Somos “pro-vida” pero que muera la madre si alguien tienen que morir

Lunes, 13 de agosto de 2018 12:19

|Esther Pineda G
aborto

"La Iglesia católica tiene una influencia enorme en Latinoamérica, incluso sobre los gobernantes más progresistas". Este poema de Esther Pineda G nos presenta una reflexión sobre el aborto en América Latina.


Las restricciones y prohibiciones morales y jurídicas impuestas por el Estado, la iglesia y la familia sólo han creado las condiciones para que miles de mujeres anualmente se sometan a abortos en condiciones de riesgo, en espacios inseguros, sin información, colocándose en manos de cualquiera sin conocimiento médico o de algún truhan despiadado capaz de lucrarse con la vida ajena.



Les niegan sus derechos y las sigue viendo morir


Somos “pro-vida” te dicen

Pero que muera la madre

Si alguien tiene que morir.

Somos “pro-vida” te dicen

Pero que se mueran las mujeres

Que no quieren parir.


aborto 1


Somos “pro-vida” te dicen

Pero que se mueran desangradas

Antes de que puedan decidir.

Somos “pro-vida” te dicen

Pero que se mueran todas

Las que no piensan igual a mí.

Somos “pro-vida” te dicen

Pero las voy a cagar a palos

Si se atreven a exigir derechos aquí.


aborto 2


Somos “pro-vida” te dicen

Pero que la violación no es violencia

Si en la familia o la iglesia

Un hombre tiene ganas de sentir.

Somos “pro-vida” te dicen

Pero no hay que hacer “drama”

Si alguien se antojó de ti.


aborto 3


Somos “pro-vida” te dicen

Pero que termine su embarazo

Que lo venda o lo regale

Su cuerpo no vale para mí.

Somos “pro-vida” te dicen

Pero desde el Senado

Las seguirán viendo morir. 



**

Si este poema de Esther Pineda G. te hizo pensar, te invitamos a leer "En algún lugar de la ciudad, una mujer está siendo violentada o acosada por un hombre"



**

Las imágenes que ilustran el texto pertenecen a la fotógrafa Argentina Paula Lobariñas

REFERENCIAS:
Esther Pineda G

Esther Pineda G


Colaborador
  COMENTARIOS