El presente es nuestro y es lo que importa
Letras

El presente es nuestro y es lo que importa

Avatar of Juan J

Por: Juan J

14 de julio, 2016

Letras El presente es nuestro y es lo que importa
Avatar of Juan J

Por: Juan J

14 de julio, 2016



labios besándose

Estruendo interno al compás del motor, nuestros corazones van locos con el chirriar de los neumáticos, el alcohol no hace mella en la lujuria, lejos se perciben los gritos desaforados de fantasmas por la acera. Un beso, un roce y un poco de sexo a bordo del Volvo de la locura.

Rasgueos de guitarras tronantes y una nota persistente entre el ritmo de la batería y un bajo monocorde, amalgaman la voz femenina que canta en sus versos su culpa y sentimientos.Tres cigarros, seis botellas y el semáforo en rojo intentando detener los excesos de varias almas trastornadas; el sentir de una lengua sorbiendo vida por los labios mientras danzamos la espiral negra.

Un choque ligero nos retira el sueño, la vida se escapa entre suspiros e intentamos alcanzar el cielo que se desmorona entre los dedos porque el mañana puede no llegar, a todos nos llega el mensaje de texto que presagia nuestro destino.

El presente es nuestro y es lo que importa, no hay ayeres ingratos ni futuros insensatos que aminoren la velocidad, el éxtasis y el frenesí de pasiones imposibles de explicar.

Conserva el momento, mientras un espasmo deforma tu rostro, conserva el instante y hazlo perdurar, nadie sabe qué va a pasar cuando el acelerador está apretado hasta el final.

clavículas de mujer

No existe freno de mano que pueda parar el estrangulamiento a la cordura, insensata juventud que nos hace sentir indestructibles pero nos convierte en autodestructivos, alcohol y juventud reunidos en un sitio perverso.

¿Por qué esperar? El mundo se encuentra servido en bandeja de plata; gritos de nombres que han significado algo y no lo harán de nuevo jamás en la noche sin Luna, son coreados por las bocinas de los autos rebasados.

Tormentas perpetúas en cielos grises, condena eterna de seres inocentes y orgasmos frágiles entre juguetes sexuales al paso de penetraciones en el asiento de atrás.

Un gemido aullante presa del clímax, otro auto más rápido repleto de almas gemelas y torturadas embiste al Volvo distraído y llueven los cristales.

Como demonios, al momento del impacto y sin comprender que es lo que pasa, todos ríen y sueltan carcajadas. Se apagan las estrellas.



**
Hay momentos en los cuales El tiempo se paraliza, las palabras se acaban, el silencio llena el espacio... y no hay nada más que podamos hacer, sólo cerrar las Historias sin terminar, para poder continuar.




Referencias: