El escritor que tatuó sus poemas sobre la piel de 180 personas

Martes, 6 de noviembre de 2018 17:19

|Jazmín Lizárraga
fausto alzati

Fausto Alzati, el artista que fusiona poesía y tatuajes, escribió su poemario sobre la piel de 180 personas que se convirtieron en una de las obras literarias más vivas de nuestro milenio.



“La poesía genuina puede comunicar antes de ser entendida".

T.S. Elliot


Desgarrarse la piel vuelve denso el tiempo y claras las sensaciones, en el dolor no pasa desapercibido un segundo, contiene vivacidad en su ritmo de mecedora. El tatuaje es un tema siempre controvertido, muchos prejuicios giran en torno a las personas que los portan y el mensaje que envían con ellos; sin embargo, tal parece que últimamente ha devenido en una moda, lo cual no libra al tauaje de nuevas críticas y cuestionamientos, desde su estética, higiene o significado.


El hecho de ser permanente es siempre uno de los aspectos con más peso a considerar, y sobretodo que se coloque en la piel, el órgano que habla de la historia personal. Las cicatrices se manifiestan como recuerdos rebeldes, vida que se niega a morir y se retuerce hasta quedar en la superficie como testigos de que alguna vez caímos —de una bicicleta, de un amor o en una pandilla. En todos los casos, duele.



fausto alzati 1



Otro de los cuestionamientos tiene que ver con ser producto de influencias externas a la decisión puramente individual. En realidad, ¿qué tan original se puede ser? Todos los seres humanos hemos vivido en el centro de ciertas emociones de alguna u otra forma, y todas nuestras ideas provienen de algún sitio, son inspiración de experiencias que se interiorizan, de una imagen que recordamos de la niñez o una frase con la que nos identificamos. Somos imitación de algo, recortes de muchas otras personas y lugares, por lo que exigir originalidad en un tatuaje es casi ingenuo.


En todo caso, lo auténtico proviene de reconocer la carga simbólica, aunque esta sea un vacío, en el trazo que se elige. A lo largo de la historia y en diferentes culturas, los tatuajes han sido símbolo de vergüenza, culpa, poder, pertenencia, creencias, valentía o jerarquías, pero en cualquiera de sus acepciones, su objetivo es comunicar. Quien porta un tatuaje algo tiene que decir. En este sentido, el tatuaje es una forma de lenguaje, por lo que no es extraño que cada vez surjan más artistas, ilustradores y escritores que diseñan sublimemente y perfeccionan una técnica, para dejar en la piel una verdadera pieza de arte.



fausto alzati 2



La obra del tatuador logra su interacción con el arte precisamente por la disciplina que requiere y la incomodidad que genera el contacto con una piel violentada; al ser creación, escapa a concepciones establecidas de lo bello y correcto, provoca ruptura. Y aunque persisten muchísimos que se dedican a marcar con perfecta torpeza e irresponsabilidad la epidermis, el tatuaje se ha convertido en un escenario vivo y un espacio de expresión para artistas, que transforma a su vez a espectadores en cómplices.


Así transforman las imágenes y palabras en algo más que un delineado de lo que quiere decirse, la ocasión para derramarse en ellas, construirse en ellas. Dice el poeta y tatuador mexicano que escribe en piel humana, Fausto Alzati Fernández: abordar el lenguaje como un campo habitable. Y este artista lo llevó a un territorio irreverente y sutil al escribir su poemario Acá también tengo cómo quererte” en 180 personas, y tener otro poemario en puerta.



fausto alzati 3



Escribir envuelve el anhelo de encontrar a un otro que escuche el mensaje y la poesía es por sí misma un lenguaje que dice lo que no sabemos cómo decir, es consuelo, suplicio y redención. Que el escritor personalmente plasme su poesía en la piel es un pacto cuyo carácter único dota de un significado vivo y hermoso, que no se encuentra en la reproducción de una imagen o texto. Entre el artista y quien porta la obra, se da más que un consentimiento una confabulación.


“Si algo se aprende tatuando, es que al vivir tampoco se borran tus trazos”, Fausto Alzati Fernández



fausto alzati 4



** 


Si no te has tatuado y aún tienes muchas dudas, necesitas conocer cuáles son las razones para tatuarte hoy mismo.




Jazmín Lizárraga

Jazmín Lizárraga


Colaboradora
  COMENTARIOS