Frases de Jorge Luis Borges para perderse en los espejos
Letras

Frases de Jorge Luis Borges para perderse en los espejos

Avatar of Francisco Priego

Por: Francisco Priego

15 de diciembre, 2015

Letras Frases de Jorge Luis Borges para perderse en los espejos
Avatar of Francisco Priego

Por: Francisco Priego

15 de diciembre, 2015



Jorge Luis Borges es un autor que no se parece a ningún otro. Sus relatos llenos de magia, erudición y complejidad nos llenan de una fascinación que nos obligan a leerlos una y otra vez. Y es que, por más que creamos que los hemos comprendido, siempre queda la posibilidad de que exista en ellos una lectura que haya sobrepasado nuestra capacidad de comprensión.

Invitando que te pierdas por primera vez o de nueva cuenta entre los laberintos de tigres, espejos y fórmulas cabalísticas que llenan los libros del genio argentino, te presentamos diez de sus mejores frases:

borges-cat

“Caminó contra los jirones de fuego. Estos no mordieron su carne, estos lo acariciaron y lo inundaron sin calor y sin combustión. Con alivio, con humillación, con terror, comprendió que él también era una apariencia, que otro estaba soñándolo”. – Las ruinas circulares

"Cuando se acerca el fin, ya no quedan imágenes del recuerdo; sólo quedan palabras. No es extraño que el tiempo haya confundido las que alguna vez me representaron con las que fueron símbolos de la suerte de quien me acompañó tantos siglos. Yo he sido Homero; en breve, seré Nadie, como Ulises; en breve, seré todos: estaré muerto.” – El inmortal

“Otálora comprende, antes de morir, que desde el principio lo han traicionado, que ha sido condenado a muerte, que le han permitido el amor, el mando y el triunfo, porque ya lo daban por muerto, porque para Bandeira ya estaba muerto”. – El muerto

makabresku amor


“¿Cómo será mi redentor?, me pregunto. ¿Será un toro o un hombre? ¿Será tal vez un toro con cara de hombre? ¿O será como yo?” – La casa de asterión


“La historia era increíble, en efecto, pero se impuso a todos, porque sustancialmente era cierta. Verdadero era el tono de Emma Zunz, verdadero el pudor, verdadero el odio. Verdadero también era el ultraje que había padecido; sólo eran falsas las circunstancias, la hora y uno o dos nombres propios”. – Emma Zunz


“El Jefe ha descifrado ese enigma. Sabe que mi problema era indicar (a través del estrépito de la guerra) la ciudad que se llama Albert y que no hallé otro medio que matar a una persona con ese nombre. No sabe (nadie puede saber) mi innumerable contrición y cansancio.” – El jardín de los senderos que se bifurcan


“Años después, Taylor visitó las cárceles de ese reino; en la de Nithur el gobernador le mostró una celda, en cuyo piso, en cuyos muros, y en cuya bóveda un faquir musulmán había diseñado (en bárbaros colores que el tiempo, antes de borrar, afinaba) una especie de tigre infinito. Ese tigre estaba hecho de muchos tigres, de vertiginosa manera; lo atravesaban tigres, estaba rayado de tigres, incluía mares e Himalayas y ejércitos que parecían otros tigres.” – El Zahir

fotos del amor

“Miro mi cara en el espejo para saber quién soy, para saber cómo me portaré dentro de unas horas, cuando me enfrente con el fin. Mi carne puede tener miedo; yo, no.” – Deutsches Requiem

“Es una fórmula de catorce palabras casuales (que parecen casuales), y me bastaría decirla en voz alta para ser todopoderoso. Me bastaría decirla para abolir esta cárcel de piedra, para que el día entrara en mi noche, para ser joven, para ser inmortal, para que el tigre destrozara a Alvarado, para sumir el santo cuchillo en pechos españoles, para reconstruir la pirámide, para reconstruir el imperio. Cuarenta sílabas, catorce palabras, y yo, Tzinacán, regiría las tierras que rigió Moctezuma. Pero yo sé que nunca diré esas palabras, porque ya no me acuerdo de Tzinacán.” – La escritura del Dios

“…vi interminables ojos inmediatos escrutándose en mí como en un espejo, vi todos los espejos del planeta y ninguno me reflejó...” – El Aleph


pareja enamorada




Referencias: