El libro feminista de Simone de Beauvoir que la historia quiso borrar

El libro feminista de Simone de Beauvoir que la historia quiso borrar

Por: Abril Palomino -

Ideas revolucionarias que pudieron cambiar el mundo hace mucho tiempo.


«Este mundo siempre ha pertenecido a los hombres», con esta claridad, comienza Simone de Beauvoir uno de los libros que sin quererlo, incitaba a una revolución muy adelantada para su propia época, situada en el marco del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Su título original fue; Le deuxième sexe, en español, El segundo sexo, Beauvoir escribió este libro en 1949 a partir de una profunda reflexión sobre lo que significaba ser mujer, con ayuda de una extensa investigación sobre el papel de la mujer a lo largo de la historia. A manera de ensayo, El segundo sexo fue un gran éxito en ventas, debido a que por primera vez, las mujeres podían identificarse con un texto en el que se narraban su situación social y su pretensión de liberarse de la sumisión.

  Artículos Relacionadoslas-vacaciones-de-simone-de-beauvoir-y-su-amante-en-mexico-que-terminaron-con-un-corazon-rotohistoriaLas vacaciones de Simone de Beauvoir y su amante en México que terminaron con un corazón roto

  Artículos Relacionadosentrevista-a-simone-de-beauvoir-25-anos-despues-de-el-segundo-sexoletrasEntrevista a Simone de Beauvoir 25 años después de “El Segundo Sexo”

Poco después de que terminara la Segunda Guerra Mundial, sin que su autora se lo propusiera, escribió una obra que se consideraría como una enciclopedia y fundadora del feminismo de la segunda ola, debido a todas las aristas que manejaba en torno a la mujer, desde perspectivas sociológicas, psicológicas, antropológicas, históricas, biológicas, sexuales o afectivas.

El libro feminista de Simone de Beauvoir que la historia quiso borrar 1Foto: TIme

A través de las páginas de El segundo sexo, Simone propone que el concepto que se conoce como mujer no es más que un producto cultural construido socialmente y que su definición siempre ha dependido de algo externo; madre, esposa, hija o hermana. Por lo tanto es fundamental que las mujeres asuman una identidad desde sus propios criterios. «No se nace mujer: llega una a serlo», es una frase que sintetiza la idea de que no existe una condición genética que defina la feminidad, es la educación y la sociedad la que ha definido está misma. 

  Artículos Relacionadosbeauvoir-y-sartre-la-pareja-que-hizo-de-su-amor-un-refugio-existencialistaletrasBeauvoir y Sartre, la pareja que hizo de su amor un refugio existencialista

  Artículos Relacionadosel-manifiesto-a-favor-del-aborto-de-simone-de-beauvoirletrasEl manifiesto a favor del aborto de Simone De Beauvoir

No se nace mujer, se llega a serlo

Beauvoir sugiere que la mujer es un producto de la sociedad patriarcal que define biológicamente a la mujer y su aparente debilidad, una realidad masculina construida sobre la dominación de los sexos. La mujer, objetivizada en función de las necesidades o deseos de los hombres, interioriza esta condición y la acepta; los estándares reproductivos, la educación de género, los roles de género, son creaciones naturalmente ligadas a un vínculo social.

El libro feminista de Simone de Beauvoir que la historia quiso borrar 2Foto: Le País

Liberación de la mujer

Finalmente Beauvoir concluye que la liberación de la mujer está completamente ligada al final de la dominación masculina que será paralela a la propia liberación del hombre respecto a la sociedad de dominación que él ha creado. Simone también subrayó que no existe una esencia o distintivo netamente femenino o masculino, el hombre y la mujer son de la misma especie, emanciparse significa superar la separación de “géneros” en una sociedad de iguales. Una de las posturas más destacadas de los planteamientos que sugiere Beauvoir en este ensayo es que no existe un odio hacia los modelos masculinos, ya que eso sería aceptar que existe una naturaleza femenina, que lo único que se busca es reconocer que las mujeres merecen derechos sociales de absoluta libertad. Para Beauvoir, sólo una verdadera revolución en las condiciones sociales podría dar a las mujeres la libertad que merecen. Ésta es la gran lección de El segundo sexo.

  Artículos Relacionadosfrases-de-simone-de-beauvoirletrasFrases de Simone de Beauvoir para terminar con el machismo

  Artículos Relacionadosno-se-nace-mujer-llega-una-a-serlo-simone-de-beauvoirhistoria"No se nace mujer: llega una a serlo", Simone de Beauvoir

Censura

Tras la publicación de este libro Beauvoir recibió muchísimas cartas de mujeres a las que el libro las había marcado completamente, la autora se dio cuenta de que hacía falta un cambio social y político y se volvió feminista. Simone de Beauvoir fue severamente juzgada por la Iglesia, por supuesto, pero también por respetables intelectuales como los ganadores del Nobel de Literatura: Albert Camus y François Mauriac. El segundo sexo perteneció al Índice de libros prohibidos, una lista de publicaciones prohibidos por la Iglesia católica consideradas perniciosas para la fe.

El libro feminista de Simone de Beauvoir que la historia quiso borrar 3Foto: Tm1En portada: Emergentes

Te puede interesar:

Libros que puedes leer cuando no tienes Netflix porque son mejor que las series

10 libros para las mujeres que quieren combatir el machismo

Libros que no fueron considerados feministas pero que te enseñarán sobre feminismo

Referencias: