INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Elvira Sastre, la poeta que te enseñará a superar las cicatrices que dejan los amores perdidos

8 de marzo de 2018

Fabián Tapia

Elvira Sastre ha logrado cautivar a su público por su capacidad de expresión y de encuentro con los sentimientos más difíciles de emparentar

A toda persona le vendría bien confiar, aunque sea durante un breve instante, en las capacidades expiatorias del arte, sobre todo de la poesía. La sensibilidad, en ese sentido, puede ser un estado mental que se puede alcanzar siempre y cuando estés dispuesto a abrirte a ello, sin miedo al dolor ni al placer, esa dicotomía unida (¿o separada?) por una delgada línea de percepción. Tal vez en ese entramado se tejen las claves que te harán apreciar estos 10 poemas para perdonar a quien te rompió el corazón. Sin embargo, es menester hablar del quehacer literario de una autora particular, quien se ha apropiado de una voz y un estilo singular. "Resistente de lo imposible, soñadora de lo ingenuo". Así se define una de las figuras contemporáneas más reputadas de la poesía española, Elvira Sastre, quien a su corta edad ha logrado cautivar a su público por su capacidad de expresión y de encuentro con los sentimientos más difíciles de emparentar: la tristeza, la melancolía, el dolor de los recuerdos anclados y de todas las cicatrices que dejan los amores perdidos.



Para ella no existe herida pequeña a la que no se le pueda encontrar un verso. Como ejemplos tenemos sus poemarios Baluarte, La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida, Ya nadie baila, Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo y Tú la acuarela/Yo la lírica.


“Volvería a pasar por el mismo abismo
con tal de poder mirar juntas el mismo cielo”


Desde los quince años tiene activo su blog Relocos y Recuerdos, donde publica su poesía y ha cautivado a millones de lectores de todo el globo. “La poesía es una forma de desahogarse, de llorar, de curarse”, aseguró en una entrevista, además de afirmar que su poesía comenzó a nacer a partir de su enamoramiento y de las ansias de traspasar ese proceso al papel: “Poesía para mí significa ‘casa’: a veces es un derrumbe de cimientos y otras un palacio, pero es mi hogar. Y en él me siento a salvo".


“Mi vida también fue una mancha negra en un lienzo blanco
—pero entonces alguien me llevó a un museo
y me llamó arte—.
Quizá solo se trate de encontrar a quien te sigue mirando
cuando tú cierras los ojos"



Su poesía oscila entre los remanentes de la pérdida, la soledad, las posibilidades de una salida a lo caótico, pero también de las limerencias que un amor deja en el alma de los que se atreven.


"Cualquiera diría al verte
que los catastrofistas fallaron:
no era el fin del mundo lo que venía,
eras tú"


Sastre ha afirmado en sus redes sociales que el mérito es de las musas: “En mi opinión, el triunfo de un poema no es de quien lo escribe sino de quien lo inspira. Un poeta no existiría sin su musa, aunque sí es cierto que sin su poeta una musa sería una bala perdida. Ambos se necesitan, pero el poeta es el que depende de su inspiración".

De igual forma, la poeta ha hecho sentir a sus lectores la importancia de abrazar sus heridas. Que la poesía jamás te abandona, que los versos se te quedan a calca y son un acompañante de un dolor apropiado, de un dolor en cuyo naufragio siempre se aprende.


"Te he vuelto a ver desnuda
y se me han corrido los ojos de pena.
Debí borrar aquellas fotos
el día que te olvidé,
¿pero quién sabe cómo deshacerse
del rastro de una estrella fugaz
cuando ya te ha mirado a los ojos?"


Sin embargo, su poesía no sólo es poesía de lo roto. Su poema "País de poetas" guarda una inmensa carga significativa sobre lo que ha sufrido el pueblo de España, siempre con la conciencia de que un poeta también le devuelve la inspiración a su patria. Así, Elvira Sastre nos ha guarecido por un baluarte de autocontemplación de nuestro dolor, por un baluarte donde la esperanza tiene su oleaje y un faro llamado versos, en el que la comprensión y los abrazos en la soledad nos hacen entender que no todo lo roto está perdido.

***

Estas poetas transmiten fuerza, e incluso confianza ante una sociedad que se empeña en crear etiquetas que puedan englobar a todos, como si el arte o, más aún, una persona pudieran ser definidos por una sola oración. Quienes piensan esto, condenan sus propios juicios al fracaso y al olvido inminente, sobre todo en un mundo como el nuestro, en donde el cambio y el progreso son necesarios para llegar a una sociedad, si no perfecta, al menos más aceptable.

TAGS: Nuevos poetas escritoras Poesía
REFERENCIAS:

Fabián Tapia


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

21 ideas de frases en griego y latín para tu próximo tatuaje 5 parques de diversiones que puedes encontrar en CDMX La cirugía que te ayudará a quitar el exceso de piel en los brazos ¿Escapada a Tepoztlán? Te decimos todo lo que debes saber Running. Estas son las carreras de octubre, sus rutas y horario Sadismo, el trastorno sexual donde el dolor significa placer

  TE RECOMENDAMOS