PUBLICIDAD

LETRAS

El manual de la Edad Media que te ayudará a curar la locura y las posesiones demoniacas

Uno de los primeros y más importantes libros de medicina conocidos en lengua inglesa es Bald's Leechbook; una antología de tres volúmenes que trata curas, remedios, medicinas, bálsamos, recetas y leyes anglosajonas que, se cree, fue escrito a mediados entre el Siglo IX y X. Las curaciones en este compendio se ordenan conforme al cuerpo humano de la cabeza a los pies, y con base en descripciones de cómo tratar lesiones y enfermedades comunes de aquella época; mordeduras, posesiones y locura son las principales afecciones tratadas en sus páginas.

Entre sus remedios y procedimientos existen algunos bastante inusuales; por ejemplo, el libro es famoso por bosquejar y promover soluciones un tanto macabras para el malestar humano medieval, acumulando una serie de ritos, amputaciones, emplastes y demás. Algo que se escucha más cercano a la magia que a la ciencia; sin embargo, y aunque suene a una historia fantástica, resulta que en 2015 unos investigadores de la Universidad de Nottingham encontraron que uno de los bálsamos para los ojos sugeridos en el libro es en verdad eficaz para tratar infecciones de estafilococo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Este manual, desde entonces, ha adquirido una notoriedad tal que poco a poco se revisa mejor y con la intención ya sea de encontrar aportes médicos o hallar interesantes posibilidades literarias en sus líneas. Claro que es principalmente reconocido por sus peculiares soluciones para la locura o la posesión demoniaca, pero eso no impide que otras recetas o métodos sean reconsiderados/revisitados en la actualidad con diversas finalidades; mucho más cuando la medicina contemporánea le ha puesto los ojos con tanto ahínco a partir de un hallazgo tan impresionante como el antes descrito.

Entre sus remedios más importantes y lo que se debería hacer –si es que viviéramos en el Siglo X– para conseguirlos, se encuentran:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El dolor de cabeza

Aplastar algunas remolachas y miel, frotar el jugo por toda la cabeza del paciente, y tenerlo acostado sobre su espalda al sol dejando que el jugo corriera por su cara.

Heridas craneales

Basta con machacar algunas hojas de betón, ponerlas en la lesión e introducir un poco de berro en la nariz.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cataratas

Según el Leechbook, las cataratas o la "niebla de los ojos" se pueden curar al mezclar la ceniza de bígaros quemados con la miel del abejorro y frotarla directamente en ellos.

Ojos hinchados

Para esto es necesario pescar un cangrejo vivo, cortarle los ojos y ponerlos contra el cuello del paciente a la vez que se devuelve el cangrejo ciego al agua.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sangrado nasal

Basta con meter un poco de cebada al oído del paciente para que la hemorragia se detenga.

Dolor de cuello

Tanto para los malestares dentro y fuera del cuello (amigdalitis, dolor de garganta, etcétera), el libro recomienda tomar un pedazo de excremento seco y blanco de perro, mezclado con un poco de miel para untarse en el cuello del sujeto afectado. Cabe destacar que esto sólo “funciona” si el perro royó un hueso antes de defecar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Dolor de hombro

Una vez más, el excremento tiene la respuesta; en este caso se necesita la mierda de un cerdo viejo mezclada con manteca vieja para generar una pomada.

Verrugas

¿Quieres eliminar unas verrugas y sientes que tu alma es demasiado medieval? Mezcla orina de perro, sangre de ratón y espera a que esto seque las imperfecciones del cuerpo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Incontinencia

En caso de no retener la orina, según los especialistas de este libro, basta con quemar las pezuñas de un cerdo y esparcir las cenizas sobre toda bebida del paciente.

Calvicie

La antigua receta dicta que abejas quemadas, hojas de sauce, aceite y un buen baño con estos ingredientes, es suficiente para combatir la calvicie.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Posesión diabólica

El tratamiento, aunque con variaciones, era casi siempre el mismo: una infusión de varias plantas y hierbas; altramuces, betón, hinojo y liquen para beber de una campana de la iglesia.

Enfermedad mental

Para curar a un lunático no se necesitaba más que cazar a un cerdo de mar, hacer un látigo con su piel y azotar al enfermo con él.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

-

Cabe señalar que el Bald's Leechbook también es interesante por sus referencias a los elfos, por sus extraños y a veces certeros pronósticos astrales, y su compilación de fuentes médicas griegas, locales y especulativas. Incluso, sus aportes son fascinantes dada una reflexión en torno a la todavía sin nombre cirugía plástica, la impotencia sexual y la lujuria.

**

Ahora lee:

7 costumbres de la Edad Media más asquerosas de lo que imaginaste

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

10 curiosidades sobre el sexo que sucedían en la Edad Media

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD