Letras

Entra al mundo del Budismo de la mano de Jorge Luis Borges

Letras Entra al mundo del Budismo de la mano de Jorge Luis Borges



Borges, en el encuentro con el Budismo –porque nunca fue una búsqueda ni un hallazgo premeditado– tuvo de frente una de sus investigaciones más importantes en cuanto a génesis de historias, ensayos y poemas en su trayectoria tanto literaria como personal. Es bien sabida su fascinación por el Oriente, pero no fue hasta que retomó los pasos de sus antecesores en pensamiento, Nietzsche y Schopenhauer, que elementos claros de la mística o la meditación que se dan al otro lado del mundo ocuparon momentos clave de su reflexión.

Mundo del budismo - Siddhartha


En la producción intelectual de Borges que concierne a la filosofía oriental, si bien no hay una transparencia de acciones y virtudes sugeridas o adoptadas por el autor, como con Nietzsche, quien por muy extraño que resulte pensarlo, valoraba sinceramente la vida al aire libre, la moderación, la selección de comidas, la no utilización de drogas, entre otros principios budistas, sí es posible una lectura notablemente estudiada en torno a un razonamiento que hasta la fecha no ha podido superar su estatuto como “lo otro”.

En 1977, Borges dictó un ciclo de conferencias que fue titulado “Siete Noches” para arrojar luz sobre todo aquello que puede sobrevivir (más o menos) en la sombra; posteriormente, y bajo el mismo nombre, se recopiló esta información, la cual abordaba temas que viajaban de la literatura al arte y la filosofía. Por mencionar algunos: la Cábala, la poesía y la pesadilla ocuparon un lugar primordial.


Mundo del budismo - Siddhartha


El tópico que mayor atención recibe de nuestra parte, ahora, es aquél que tuvo lugar durante la cuarta noche: el que trata acerca del Budismo. Es claro que en una sola conferencia que devino un único capítulo era imposible resumir a cabalidad todo lo concerniente a dicha filosofía, pero el maestro argentino se abocó específicamente a aquellos aspectos fundamentales para su práctica.

Borges expone, no sin antes obviar la longevidad de esta práctica filosófica y religiosa, que el Budismo siempre fue tolerante; nunca se ha visto en la terrible necesidad de las armas o la fuerza bruta (como las demás en el mundo), pues en comparación con otras prácticas y doctrinas, la fe que aquí se profesa es siempre palpable e incorporada al acto diario de vivir en la seguridad de no verse amenazada ni amenazante.


Mundo del budismo - Siddhartha


El autor también aborda temas escabrosos para el pensamiento de Occidente, como la Transmigración y el Karma. Conceptos que hablan del destino, la prefiguración y el paso de un estado a otro por consecuencia del primero. El autor de “El Aleph” destaca que estas ideas han merodeado la reflexión occidental desde hace mucho tiempo, pero en un afán por no reconocer aquellas cosas que provengan de la lejanía, no se aceptan con tanta facilidad.

Finalmente, Borges expone uno de los conceptos más llamativos para el mundo en cuanto a Budismo se refiere: el Nirvana. Esa suerte de fin último en la práctica que no adquiere un carácter similar al paraíso cristiano o islámico, sino una libertad absoluta, un despojo de sombras y Karma. De esta manera, Jorge Luis deja de manifiesto la apertura del Budismo a otros credos dada la trascendetalidad y apertura del mismo.


Mundo del budismo - Siddhartha


“Yo tengo para mí que, si hay dos budismos que se parecen, que son casi idénticos, son el que predicó el Buddha y lo que se enseña ahora en la China y el Japón, el budismo zen. Lo demás son incrustaciones mitológicas, fábulas. Algunas de esas fábulas son interesantes.”


***
Te puede interesar:

8 libros para adentrarte en el camino del Budismo Zen

Instrucciones para volver a amar: Cómo superar la pérdida según el Budismo






Referencias: