El arte de la seducción en el reino animal

El arte de la seducción en el reino animal

Por: Rafael Perez -

De las distintas etapas del amor una de las que más se disfruta es, sin duda, la conquista. Es en esta etapa en que la creatividad, aunada a la perseverancia, saca a flote el ingenio de los amantes para poder acercarse al objeto de su amor. El ser humano hace uso de un sinfín de medios para triunfar en la conquista y van desde las letras a la música así como el dar regalos, desde los más pequeños hasta los más extravagantes, dependiendo las posibilidades económicas, todo ello con un único fin: poner de manifiesto los sentimientos propios y ganarse el amor de aquel o aquella a quien se le ofrendan dichas consideraciones amorosas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA


Pero el galanteo no es, para nada, exclusivo del ser humano ni producto del raciocinio que éste ha cultivado a través de siglos de evolución; la naturaleza, en todas sus manifestaciones, lo ha hecho desde hace miles de años en las distintas especies que conforman  el reino animal, y con características únicas en cada una de ellas.

La mariposa macho, conocida como sátiro, una vez que encuentra a la hembra, detiene su vuelo y se posa delante de ella al tiempo que abre sus alas y hace oscilar sus antenas una y otra vez; cuando la hembra da señales de aceptarle, el macho se inclina ante ella y con sus alas cubre las antenas de ella. Es en este punto en que el aroma que desprende el macho a través de sus alas es captado por las antenas de la hembra sellando así el cortejo.

satiro


El cangrejo violinista demuestra su interés por la hembra agitando su pinza mientras efectúa una danza especial para ella.

cangrejo violinista


Cuando el grillo se encuentra en etapa de celo, su canto se vuelve irregular y enfebrecido a nuestros oídos; sin embargo, para éste es la manera en que atrae a la hembra. Ella, a su lado, se dedica a alentarlo con ligeras caricias de sus antenas. Si el canto del grillo macho le ha sido agradable, ésta se monta en el lomo de él y degusta de una sustancia que éste segrega especialmente para ella a manera de obsequio. Entonces el silencio los envuelve a ambos para dar paso a su unión.

grillo


El temible escorpión busca a la hembra y una vez frente a ella toma delicadamente con sus pinzas sus extremidades para juntos ir a dar un paseo.

escorpion


El cortejo del pájaro carpintero es muy especial: el macho busca pequeñas frutas que después deposita en el pico de la hembra, si ella lo acepta entonces toma en su pico la fruta ofrecida, pero en vez de comerla, la coloca a su vez en el pico de éste, y así pueden pasar el tiempo de forma indefinida.

pajaro carpintero


El reyezuelo, ave de Europa, obsequia a la hembra pequeñas ramas y al mismo tiempo se dedica a construir un improvisado nido ante la mirada atenta de ella. Cada cierto tiempo detiene su construcción para volar hasta donde se encuentra la hembra, estando a su lado el macho hace vibrar sus alas mientras emite un delicado trino para ella.

reyezuelo


En la guerra y en el amor todo se vale, reza un viejo dicho popular, y es un hecho que el arte de la conquista y la seducción se basan en complejos mecanismos que van desde los instintos más elementales hasta niveles de conciencia más abstractos, todo con un único fin: atraer y enamorar al sexo opuesto.

Referencias: