Algunas palabras que escribí cuando la distancia me hizo desearte mucho más

Lunes, 22 de octubre de 2018 12:31

|Henry Barrantes
cuento de amor



La distancia puede ser el verdugo del amor, pero también el motor que impulsa nuestros más grandes deseos y pasiones. A continuación, te compartimos "Fantasía", cuento de amor sobre la distancia y el deseo que se alimenta de ella.



cuento de amor 1



FANTASÍA


¿Sabes? Quisiera iniciar esto saludándote, pero quizá no sólo con un beso y un abrazo, como lo haría de la manera habitual si es que estuvieras aquí, sino de otra manera, una nueva: encontrándonos cara a cara, decir: "hola".


Sí, quizá no te suene a una manera para saludar, ¿pero qué si rompemos un poco las costumbres y somos los raros que hacen las cosas de forma diferente?


Luego de ello, ya de tu mano, comenzar a caminar por las calles más largas del mundo, sólo para pasar más tiempo contigo. Sí. Me encantaría eso.


Quizás en el camino podríamos jugar, divertirnos, reír, incluso llorar por todo lo que te he extrañado. Quizá luego de que hayas leído hasta aquí dirás "pero no estamos juntos, estás allá y yo aquí". Aún así, quiero que conozcas estas palabras desde lo más profundo de mi corazón, para mostrarte el deseo y los planes que tengo para cuando logremos unir miradas.


¿Sabes?, te amo. Y lo puedo decir desde las partes más sinceras de mi alma. Yo te amo con la fuerza con la que nadie más en este planeta tendrá para amar a otra persona.


¿Ya te he dicho lo feliz que me haces? Pues lo haces, cariño; me haces la persona más feliz sobre la faz de la Tierra y el Universo.

¿Sabes? También quisiera luego ir muy lejos a ser sólo nosotros. Un deseo algo loco, pero cuando estoy contigo la locura se vuelve la opción más fuerte.


Tengo tanto que decirte y tan pocas palabras en el idioma; tengo tanto para amarte, y los años de vida que estén destinados para mí quizá no sean suficientes para que entiendas la totalidad de mi pasión para amarte.


Te extraño muchísimo. ¿Sabes? Te extraño, quiero tanto verte y tenerte en mis brazos. Lo deseo tanto, tanto, tanto. Te quiero aquí conmigo.


Hoy es un día especial para ambos. Hace 365 días inició la felicidad más grande que podría darme la vida. Tú.


Te amaré hasta que se canse mi alma, hasta mi último suspiro. Feliz vida.


**


Si quieres leer más poemas de amor y desamor, te invitamos a que conozcas a los autores de los poemas para los que se resisten a superar las decepciones y los poemas para los que no quieren olvidar.


Henry Barrantes

Henry Barrantes


  COMENTARIOS