INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES EL CANDIDATO INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Eras perfecta, eras inevitable, eras un sueño ajeno que llegó a mí

May 23, 2018

Julian D



El siguiente texto de Julián es un recuento de lo que se gana y se pierde en la vida, en ese ir y venir de pasiones, amores y soledades.





MI FINAL


Y sí. ¡Me sorprendiste!

Eres lo más lindo que he visto en mi vida. Sólo mirarte, contemplarte, me hace entender que la perfección existe, que nació contigo y que vivirá eternamente en mis recuerdos. 


En tus ojos sentía que naufragaba, que me perdía, era como navegar al infinito y regresar en un segundo para reflejarme en tu mirada, esa mirada coqueta y tierna que dominaba mi alma y me proyectaba a un mundo donde fuera posible encontrarnos.


Sabes que soy amante de la buena música, que me toca y me hace vibrar; pero ni la más perfecta sinfonía se comparaba con tu risa, era completamente mágica. Y tus labios, una invitación perfecta al pecado y la vigilia, eran la llave mágica a tu intimidad, al sabor de tu cuerpo, al lugar de tus demonios y a la calidez y humedad de tu ser. Soñaba con recorrerte, con besarte, con descifrar el laberinto de tus deseos y amarte y amarte y amarte hasta quedarme sin fuerzas, y creer que necesitaría otra vida para recuperarla. De repente me reflejaba de nuevo en tu mirada, en el rubor de tus pechos y en la humedad de tu cuerpo. Y la necesidad de tenerte, de amarte, de poseerte era de nuevo más fuerte que la vida misma, y entendía que cada momento contigo, cada beso, cada caricia, cada mirada, simplemente representarían lo mejor de mi vida.


Eras una niña mimada, preciosamente caprichosa, soñabas con tantas cosas, tu mente era mágica y recorrerla era uno de los placeres más grandes de mi vida. Escucharte hablar era hipnótico, pues el susurro de tu voz alimentaba mi espíritu, tu esencia me llenaba de vida y me hacía creer que todo era posible. Me llenaba de energía y me hacía sentir invencible.


Soñaba con cuidarte, con mimarte, con protegerte, con amarte. Quería ser todo para ti,  pero la vida es irónica y justo cuando crees que lo tienes todo, te muestra que no tienes nada; que aunque conocía mil fuegos, nunca me había quemado, y que lo amado sólo era una fracción de lo que podía llegar a sentir. Me perdí en ti y aunque no me arrepiento de nada, no entiendo cómo algo tan hermoso, casi sagrado, puede doler tanto, puede colapsar tu mundo, hacerte entender que nunca estarás completo, entender la soledad y la tristeza de tu futuro.


Eras perfecta, eras inevitable, eras un sueño ajeno, que llegó a mí no sé si por destino o casualidad, pero llegó en el momento equivocado. Sacudiste mi mundo, fuiste un terremoto que destrozó mi ser y me hizo entender que a pesar de lo mágico de tu existencia y de lo feliz que me hacías, tendría que seguir viendo cómo se iba lo mejor de mi vida.


Es la historia de un amor que no pudo ser, un amor que murió en mis brazos y trascenderá en mi eternidad.


**


Escribir y leer poesía es una forma de sanar el alma. Si quieres leer más poemas de amor y desamor, te invitamos a que conozcas a los autores de los poemas para los que se resisten a superar las decepciones y los poemas para los que no quieren olvidar.



TAGS: Nuevos poetas Cuentos Nuevos escritores
REFERENCIAS:

Julian D


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¡Ehhh Puto!, la limpieza en los estadios rusos y otras cosas sobre el comportamiento mexicano en el Mundial 14 fotografías de Kit Harringon y Rose Leslie que demuestran que el amor de cine puede hacerse realidad El virus que el hombre decidió guardar dentro de un congelador y podría exterminar la raza humana Mutaciones genéticas que no sabías son producto del incesto Hoy tuvimos otra sorpresa y hay que celebrarlo con estos cocteles Los 4 momentos más oscuros en la historia de los mundiales

  TE RECOMENDAMOS