Entre el "Yo" y el "Nosotros": un diccionario para que aprendamos a amar
Letras

Entre el "Yo" y el "Nosotros": un diccionario para que aprendamos a amar

Avatar of Paola Vazquez

Por: Paola Vazquez

4 de marzo, 2016

Letras Entre el "Yo" y el "Nosotros": un diccionario para que aprendamos a amar
Avatar of Paola Vazquez

Por: Paola Vazquez

4 de marzo, 2016




Amar y encontrarnos con el otro es aprender un lenguaje que construya un puente para conocerlo. Amar; esa sencilla palabra que pareciera tan obvia pero es hoy día nos reta a preguntarnos ¿qué es y cómo amar? Inmersos en un mundo en el que predomina el "Yo" por encima del "Nosotros". La competencia descarnada en lo laboral, la propiedad del “es mío” en lo económico, el individualismo en lo político y el ego en nuestras relaciones. Comenzar a pensar a partir del "Nosotros" y no del "Yo", es una labor que no nos será sencilla, pero como cualquier otra arte: aprendemos en la práctica.

aprender a amar-amantes


Carlos Lenkersdorf, es un filósofo que se adentró en conocer cómo los pueblos mayas hablaban no sólo en otra lengua, sino con otra clave: la del Nosotros. En la lengua de los pueblos mayas de Chiapas no existe la noción de "Yo", o "Mïo", cuestión de inicio, complicada de entender. Lenkesdorf se dio a la tarea de traducir no sólo otra lengua, sino otro modo de ver la vida. Al inicio, seguramente como nosotros, no entendía nada. ¿Cómo pensar sin hablar a partir del Yo? Adentrándose en su lengua aprendió una cuestión clave: El "Yo" está incluido en el "Nosotros" y  “Todo vivía porque tenía corazón”.

aprender a amar-amar

Lenkersdorf descubrió que  el “Nosotros” es la palabra clave para todos los aspectos de la vida.  Los hombres y mujeres de los pueblos zapatistas que se levantaron en armas en 1994 en una guerra contra el gobierno y para reclamar por el olvido de 500 años, abrieron los ojos al mundo sobre una nueva forma de pensar: “Para todos todo, nada para nosotros”. Cuando ellos decían esta frase, hablaban de la comunidad, de otra forma de aprender a relacionarnos con los demás a caminar en colectivo.

aprender a amar-amigos

Pensar en clave tojolabal, o sea, en un "Nosotros" y no en "Yo", puede aplicarse a todas las dimensiones de  nuestra vida: lo educativo, político, laboral, económico e incluso amoroso. Y bien puede ser Otra forma de amar.

Escuchar…

Los tojolabales se llaman a sí mismos: “los que saben escuchar bien”

aprender a amar-escuchar.

“El que habla escucha al que oye, y el que oye habla al que habla. Si no se produce esa doble acción con doble sentido, aunque se digan mil palabras se dicen "a la pared". El escuchar es un elemento fundamental de la comunicación”.

En el mundo Occidental se pone mayor énfasis a la retórica, a saber hablar y convencer, pero no en saber oír, básico en cualquier relación para entender que dos sujetos son activos y pasivos al mismo tiempo y la atención no la tiene el "Yo", sino el "Nosotros". Esto aplica para toda relación: amorosa, educativa e incluso política.

Todo vive…

“Para el tojolabal todo vive, por eso la milpa se pone triste si no la visitamos diariamente”

aprender a amar-naturaleza

Como la milpa, las personas e incluso las casas en que habitamos viven, forman nuestras vidas y cuerpos, ello lo aprendieron cuando los españoles, gente de “casas grandes” los acasillaron en las haciendas: “casas mandonas”.

Cuando aprendemos a regirnos por el "Nosotros" y no por el "Yo", aprenderemos a respetar a las cosas, a la naturaleza y a las personas no como algo que nos sirve, como cosas u objetos, sino con respeto como nuestros iguales. El cuerpo también es casa, por eso los tojolabales siempre preguntan ¿En qué tipo de casa vives?, que equivaldría a decir: ¿Cómo te relacionas con los demás? e incluso, con la naturaleza.

Cuida todo lo que dices y haces

La vida es una red de decisiones y acciones que a diario nos conectan con los otros.

aprender a amar-red

El "Nosotros" es una realidad pluridimensional para los tojolabales, todo lo que hacemos tiene múltiples impactos y dimensiones: una palabra o un acto puede cambiar el rumbo de todas las cosas. Por ello, poner atención y cuidar lo que decimos y hacemos, no conducirnos descuidadamente con los demás, es una forma de cuidar al otro y cuidar al Nosotros.

“Tik” el tejido del "Nosotros"

"Tik" quiere decir "Nosotros" y es la forma en que los hombres y mujeres  van tejiendo sus experiencias.

aprender a amar-colores

En tojolabal, la mayoría de las palabras terminan en “tik”, que se repite en su vocabulario incesantemente casi como tema central. Tejer una experiencia de vida con otros puede ser una de las experiencias más gratificantes si la aplicamos al modo en que hablamos, pensamos y nos conducimos.
El "Nosotros" adquiere un significado clave como forma de comprender la vida.


Amar: dialogar desde el "Nosotros"

El tema no soy "Yo" y lo que "Yo" quiero, sino el "Nosotros" y lo que necesitamos.

aprender a amar-brazos

En Occidente, la psicología puso el "Yo" como el tema central a partir del cual entender al individuo. Para los tojolabales es al contrario, la clave para relacionarnos con el otro y dialogar, dx no a partir del “Te dije”, “Yo hice” o “Yo quiero”. La interrogante y no la afirmación sería el camino para una nueva forma de interactuar: ¿Qué queremos?, ¿Cómo lo haremos? 

Preguntar permite a la construcción colectiva, la imposición omite al otro.

Una filosofía con corazón: no a la razón sí al acuerdo

Para los tojolabales todos somos pensantes y ese pensamiento no debe ser una intelectualizante sino “tener corazón”.


aprender a amar-corazon

Sócrates amaba el diálogo, la mayéutica como método de cuestionarnos a nosotros mismos y construir nuestras verdades, lamentablemente, hoy, la filosofía se ve como un arte de sabios y eruditos.

Muchas veces nos enfrascamos en discusiones buscando tener “la razón”. Si partimos de que tenemos experiencias diferentes procuraremos llegar a acuerdos evitando imponer al "Yo" y dando paso a la construcción de un "Nosotros".

Caminar preguntando

Para caminar hay que preguntar y preguntarle al otro o la otra: ¿Cómo dar el siguiente paso?

aprender a amar-caminar

Si partimos de que no hay verdades dadas, entonces nuestro camino será una búsqueda; pero no se trata de un camino solitario, sino con el otro. Cuántas veces en cualquier relación: amorosa, laboral, educativa, etc., ante una dificultad nos enfrascamos pensando que lo tenemos que resolver solos. No hay caminos hechos, sino veredas por construir.

La duda, como decía Descartes, no es mala, es bueno dudar y partir de ello para caminar, nos enseña a no tener verdades dadas.
Estas son algunas pistas que la filosofía de los pueblos indios nos ha legado; un pensamiento poco conocido pero sumamente valioso. Si aprendemos a pensar desde ese "Nosotros", dejaríamos como sociedades e individuos occidentales de sentirnos solos, cerrados y aislados, de conducirnos con egoísmo.

v

Las claves: mirarnos, escucharnos, acompañar, soñar, construir. Filosofemos y amemos en clave tojolabal, en esta clave del "Nosotros", en todas nuestras relaciones seremos más humanos y aprenderemos a mirarnos con corazón:

“Los hombres y mujeres más primeros no se miraron porque de por sí no miraban, pero preguntaron qué cosa es "mirar". Y entonces los dioses que nacieron el mundo se dieron cuenta de que no les habían dejado claro para qué servían los ojos, (…) y los enseñaron a mirar. Así aprendieron (…) que se puede mirar al otro, saber que es y que está y que es otro y así no chocar con él, ni pegarlo, ni pasarle encima, ni tropezarlo. Supieron también que se puede mirar adentro del otro y ver lo que siente su corazón. Porque no siempre el corazón se habla con las palabras que nacen los labios. Muchas veces habla el corazón con la piel, con la mirada o con pasos se habla”. SCI Marcos, EZLN.

Estos que aprendieron a mirar y amar, son los hombres y mujeres verdaderos.

aprender a amar-zapatistas

*

Referencias:

Diccionario español-tojolabal
Filosofar en clave tojolabal

***

Te puede interesar:

Consejos de un monje budista para aprender a amar

Consejos para volver a amar: cómo superar la pérdida según el budismo



Referencias: