El poema de un hombre con déficit de atención dispersa
Letras

El poema de un hombre con déficit de atención dispersa

Avatar of Diego Meraz

Por: Diego Meraz

17 de febrero, 2017

Letras El poema de un hombre con déficit de atención dispersa
Avatar of Diego Meraz

Por: Diego Meraz

17 de febrero, 2017



mujer en lago lo poética que puede llegar a ser la realidad


Los detalles le dan sentido a lo que ves. ¿Te has dado cuenta de que los ojos suelen enfocar pequeñas cosas, como un acto inconsciente que busca definir mejor la visión? La imagen que percibes se plasma en la retina, dejando una impresión minúscula, a veces imborrable, como un recuerdo.

lo poética que puede llegar a ser la realidad televisor y sandía


Los ojos no son el espejo del alma, son el reflejo del mundo. Tu enfoque, tu atención, tu pasión visual se materializa en la forma de mirar. Administrar la distancia, la perspectiva, las texturas, los colores, la luz y las sombras. Todo es un acto de elecciones. ¿Cómo valoras el volumen y las dimensiones de las cosas y de las personas? ¿Cómo defines en términos visuales los fenómenos que nos rodean? Tus ojos enfocan y notan los objetos, ¿pero en realidad ves? Detrás de los más pequeños detalles se esconde lo poético de la realidad.

lo poética que puede llegar a ser la realidad hombre en laguna
lo poética que puede llegar a ser la realidad albañiles


Posar los ojos en algo es un acto profundamente contestatario. Sostener el peso de la mirada, capturar y paralizar el tiempo como una forma congelada de la eternidad. Delimitar lo que se ve, comprenderlo.

Lo que cuenta es el detalle: la imagen suspendida en tu mente, como un fragmento de realidad que sueñas cuando estás despierto. El mundo toma forma según la manera en que lo mires.



lo poética que puede llegar a ser la realidad chica a contraluzlo poética que puede llegar a ser la realidad niñas con linterna y sábanas


El poema de un hombre con déficit de atención dispersa

¿Cómo te hago entender que para mí eres especial?
¿Cómo te explico que en tus ojos fue la primera vez que me detuve?
Me sentí petrificado, quería voltear a ver a otro lado y no podía, nada era capaz de distraerme, a menos que te jugaras el cabello trataría de mirar ese movimiento y tal vez sería un intento fallido ante el aura que desprendían tus dos hermosas perlas oculares.


lo poética que puede llegar a ser la realidad carrusel tiovivo

lo poética que puede llegar a ser la realidad caballos basura


Pero fue ahí donde me detuve, entre palabras o balbuceos, ni siquiera sabía si lo estaba haciendo bien, y es que nunca me había pausado por tanto tiempo. Fue ahí donde me di cuenta de que algo me estaba sucediendo, un aleteo mental y mil desplazamientos frustrados.

lo poética que puede llegar a ser la realidad gotas y árbol


Sosegado por la calma de tu brillo, el bálsamo de tu cuello y las frases relevantes que salían de tu boca, me volví a detener, ahora ya no eran mis ojos los petrificados sino mis manos, que a causa de tus ademanes querían comportarse a la altura de una dama que sin saber estaba controlando un trastorno que de años perseguía al hombre que se sentaba frente a ella.

***

Asa Sjöström es una fotógrafa documentalista radicada en Suecia, que durante toda su carrera se ha dedicado a poner atención en lo que denomina “un entendimiento internacional”, los derechos igualitarios entre las personas y la situación de las mujeres y los niños en el mundo. Su intención es crear un espacio de intimidad entre ella y las personas que fotografía.

Es innegable el pulso social de sus piezas, que arrancan pequeñas piezas de la cotidianidad con un toque de su obturador.

A menudo sus fotos muestran a personas medio vedadas por algún velo de luz o de tela, que desdibuja y al mismo tiempo redefine su figura, una propuesta con lenguaje visual que invita a detallar más lo que se mira, como si se escondiera algo detrás de una historia o de una imagen. Leer o mirar entre líneas.

En otras se puede apreciar su afán por mostrar a los sujetos en el contexto del hogar, del trabajo, del esparcimiento. Como el hombre en medio del lago y los tres obreros, que a su manera, como si se tratara de un acto masculino, atraviesan algo: el reflejo del agua y la pared. Puedes ver más de su trabajo en su cuenta Instagram o en su página web.


Referencias: