Eres un chingón, no dejes que nadie te diga lo contrario

Miércoles, 6 de junio de 2018 10:59

|Karla Palacios
texto

Si todos juntáramos nuestra chingonería y no nuestras miserias, dejaríamos de juzgar para comenzar a aprender.

El vagabundo lo es,

cuando hace de su necesidad virtud y consigue alimento,

cuando duerme bajo un puente,

y sobrevive de sus recuerdos.


La chica con sobrepeso lo es,

cuando tú no sabes su historia de vida,

pero ella es la mejor en su oficina,

y en sus metas no está ser de revista.


texto



El chico friki lo es,

cuando asiste a convenciones con su outfit de superhéroe,

cuando te saca de un apuro informático,

y en su multiverso dibuja sus sueños.


Los chicos que van de negro lo son,

cuando defienden su ideología,

cuando te platican de leyendas o historias,

y te enseñan la hermosura de la oscuridad.


Las chicas drag lo son,

cuando son fantásticas sobre un escenario,

cuando desmaquillan su rostro y sonríen

y van por la vida dando lecciones de inclusión.


Las chicas corona de flor lo son,

cuando danzan sin tapujos,

como hippies en festivales,

y van frescas a su ritmo.


Los obreros lo son,

cuando a pesar de las horas de trabajo,

guardan ese beso y ese tiempo para los suyos,

y van de semana en semana sosteniendo un país.


La servidumbre lo es,

cuando su discreción es de santos y santas,

guardan secretos de familia que ni suyos son

y son incapaces de hablarte mal. 


texto


Todos lo somos,

cuando sobrevivimos al metro y al tráfico,

cuando no nos rendimos,

pero sobre todo cuando nos apoyamos.


Tú lo eres,

y no dejes que nadie te diga lo contrario.



**


Te compartimos los mejores cuentos infantiles de Charles Perrault.



REFERENCIAS:
Karla Palacios

Karla Palacios


Colaborador
  COMENTARIOS