NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Frases bíblicas que promueven la violación y violencia en nombre de Dios

30 de enero de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

«... y será tomada la ciudad y serán saqueadas las casas y violadas las mujeres». Zacarías 14:2

Por las páginas de la palabra de Dios desfilan violadores, a
l igual que en algunas zonas de Etiopía, Bangladesh, Perú, Tanzania y Tailandia (los cinco países donde se cometen más abusos sexuales, según la Organización Mundial de la Salud).


Esta dolorosa información nos ayuda a entender que un cruel machismo inunda la historia de la humanidad y que libros como la Biblia —finalmente escritos por el hombre— forman parte de esa vitrina, una donde se muestra que las mujeres han salido mal libradas del salvajismo masculino con el correr de los siglos.

 

Un par de ejemplos de ello:


«Pero él no quiso escucharla; como era más fuerte que ella, la forzó, y se acostó con ella». Samuel 13:14



O


«Y yo reuniré a todas las naciones en batalla contra Jerusalén; y será tomada la ciudad y serán saqueadas las casas y violadas las mujeres; la mitad de la ciudad será desterrada, pero el resto del pueblo no será cortado de la ciudad». Zacarías 14:2

 

Más versículos que a continuación leerás dan fe de que la mujer ha tenido que soportar la violencia de conocidos y desconocidos que creen tener el derecho a tomarlas en contra de su voluntad. La Biblia sigue encerrando grandes misterios y entre ellos uno que reverbera con fuerza: ¿Dios sería capaz de promover la violación si es que en verdad fue él quien dictó a los hombres su palabra?.


 

Hombre que violenta a una mujer sin pensar en el posible daño que le puede infligir:

«Si un hombre encuentra a una joven virgen que no está comprometida, y se apodera de ella y se acuesta con ella, y son descubiertos». Deuteronomio 22:28

 

-

Hombre que cree que puede hacer con una mujer lo que le dicte su voluntad:

«Y cuando la vio Siquem, hijo de Hamor, el heveo, príncipe de la tierra, se la llevó y se acostó con ella y la violó». Génesis 34:2


 

-

Discriminación hacia los homosexuales:

«Si alguno se acuesta con varón como los que se acuestan con mujer, los dos han cometido abominación; ciertamente han de morir. Su culpa de sangre sea sobre ellos». Levítico 20:13

 

-

Un hermano que no puede detener los instintos de hacer suya a su propia hermana:

«Entonces Amnón dijo a Tamar: Trae la comida a la alcoba para que yo coma de tu mano. Y Tamar tomó las tortas que había hecho y (las) llevó a su hermano Amnón a la alcoba. Cuando ella se (las) llevó para que comiera, él le echó mano, y le dijo: Ven, acuéstate conmigo, hermana mía. Pero ella le respondió: No, hermano mío, no abuses de mí, porque tal cosa no se hace en Israel; no cometas esta infamia. Pues, ¿a dónde iría yo con mi deshonra? Y tú serías como uno de los insensatos de Israel. Ahora pues, te ruego que hables al rey, que él no me negará a ti». Samuel 13:2-13


 

-

Un cruel tirano que permite la violación masiva de mujeres:

«Aquí está mi hija virgen y la concubina de él. Permitidme que las saque para que abuséis de ellas y hagáis con ellas lo que queráis, pero no cometáis semejante infamia contra este hombre. Pero los hombres no quisieron escucharle, así que el levita tomó a su concubina y {la} trajo a ellos. Y ellos la ultrajaron y abusaron de ella toda la noche hasta la mañana; entonces la dejaron libre al amanecer». Jueces 19:24-25

 

-

Un triste mensaje donde la mujer es vista como pertenencia absoluta del hombre:

«Y si vieres entre los cautivos a alguna mujer hermosa, y la codiciares, y la tomares para ti por mujer, la meterás en tu casa; y ella rapará su cabeza, y cortará sus uñas, y se quitará el vestido de su cautiverio, y se quedará en tu casa; y llorará a su padre y a su madre un mes entero; y después podrás llegarte a ella, y tú serás su marido, y ella será tu mujer. Y si no te agradare, la dejarás en libertad; no la venderás por dinero, ni la tratarás como esclava, por cuanto la humillaste». Deuteronomio 21:11-14


 

-

La Biblia censura absolutamente todo lo que para ella representa "maldad":

«¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No erréis, que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los robadores, heredarán el reino de Dios». Corintios 6:9-10

 

-

Un mandato lleno de machismo que ordena a las mujeres ver a sus maridos con la misma devoción que a su dios:

«Esposas, sométanse a sus esposos como al Señor». Efesios 5:22


 

-


¿Puede ser que muchos de estos pasajes hayan tenido en su momento una lectura menos agresiva para presentarse ante nosotros desde una perspectiva de clara violencia?. Finalmente las cosas son juzgadas —la mayoría de las veces— desde la perspectiva con que hemos sido educados o dependiendo del contexto que vivimos. Como sea, no pueden pasarse por alto las evidencias literarias que intentan desestimar el papel de la mujer a nivel familiar y social. Como decíamos, el abuso sexual, por desgracia, siempre ha formado parte de la violencia social y es uno de los rasgos más perversos que definen a ciertos hombres.

TAGS: Frases Religión acoso sexual
REFERENCIAS: Red Lac Knowing Jesus

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Guía masculina para sentirte fresco si odias el calor Cómo saber si eres víctima de abuso psicológico en tu relación de pareja 8 razones por las que los productos orgánicos mejorarán tu salud La explicación científica detrás del mito de la sangre azul Cosas que no sabías sobre Ron Howard, el director de 'Han Solo' Cómo funciona la mente de un envidioso

  TE RECOMENDAMOS