fría, igual
que todo desde que no tengo tu calor. Veo al gato callejero negro al que le doy
comida, parece que tuvo una pelea ayer. Está aporreado, está abatido, está
cansado… Nos parecemos tanto que nos sentamos juntos en el andén y le cuento
sobre ti, y sus ojos son parecidos a los tuyos. Regreso a la habitación y veo tu
Facebook, me dice que a las 5 a. m. te desconectaste y tengo los celos más
grandes que hace mucho no sentía. Tristeza y celos. Qué agonía padezco sin ti,
mi vida.

Son las 10:40 a. m. y ya he terminado un trámite, no tengo deseos de seguir
trabajando, el dinero lo guardo en un cajón y no llena nada, no sirve para nada, es
solo papel. Si pudiera comprar tu amor, hasta robaría, pero el dinero es una
estupidez. La principal razón por la que trabajo es para no pensarte tanto, para
tener algo en que concentrarme. Mi corazón está viejo, tiene miles de años y no
soporto nada. Tengo celos, mi amor. Los celos son tan parecidos a la envidia. Mi
corazón está frío, al igual que esta vida, al igual que esta mañana.

Me siento en la cafetería y veo tantas cervezas a mi alrededor; gente bebiendo que
parece feliz. Están sonrientes y hablan de todo. Los ojos de un borracho son lo
más puro del mundo. Pienso en un poema, pienso en ti. Estoy triste.
Te puedo decir qué es lo que en verdad me preocupa:  la
inquietud de que él sí pueda quererte como te quiero, de que él sí quiera amarte
como yo he deseado todos estos días.
Mereces ser tan feliz.

poemas desamor


Te podría interesar
*
Día 1. El amor me ha estafado
*
La sangre de los erizos es lila





Referencias: