Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

LETRAS

Diferencias que no conocías entre el libro y la película de 'Eso' y no te dejarán dormir

Por: Eduardo Limón 13 de septiembre de 2017

Cómo se verían nuestros miedos más profundos si estos pudiesen tomar forma. Esa cuestión nos ha apremiado desde tiempos inmemoriales, incluso, aún cuando seamos capaces de dar un rostro o una representación puntual de aquello que nos atemoriza; esas figuras se quedarían cortas en comparación con el terror en sí. Podemos, en efecto, pensar en los monstruos y escenarios que nos llevarían al delirio, de hecho con todo detalle los hemos incrustado en nuestra mente; sin embargo, ¿qué caracterización dar al pavor como un ente separado y distinto?

Para concretar dicha empresa no hay nadie mejor que Stephen King, un escritor convertido en maestro al momento de estudiar y reflexionar en torno a lo que nos hace vulnerables. Su novela mejor lograda en ese estudio es, por supuesto, It. Publicada en 1986, ésta es la historia de un monstruo, que bien podría no ser un monstruo, un ser que cambia de figura, una criatura quizás un tanto divina y que, en realidad, sólo puede describirse como “eso”, dada su indefinición.

La trama todos la conocemos. Fue gracias a su criticada adaptación fílmica en 1990 de la mano de Tommy Lee Wallace y Tim Curry, que podemos tener esa referencia clara de a qué nos enfrentamos cuando hablamos de esta historia. Información un tanto coartada, pues su paso de las páginas a la pantalla dejó puentes sin construir o eventos sin explorar; incluido en esto el aspecto multiforme de It.

Con la entrega en 2017, una nueva versión en cine del relato más vendido de King, se dice que el mismo autor ha aplaudido las decisiones de la producción y ha dicho que ésta es más fiel a la historia de lo que su versión del 90 logró. No obstante, tras su estreno en EE.UU., lo único que podemos decir es que las omisiones no se hicieron esperar y que adaptar un libro tan complejo y largo como It, era obviamente una labor que no se lograba al cien.

En ambos casos –1990 y 2017– las inconsistencias siguen siendo similares y se listan a continuación:

Las características físicas de los personajes difieren en ciertos casos; podría parecer un punto sin más, pero en realidad tienen todo un porqué dentro de la psique y los comportamientos que se exploran en el libro.

-

Si bien en la versión de 2017 se notan rasgos increíbles y alucinantes con respecto al libro, como la actitud de los habitantes en Derry y la casa de Neibolt Street, sigue habiendo una revisión superflua del carácter metafísico en estos aspectos, justo como sucedió en el filme de 1990.

La violencia y el racismo descritos en la novela original disminuyen considerablemente de nueva cuenta. Los acosos en contra de Mike –por ser un chico afrodescendiente– o hacia Beverly –en tono sexista– son vistos con mayor delicadeza que en el libro.

-

Al final del libro aparece It en forma de araña, aunque en la versión del 90 jamás se especifica que ese cuerpo es lo más cercano a lo que el ojo humano podría comprender y que existe una dimensión extraña en donde habita ese ser. A diferencia de la versión de 2017 se guiña un poco con la idea, aunque no hay garantía de que las meditaciones espirituales de esto se toquen de una vez y por todas en la última versión.

El origen de Pennywise es levemente tocado en la edición de 1990. De acuerdo con el libro, It salió de un vacío cercano al Universo al que se le llama Macrocosmos, posteriormente dio en habitar un lugar llamado “Los fuegos fatuos” tras su llegada a la Tierra en un enorme cataclismo, similar al impacto de un asteroide.

-

En el libro, It se asentó por millones de años en la Tierra, sabiendo que en algún momento existirían los humanos.

Según la novela, La Tortuga es una gran aliada de los protagonistas; ésta es un ser ancestral que vomitó al Universo y, por un malestar estomacal, también a It. De hecho, King menciona a otro personaje sin definición total en su libro: El Otro, un ser superior que creó a La Tortuga.

La tan comentada escena orgiástica de Beverly con sus amigos antes de salir de las cloacas también es un evento omitido en el cine. Es lógico que en la versión de 1990 no apareciera, y aunque es algo que se sugiere en la de 2017, tampoco se hace un momento estelar en esta adaptación. El encuentro sexual infantil que se plantea en el libro como un intento de unir a sus protagonistas para encontrar la salida es, de nueva cuenta, dejado a la deriva.

-

Finalmente, la naturaleza femenina de It es revelada en el libro, dadas sus intenciones de dejar crías sobre la tierra –mismas que Ben mata todavía en estado de huevecillo–; un dato que ha sido omitido en ambas adaptaciones. Principalmente porque en la última versión se ha partido la trama en dos episodios, y habrá que esperar todavía para un desenlace completo.

-

Trasladar esta novela a las pantallas sería una obra titánica, es dudoso que alguna vez se alcance si no es realizando una miniserie de verdad muy bien planeada. Sin embargo, las soluciones que se han dado hasta el momento son bastante decorosas si es que pensamos, justamente, en la complejidad de su realización visual. No queda más que trabajar con lo que se tiene.

**

Ahora lee:

Las películas que le provocan pesadillas a Stephen King

20 preguntas que sólo los fans de Stephen King podrán contestar


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: