Tendremos una casa donde el mundo será diferente visto a través del orgasmo

Martes, 31 de octubre de 2017 11:46

|Cultura Colectiva
el lapiz se rompe por dentro como yo bertha garcia faet

Berta García Faet nació en Valencia, España, en 1988. Es licenciada en Ciencias Políticas y Humanidades y también estudió Economía, aunque no culminó. Es autora de, entre otros, los poemarios La edad de merecer (La Bella Varsovia, 2015), Night club para alumnas aplicadas (Vitruvio, 2009) y Fresa y herida (Diputación de León, 2011). Actualmente estudia un doctorado en Hispanic Studies, en Brown University. También investiga asuntos misteriosos de poesía española y latinoamericana.


el lapiz se rompe por dentro como yo bertha garcia faet 1



El lápiz se rompe por dentro como yo

El lápiz se rompe por dentro

como yo

Las rodajas del lápiz,

polillas de enebro posadas para siempre

en la tersa piel del inodoro sucio,

mueren, como todos,

metafóricamente:

ahogados en el agua

y en la orina

(desamor,

o sacapuntas, o redil, o meteorología),

lo único que hacen es existir

despacio

 

Luego coges el lápiz

(tan afilado y erecto, para cazar

cascadas)

y lo guardas, temblando, en la maleta pluvial

de la ruptura

Todo es profundo


el lapiz se rompe por dentro como yo bertha garcia faet 2

 

Más tarde, piensas en el lápiz como en una mujer:

el lápiz se esfuerza por ser fácil, ser camino

de rosas,

pero hay que saber cómo cogerlo, cómo atrapar

sus zanjas

pero hay que saber qué no escribir

mientras conduces:

POEMA GRIS PARA UNA SEPULTURA

POEMA-ASPERSOR PARA UNA DESPEDIDA

POEMA TIBIO PARA UN AULLIDO TIBIO

Pero para un momento, es peligroso sentir

rosas y alondras y caminos

de rosas

mientras conduces;

es peligroso sentir

(inmaculado arcén, rodilla, panorama: apunta

el casi-verso: es peligroso

sentir):

HISTORIA DEL DESEO DE SABER COSAS QUE DUELEN

HISTORIA DEL DESEO EN GENERAL

HISTORIA EN GENERAL

y un lápiz cualquiera subraya sobre una nalga beige

entes etéreos

(entes etéreos, lo contrario de un lápiz)

(lo recuerdo: confesiones; confundes al yo lírico

con el pobre taxista)

(mezclas ideas; bosteza

aquel taxista

pobre)

 

Y a estas alturas el lápiz, el paupérrimo lápiz,

por dentro es lineal como la carretera

del accidente, algún día

tendremos coche y llegaremos

a casa

Lo recuerdo: tendremos una casa

donde el mundo será diferente visto a través del orgasmo:

ahora un lápiz precisamente un lápiz

pincha tu hígado y el mundo se esponja, como un cereal

norte-americano

de ganas, de optimismo, de vitamina

C

Cabecita para atrás, sujeta

el cuello

El orgasmo

es un pinchazo de lápiz

Risas

 

el lapiz se rompe por dentro como yo bertha garcia faet 3


Tentáculos

de mí es lo que el lápiz suda

en todas las cartas que no envío porque antes

antes, lo siento, debo coser

desnudos

y girar

y perpetrar

la maniobra de la luna

De viaje al aeropuerto

zarandeo el lápiz

Escribo en mi libreta

este deslumbramiento

La madera no se cose no se cose el recuerdo

no se cose no se cose no se cose la muerte

Tendréis que morir por mucho que os ame

El lápiz se rompe por dentro

como yo.

*

Las imágenes que acompañan al texto pertenecen a Luca Filippini.

***

Inspírate leyendo estos poemas de amor. Y si ya te decidiste a escribirle a la persona que amas, aquí te damos algunas sugerencias para hacer cartas de amor muy originales.

Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS