Un click, un like, un swipe; estamos ebrios de inmediatez

Lunes, 18 de diciembre de 2017 18:00

|Cultura Colectiva
elogio de lo efimero



La Literatura ayuda al escritor a lidiar con los dolores de su condición humana. Esos dolores no siempre son una experiencia íntima, porque a veces la sociedad en la que crecemos también resulta dolorosa. En el siguiente texto de Adrián Espinosa, el Yo poético cuestiona el camino de una sociedad que parece perdida entre la información, la vanidad y la inmediatez.



elogio de lo efimero 1



ELOGIO DE LO EFÍMERO


Un click, salgo a la calle

Mensaje, tomo la calle principal

Un día más, la luz resplandeciente me ilumina la cara

Un día más, mi alma vaga por la calle

Los rostros son desconocidos, transparentes, grises

Los rostros se iluminan al borde de un click o de un like

La ciudad duerme, la gente ríe y habla

Esa luz es mi guía, todo es borroso y apenas veo

La luz da una vuelta, pasa un alto y se detiene

Trato de seguirle el paso, pero sigo en mi ensoñación

Vagos y ebrios se unen en el idioma etílico

Noche tras noche sus voces se unen y son una misma

Cansados de lidiar con la pesadumbre de su existencia

Se esconden bajo el efecto del dulce tormento alcohólico

Los amantes son dueños de la noche

Un swipe, un like

Cita desastrosa

Apariencias que engañan

Clicks en la pantalla, instantáneos

Se desviven por la apariencia

Imágenes, ídolos con sus respectivos altares

El altar de la información

Hay sobrepoblación de altares

Inmediatez, embriaguez, palidez

Búsquedas pasionales en línea

Likes en línea

Satisfacción efímera

Enajenación contemporánea

Psicosis colectiva

Nos envuelve a todos la psicosis

Cuando no hay respuesta

La era de la información

La era del espectáculo

La era de lo efímero

La era del vacío

Me pierdo

Llego a una puerta y toco, nadie abre

Entro por el patio trasero y la luz me ilumina el camino

Una escalera vieja y ruidosa, uno, dos, tres pasos

Abro una puerta y entro

Ahí estoy yo, acostado y con el rostro alumbrado


**


El texto anterior fue escrito por Adrián Espinosa.


**


Desde la poesía también se puede hacer la revolución. Aquí te compartimos un poema que demuestra por qué la sociedad está condenada a destruirse.



Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS