NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

El extraño caso del dinero invisible

22 de noviembre de 2017

Cecilia Cabrera

A continuación se reproduce otro de los breves pero concisos relatos de la escritora argentina Cecilia Cabrera, quien con su oficio poético y narrativo se ha empeñado en indagar en los pequeños resquicios irónicos de los momentos más cotidianos, en los que a pesar del duro baño de la realidad, hay espacio y tiempo de sobra para que se desarrolle el absurdo como forma de vida sin dramatismos exacerbados ni sinsentidos fortuitos. Disfrútalo.


El extraño caso del dinero invisible

Javier vive obsesionado por la plata, siempre. Tiene los billetes en la mano y los cuenta una y otra vez: doscientos-trescientos-cuatrocientos-quinientos-seiscientos. Para verificar los vuelve a contar: doscientos-trescientos-cuatrocientos-quinientos. Como la cuenta no le coincide, cuenta otra vez: doscientos-trescientos-cuatrocientos. Ahora le da un número todavía menor. Se desespera. Vuelve a contar. ¡Doscientos-trescientos! Se agarra la cabeza desesperado. ¡No puede ser! ¡¿Cómo es posible?!

Está furioso, empieza nuevamente a contar: doscientos. Otra vez: nada. Cuenta nuevamente: ya no tiene plata en las manos, sólo se frotan sus dedos entre sí. Nada. Cuenta otra vez: ahora le quedan nueve dedos. Se mira la mano sorprendido. Hace un gesto de fastidio, como de restarle importancia a esa ausencia repentina. Empieza otra vez: le quedan ocho dedos. En la próxima cuenta le falta una mano completa, pero sigue, insistente, repitiendo el gesto de contar con las dos manos, como si ambas completas estuvieran frente a sus ojos. Retoma las cuentas luego de cada faltante con obsesión religiosa y sigue así hasta que su cuerpo desaparece por completo.

Dos meses después fue su madre a buscarlo porque no le respondía las llamadas telefónicas. Al abrir la puerta encontró toda la casa llena de billetes desde el piso hasta el suelo, de pared a pared. No había quedado ni un resquicio vacío. Y pegada en el marco de la puerta una foto de su hijo impresa en baja calidad.

La madre con cuidado sacó un fajo de billetes. Le costó bastante esfuerzo porque estaban muy apretados. Se sorprendió al ver que eran billetes de Monopoly. Entendió de inmediato lo sucedido y se preguntó en voz alta: ¿Qué habré hecho mal? Cerró la puerta y se fue llorando.

*

La imagen que acompaña al texto es propiedad de Pickerandagrinner.

***

Si quieres leer más cuentos sobre el amor, la vida y la muerte, te compartimos este artículo. Además, aquí puedes leer algunos cuentos breves de amor que te abrazarán el alma.

TAGS: Psicología Cuentos Nuevos escritores
REFERENCIAS:

Cecilia Cabrera


Colaboradora

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

13 cosas sobre un encuentro homosexual que siempre temiste preguntar Lo que el color de tu excremento dice de tu alimentación Qué necesita un libro para convertirse en un best seller 20 Canciones de los 90 que escuchamos en MTV y se volvieron indispensables en nuestras vidas 11 canciones de José José para saber en qué momento de tu relación estás 5 misterios que esconden las pirámides del Antiguo Egipto

  TE RECOMENDAMOS