Hubo un camino para llegar hasta el infierno en el que nos encontramos
Letras

Hubo un camino para llegar hasta el infierno en el que nos encontramos

Avatar of Jonathan R

Por: Jonathan R

9 de febrero, 2017

Letras Hubo un camino para llegar hasta el infierno en el que nos encontramos
Avatar of Jonathan R

Por: Jonathan R

9 de febrero, 2017



Aquí nos encontramos, en el medio del desierto sin algún oasis que nos aliente; llevamos persiguiendo sombras durante mucho tiempo, no podemos distinguir con claridad la realidad de la fantasía; sin embargo, seguimos, y los círculos se hacen cada vez más grandes, lo suficiente como para que un avión pueda saber que por ahí pasamos, y a pesar de esto, no es el rescate externo lo que necesitamos…

estar-sola-tristeza

El desierto tampoco es el lugar más tenebroso al que nos enfrentamos, y seguramente hemos navegado por lugares mucho más tormentosos, acá en medio de la nada tenemos la fortuna de que las huellas se borren, y aún así seguímos cargando con el lastre de la arena que dejamos atrás…

Indudablemente hubo un camino para llegar hasta el infierno en el que nos encontramos, una acumulación de esfuerzos mínimos que nos han ido sobrecargando, tanto como a Atlas la Tierra le pesa sobre sus hombros, y aunque nos hemos hecho fuertes y nuestro cuerpo ha podido adaptarse, llegó un punto en el que no podemos más, en el que el peso es tan grande que empezamos a cambiar injustificadamente, esa es la gota que derramó el vaso, o en este caso, la carga que nos llevó hasta el desierto…

Entonces, ¿realmente es tan valíoso guardarse lo que se siente? ¿Es necesario que paguemos un precio tan alto? La respuesta es un rotundo NO. Por más que se piense, analice y justifique, no podemos vivir arrastrando las desilusiones, desesperanzas y amarguras de lo que encerramos con llave en el corazón.

tristeza

Y aunque sea muy difícil abrir la boca para decir lo que sentímos tan profundamente, o luchar por una causa que nos mueva, no se compara ni remotamente con lo que se va acumulando y como nos va sometiendo, si bien es cierto que muchas veces el resultado no es el que esperamos, para nosotros y nuestro propio bienestar es muy importante ser consecuentes con nosotros mismo, ¿acaso si deseo tanto algo/alguien, no debería luchar hasta el final?

Quienes decidan escudarse cobardemente en la desilusión de un NO, o de un objetivo fallido, tranquilamente podemos objetarle que ese dolor pasará, pero la incertidumbre de lo que “hubiera” pasado, nunca termina.

El “hubiera” no existe, son sólo imaginaciones y especulaciones dañinas que nos torturan de más cuando vemos que alguien más hizo lo que nosotros nos detuvimos por algún motivo, empezamos a castigarnos más de la medida.

tu ex tristeza cama

No existe causa perdida, y aunque no obtengamos lo que deseemos, la tranquilidad del deber cumplido, y sobre todo, la responsabilidad con nosotros mismos nos exige actuar. Al final, el precio de esto será siempre mucho mejor que las cargas que acumulamos si evadimos  y quién sabe, quizás al final terminamos ganando más de lo esperado.


***

A veces parece que jamás nos podremos librar de la depresión; sin embargo, estos famosos nos demuestran que es posible superarla. Además, conoce a los fotógrafos que han retratado esta enfermedad para crear consciencia de lo importante que es pedir ayuda.


Referencias: