El machismo de escribir acerca de mujeres siendo hombres
Letras

El machismo de escribir acerca de mujeres siendo hombres

Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

29 de octubre, 2016

Letras El machismo de escribir acerca de mujeres siendo hombres
Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

29 de octubre, 2016

 

She's so big
She's so strong
She's so energetic in her sweaty overalls
"Thank God for Girls" - Weezer


Los roles de género en las formas artísticas parecen seguir siendo un problema ignorado. Un estereotipo generalizado se apodera de las palabras cuando se habla de hombre o una mujer. Como forma de satirizar ese comportamiento dentro de la música, Weezer –en lo que parece ser su mejor esfuerzo literario– lanzó "Thank God for Girls". Complejo track que presenta una narración en la que juega con la percepción de los hombres y la construcción que la sociedad hace de las mujeres como figuras que tenemos que alcanzar de una forma u otra.

 Rivers Cuomo hace un señalamiento de ese tipo cuando en la literatura y música persiste un sutil machismo dentro de las descripciones de las figuras femeninas. Dentro de casi todos los géneros literarios muchos escritores han caído en ese juego: describir a las mujeres de una forma casi fantasiosa que pasa desapercibida porque estamos acostumbrados a leerlo de esa forma.

"Labios grandes", "piernas largas", "muslos carnosos", "con un movimiento dulce", "una sensual sonrisa" son palabras que se han utilizado para describir a las mujeres en la literatura. La escritora Meg Elison presentó los siguientes textos que muestran ese sexismo disfrazado de romance. Con el papel de género intercambiado, los resultados son más que obvios. Éstos son algunos ejemplos:

-

"Existe una mirada particular dentro de un chico adolescente que te deja saber qué tipo de hombre será. Un lleno certero de labios, una sensualidad franca en su mirada. Todos sabemos cuál es la palabra para eso, pero no es educado usarla hasta que él pruebe que es ese tipo de chico."

machismo literario christopher

-

"Brett jaló su camiseta por encima de su cabeza y se miró a sí mismo en el espejo grande. Empujó sus jeans hacia abajo, luego sus boxers, e imaginó el momento en el que Jennifer lo vería desnudo por primera vez. Sus pies eran de tamaño promedio y tenía vellos en sus pies–que debió haber quitado la noche anterior–. Le gustaban bastante sus piernas, pero sus muslos eran anchos y vergonzosamente musculares. Trató de pararse en un ángulo, un giro en su cintura. En esa posición era más fácil ver su trasero y darse cuenta de que no estaba tan firme como a los 22 años. Apretó las nalgas, esperando que se viera más justo. Metió su barriga y alzó sus pectorales, tratando de presentarlos como dulces en una ventana de panadería. ¿Le agradaría a ella? ¿Los bienes eran buenos? Hizo un puchero y recorrió sus muslos con sus manos, escondiendo su extensión. Quizá.

machismo literario hombres

-

"¡Pero no lo entiendo!" Shea estaba cansada, tratando de alcanzar a Michael mientras escapaba. "El monstruo se comió a todos los demás. ¿Cómo escapaste?" 
Michael llegó al bote primero, arrojándose hacia adentro. Esperó a que Shea lo siguiera y tomara los remos para guiarlos suavemente lejos de la costa.
"Es porque yo soy diferente que los otros chicos" él dijo, empujando su cabello detrás de su oreja y mirando lejos.
"¿A qué te refieres con diferente?" Los músculos de Shea se ondularon y movieron mientras remaban a un lugar seguro y Michael no podía alejar sus ojos.
"Diferente. Puro, el monstruo dijo. Porque yo... yo nunca..." Miró de nuevo lejos y la luz de luna alcanzó su garganta, resaltando su clavícula.
"Eres virgen", le dijo Shea al darse cuenta. "Qué desperdicio"
Michael se sonrojó.
"Si salimos vivos de ésta", ella dijo. "Voy a cambiar eso."

machismo literario mujeres
-

"Eres muy guapo", dijo Chester. Antoine le daba forma a su cabello en el espejo preocupándose de nuevo. Antoine sabía que su amigo era honesto, pero su opinión simplemente no significaba nada. ¿Chester le iba a dar un anillo de la clase? ¿Le iba a poner la importante chaqueta del equipo universitario en sus hombros cuando tuviera frío? ¿Chester pondría sus brazos alrededor de él, tomará su mano, lo besará tan profundamente que sus dedos de los pies se doblarán? Antoine miró a su mejor amigo en el espejo, viéndolo de una forma completamente distinta. No era lo mismo que Barbara, él sabía. No iba ser tan abrumado o satisfactorio... Pero quizás...

Barbara los encontró veinte minutos después, envueltos uno con el otro. Antoine miró con horror.
"¡Lo siento! ¡No significó nada!"
Barbara sonrió satisfecha, cruzando sus brazos y aceptando la escena.
"Esto es interesante. No te espantes, amor. Después de todo, no es como si me engañaras."
Los dos chicos se miraron uno al otro, sonrojados y excitados.
"Quizás..." Chester se mordió el labio. "¿Te gustaría unirte a nosotros?"
Ella sonrió de nuevo y comenzó a desabrocharse el cinturón.
"Eso es justo lo que tenía en mente."

machismo literario

-

A Andrew no le importaba que nunca eyaculara cuando tenía sexo. Bianca treparía encima de él y montaría su pubis, moliendo su clítoris hasta que tuviera un espasmo y cayera en su cuerpo, exhausta y murmurando sobre amor. A él le gustaba la forma en la que se excitaba y a veces, después él se encargaría de sí mismo. Realmente él sólo quería sentir el poder del cuerpo de ella encima del suyo, saber que era excitante para ella. Además, ¿qué son los orgasmos cuando se comparan con el amor verdadero?

machismo literario novelas

-

Las versiones de Meg Elison muestran ese machismo que ha pasado desapercibido. La imagen de la mujer en la mente de distintos escritores presenta acciones o diálogos que por lo general no serían atribuidos a hombres. Esa visión a veces ridícula no suele ser advertido pero es un fenómeno que continúa vigente y crea un contexto erróneo para el género –que aún lucha por liberarse de esas ideas–.


**

Fotografías: Christopher Baaklini

Fuente: McSweeneys








Referencias: