El arte es cosa de mujeres

El arte es cosa de mujeres

Por: mon_copi -

La presencia de las mujeres en el arte ha sido decisiva para delinear la historia desde su comienzo. Su omnipresencia en la esfera artística las ha llevado a ser artesanas, artistas, musas y modelos, y en las distintas épocas, su género tuvo a grandes representantes quienes demostraron que el arte, también, es cosa de mujeres.

Desde la Prehistoria las mujeres se destacaron como artesanas de objetos de cerámica, textiles y joyería; no es casualidad que las diosas más populares en la mitología tengan entre sus facultades las relacionadas con las artes y la cultura, tal es el caso de Atenea, cuya figura era la representación del arte griego y su influencia en la función social de las artes sigue vigente en Occidente. Ya en las civilizaciones grecorromanas las mujeres participaban en actividades como la pintura, la poesía, la música o la cerámica.

diosa atenea

Durante el Renacimiento las artistas son hijas, esposas o cuentan con un mecenas quien las apoya en su vocación. En esta época participan en talleres familiares donde son instruidas por personajes reconocidos, lo que les permitió mantener un contacto cercano con otros artistas y pensadores influyentes.

Con el feminismo, las mujeres cosecharon derechos y, por lo tanto, las libertades económicas y sociales se tradujeron en actividades artísticas sin restricciones. Surgen las primeras sociedades de mujeres artistas que luchaban contra el academicismo, y se crearon escuelas y talleres para atender las necesidades de las mujeres creadoras.

mujeres feministas arte

Ya en la modernidad las mujeres comienzan a adquirir mayor importancia en la historia del arte y su voz como artistas, gestoras o coleccionistas se vuelve eco en todo el mundo. Aquí un pequeño listado de mujeres quienes dieron el toque femenino a la esfera del arte:

Sofonisba Anguissola

Sofonisba Anguissola
 

Reconocida por ser la primera mujer pintora en obtener éxito durante el Renacimiento. Sofonisba fue una pintora italiana con gran injerencia en la pintura de la época, especialmente en el retrato. Instruida por el propio Miguel Ángel, a la artista se le atribuyen un total de 50 obras y su trabajo sirvió como influencia para artistas como Artemisa Gentileschi. 

Artemisia Gentileschi
 

Artemisia Gentileschi


Artemisia aprende a dibujar en el taller de su padre, Orazio Gentileschi, de quien retoma el gusto por la práctica, a la que inyecta tintes dramáticos propios de las obras de Caravaggio. Es reconocida por sus retratos y escenas con heroínas bíblicas, por ser pintora de la corte y, además, por ser la primera mujer en ingresar a la Accademia del Disegno de Florencia.

Peggy Guggenheim
 

Peggy Guggenheim


Famosa porque, aun sin saber de arte, se convirtió en una famosa coleccionista y amiga de grandes personalidades como Marcel Duchamp, Piet Mondrian, Jackson Pollock o Max Ernst (éste último sería su esposo), por mencionar algunos. Sin más poder que su apellido, Peggy abrió su primera galería a los 40 años, la Guggenheim Jeune, la que fracasaría por los gastos que generaba; Peggy adquiría las obras de los artistas como una manera de preservar su espacio, así, sin darse cuenta, comenzó a formar su colección, la que incluye obras de Duchamp, Picasso, Joseph Cornell y René Magritte. 

Georgia O´Keeffe
 

Georgia O’Keeffe


Llevó su concepto de la pintura como pionera de las artes visuales sin mover los pies del territorio estadounidense. Georgia O’Keeffe fue una pintora del paisaje americano, el que incluía flores del desierto, una estética femenina de la naturaleza y la abstracción orgánica del pensamiento.

Su obra es una exploración a sus emociones motivadas por la naturaleza. Las flores son una constante y las presenta ya sea como elemento figurativo o como punta de lanza de una abstracción puramente femenina.

Isadora Duncan

isadora duncan
 

Considerada la creadora de la danza moderna, a Isadora Duncan se le reconoce por establecer un estilo único en la danza, alejado de los patrones clásicos imperantes y añadiendo a su técnica expresiones artísticas de la Grecia clásica: convirtió a la danza en una puesta en escena con movimientos libres y una estética propia en la que se dejaba ver descalza, utilizando túnicas vaporosas (que dejaban al descubierto su cuerpo) y el cabello suelto, acciones que suponían una ruptura con la danza clásica desde la superficie. De igual forma, la elección de los temas que hacía Isadora, con frecuencia relacionados con la muerte, se oponía a los comúnmente utilizados por la danza clásica.

Gala Dalí

Gala Dali


Su nombre real fue Elena Ivanovna Diakonova. Nacida en una familia rusa de intelectuales, Gala siempre estuvo rodeada del arte; su primer esposo fue Paul Éluard, pero su incursión al surrealismo fue gracias al siempre controversial Salvador Dalí, de quien fuera musa además de Max Ernst y André Breton.

Después de conocerse, y a pesar de la diferencia de edades (Dalí era menor que Gala), el pintor y Gala se enamoraron e iniciaron una relación que culminó en su matrimonio en 1932. Gala fue la eterna musa de Dalí, quien diría que ella fue “la única que lo salvó de la locura y de una muerte temprana”.

Simon de Beauvoir

Simon de Beauvoir

Escritora, filósofa y feminista, la obra de Simon de Beauvoir se compone de escritos, principalmente ensayos, sobre aspectos políticos, sociales y filosóficos alrededor del existencialismo y la construcción social de la mujer. Sus escritos revelan una visión de su tiempo y su propia vida en medio del yugo de la moral y la religión.

Fue pareja del filósofo Jean Paul Sartre.  

Frida Kahlo


frida kahlo


En una sociedad constituida en el machismo, en la que las mujeres eran sólo “la sombra de sus esposos”, Frida encarnó un nuevo tipo de mujer: la autosuficiente, fuerte y de características sexuales andróginas. A través de su obra, adoptó actitudes y rasgos varoniles: se representó con algunas características masculinas, exagerando sus cejas y su incipiente bigote.

Fue de las primeras pintoras quien expresó en su obra la identidad de la mujer desde su óptica, rechazando la visión de lo femenino que se dibujaba desde el tradicional mundo masculino. Ella contribuyó en la formación de un nuevo tipo de identidad para su género y hoy, Frida Kahlo, es reconocida como un símbolo.

 

Referencias: