20 Frases de Freddie Mercury que cambiarán tu vida

Frases de Freddie Mercury que demuestran que es el mejor músico de la historia


Es un día hermoso, el sol brilla, me siento bien y nada me va a parar ahora.
—Freddie Mercury días antes de morir 


Cuando dos almas libres y divertidas convergen en un mismo espacio, pueden crear una atmósfera autónoma capaz de envolver a cuanta persona pase cerca, pero si sólo una de ellas se atreve a gritar y a vivir su vida, la otra posiblemente se quede mirando cómo pasa la vida. Freddie Mercury era esa alma libre que vivía con insistencia y sin miedo alguno, mientras que aquella personita tímida y aterrada era Diana de Gales, una de sus mejores amigas con la que compartió risas, cenas y música; lágrimas, dolor y depresión. 


"Lady Di" vivía tan inmersa en su papel como esposa de un hombre que la despreciaba y un régimen un tanto oscuro que Mercury la vistió de hombre andrógino y la llevó a bailar para hacerla olvidar un poco su miseria. La princesa declararía algunos años después, que nadie había hecho algo tan significativo por ella como Mercury. Nadie la había hecho bailar entre el deber marital y la felicidad con tanto gusto como él; era protector, buen amigo, pero sobretodo era un gran consejero; no seguía lo que sugería o de lo contrario habría coexistido con el resto del mundo por mucho más tiempo.


Ese fatídico 24 de noviembre de 1991, Mercury abandonó la Tierra para unirse a una constelación de estrellas a la que ya pertenecía, pero no materialmente, sino de manera espiritual. El hombre que cantaba contoneándose por todo el escenario a ritmo de melodías como 'Fat Bottomed Girls' o 'Don't Stop Me Now' se iba de este mundo con un pie casi inexistente, los ojos sumidos en unas profundas ojeras y la barba a medio crecer con hoyos en ella, señal de su evidente decadencia y avanzado estado de gravedad. 


Ante el fallecimiento del cantante, la princesa Diana se declaró devastada ante la noticia recordándolo con una de sus mejores frases «Siempre supe que era una estrella y ahora el resto del mundo parece estar de acuerdo conmigo». De igual manera, otros grandes de la música que no sólo fueron sus colegas, sino sus amigos cercanos, le rindieron tributos y lloraron el haberse llevado el talento al que ya nos había acostumbrado. Los miles de fans que cosechó alrededor del mundo rogaban porque fuera una mentira y sus compañeros de banda no daban crédito.


A pesar de todo y para fortuna de todos, dejó un legado de grandes frases que únicamente demuestran su grandeza y potencial como escritor y creador de grandes rimas que lo posicionaron en un pedestal de Dios... o por lo menos de divinidad musical.



Sobre la música


Él consideraba que su música era una gran forma de expresión. Pero también sabía la genialidad que poseía al escribir y sus compañeros al tocar, así juntos creaban arte, el más puro.



-


No seré una estrella del rock, seré una leyenda.


-


Cuando esté muerto, quiero ser recordado como un músico de cierta valía y sustancia.


-


Simplemente soy una prostituta musical, querida.

-


Creo que mis melodías son superiores a mis líricas.


-


Por gente como John Lennon viviríamos en paz. Por gente como el que le mató vivimos como vivimos.


-


Sobre Queen


Sabía del cerebro privilegiado que tenía para la música, pero conocía también las capacidades de sus compañeros y sabía cómo combinarse con ellos para hacer de la Reina una de las bandas más legendarias del mundo.



-


No quiero cambiar el mundo con nuestra música. No hay mensajes escondidos en nuestras canciones. Me gusta escribir canciones para el consumo masivo.


-


Olviden los rumores de nuestra separación, estaremos juntos hasta la muerte.


-


Somos un grupo muy caro, rompemos muchas reglas. Era inaudito combinar ópera con un tema de rock.


-


La prensa nos odiaba durante nuestros primeros años porque no les hacíamos el menor caso y no podían con nosotros.


-


Pensé que seríamos grandes, y lo fuimos.



-


Sobre el autoestima


Si alguien en la industria se sabía admirado, inteligente y glamuroso era él. Brillaba con luz propia y no temía ocultarlo.



-


En el escenario soy un demonio, pero afuera soy un rechazo social.


-


La gente se inquieta cuando me conoce, piensan que voy a comérmelos. Pero en el fondo soy bastante tímido.


-


Me visto para matar, pero con buen gusto.


-


Creo que me llevo bien con la mayoría de la gente. Estoy seguro de que incluso me llevaría bien con King Kong.


-


No me considero el líder de Queen, la persona más importante, quizá.


-


Sobre la vida

Vivir era a lo que se dedicaba realmente, no le importó adquirir la enfermedad mortal que lo destrozaría, al final nunca se arrepintió de nada y al mirar hacia atrás siempre encontró a un hombre lleno de felicidad que se mantuvo optimista.



-


Cuanto más grande mejor, en todo.


-


El éxito me ha traído idolatría y millones de dólares, pero me ha impedido tener una cosa que todos necesitamos: una relación amorosa.


-


La exuberancia es parte de mi naturaleza. Necesito el peligro y la excitación.


-


¿Quién quiere vivir para siempre?


-


¿Qué estaré haciendo dentro de 20 años? ¡Estaré muerto, querido! 



Freddie Mercury vivió y murió para satisfacerse a sí mismo y por lo consiguiente, satisfizo a sus fans y amigos que no dudaron en redituarle todo su cariño y admiración. Freddie Mercury vivió para ser una estrella y convertirse en una leyenda. Siempre recuerda que debes conocer más acerca de tus artistas favoritos, como estos 10 datos poco conocidos del rey de Queen y conoce la historia detrás de 'Bohemian Rhapsody', la canción más emblemática de la banda.


*


Referencia


Lifeder

Muy Interesante