PUBLICIDAD

LETRAS

Dune: Por qué debes de leer el libro antes de ver la película

Durante años, adaptar la novela de Frank Herbert al cine ha sido una tarea monumental, y con la nueva entrega que se estrena este 21 de octubre las expectativas son altas

Uno de los estrenos cinematográficos más esperados del año es Dune de Denis Villeneuve, inspirada en la obra homónima de Frank Herbert que marcó un antes y un después de la ciencia ficción. La adaptación de una obra de tal calibre está en los ojos tanto de intensos fanáticos como de amantes casuales de la acción.

Pero como cualquier película basada en un libro, es muy probable que, por más fiel que sea al material original, partes de la historia quedarán fuera, un ‘pecado’ que los fanáticos suelen no perdonar. Es por eso que debes leer la novela de Frank Herbert si quieres la experiencia completa, ya sea antes o después de ver la película.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Dune

Aunque la Dune de Denis Villeneuve apenas está por estrenarse, no es la primera vez que se trata de llevar el libro a la pantalla grande. Tanto Alejandro Jodorowsky como David Lynch intentaron su propia adaptación, ambas con finales trágicos.

Primero estuvo la versión de Jodorowsky en los 70s que nunca vio la luz. A pesar de los esfuerzos y la ambición que tenía el chileno, al final el proyecto se dejó y lo único que vio la luz fue el guion y los storyboards que prometían una película centrada en el aspecto espiritual de la obra más que en la acción.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Tiempo después los derechos de adaptación de Dune fueron adquiridos por Dino de Laurentiis, y a través de él llegó David Lynch a la dirección de este segundo intento. Pero el producto final, que si vio la luz en 1984, fue un rotundo fracaso del cual Lynch procura no hablar.

Habiendo ‘derrotado’ a dos grandes directores, se creyó que Dune simplemente no estaba destinada al cine, por lo que el anuncio de un tercer intento sacudió a los fanáticos y puso la atención del mundo del entretenimiento en este proyecto.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te quedarás con hambre de más

Sin importar el éxito o fracaso de esta película, la historia por sí sola es muy amada por el público. Tanto así que, aunque la nueva adaptación no viva a las expectativas de los fanáticos, seguramente dejará picados a quienes no conocían o no habían leído el libro.

Es por eso que muchos se emocionarán al saber que Dune de Villeneuve tan solo adapta la mitad del primer libro de la saga. Si al salir de la sala del cine no puedes esperar por saber qué pasa después, estás de suerte, pues no tendrán que pasar años para que veas la secuela, solo basta con que leas el libro.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esta decisión de dividir así la novela también a dado calma a los lectores de‘Dune, pues quiere decir que Villeneuve planea darle el tiempo necesario a la adaptación y no tratar de meter toda la historia en una entrega. Si la película tiene éxito, Dune podría convertirse en la próxima gran saga de nuestros tiempos.

Un mensaje vigente

Si bien es cierto que ‘Dune’ sucede en un planeta ficticio y desértico, con criaturas enormes que desafían la imaginación y especias que amplían el potencial humano de sobremanera, dentro de su ficción hay un mensaje importante para esta generación.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El mismo Villeneuve lo comenta en una entrevista: «Hay muchos cambios que estarán llegando al mundo durante las próximas décadas, con el climático como aspecto esencial. Necesitamos modificar nuestra forma de vida».

«Debemos cambiar la manera en la que nos relacionamos con la naturaleza y el mundo. Eso implica mucho coraje y ética, y creo que Dune es un llamado en ese sentido. Tiene raíces en todos esos tópicos, y es por eso por lo que Dune es ahora más relevante que nunca».

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En más de un sentido, Dune es la obra más importante de este año. Por sí sola esta debería ser razón suficiente para darle una oportunidad a la novela, seguramente agregarás un favorito a tu repertorio.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD