Frases de Momo para apreciar nuestro tiempo
Letras

Frases de Momo para apreciar nuestro tiempo

Avatar of J Cesar

Por: J Cesar

21 de noviembre, 2015

Letras Frases de Momo para apreciar nuestro tiempo
Avatar of J Cesar

Por: J Cesar

21 de noviembre, 2015



Cuando sucede el tiempo, no nos percatamos de los estragos que éste deja a su paso. Sentimos sólo su acontecer cuando ya han pasado varias tandas de eso que percibimos como una línea que nos atraviesa para luego irse y seguir su camino. 

Es lo más efímero de la existencia. El tiempo nos recuerda a la paradoja de Heráclito y el río cuando nos dice que "No nos bañamos dos veces en las aguas de un mismo río, ni siquiera una vez". El tiempo son esas aguas, que aunque parezcan calmas y estáticas, fluye como el caudal de un río incesante del tiempo astronómico.

Momo es una pequeña niña, que vive en un pueblo de una tierra lejana. Nadie sabe nada de ella, ni ella sabe mucho de su vida. No sabe qué edad tiene ni por qué se llama Momo. Un día, el aspecto del poblado donde vive, comienza a verse perturbado por la presencia de unos hombres extraños, vestidos de gris, con sombreros y portafolios, como los que usan los banqueros; y justamente ellos son los agentes que convencían a las personas de invertir su tiempo en una especie de banco de tiempo, intercambio desigual en todas las aristas del trato.

¿En qué usamos el tiempo que ahorramos? ¿El tiempo se puede ahorrar?

Son las preguntas que el autor nos plantea en esta narración, que si bien fue pensada para el público infantil, nos aporta ciertas interrogantes que son de vital importancia para percibir cómo es que estamos viviendo nuestro tiempo, el tiempo que ocurre y decimos que nos pertenece.

momo ilustracion

Al decir que nos pertenece, ya se ha esfumado.

El revalorar el tiempo como algo que no puede atraparse, Momo comienza a tener ciertas dudas sobre si en verdad es útil optimizar y ahorrar tiempo. Si se ahorra tiempo de convivencia familiar, para invertirlo en el trabajo, ¿cuándo se verá recuperada esa inversión? En la lógica mercantil de nuestros tiempos, las palabras "ahorrar" e "invertir", se han convertido casi en muletillas de uso indiscriminado. No falta quien argumente su uso de "pq" en vez de "Por qué", diciendo que "así se ahorra tiempo", y siempre es sano preguntarnos ¿En qué ocupa las milésimas que ahorró al comerse letras?

Ese tipo de dudas son las que surgen el pensar a la sociedad como una máquina aspiradora de tiempo, y no ya como un lugar donde se pueda ahorrar tiempo. El tiempo no se ahorra, sucede y se aprovecha. El tiempo no regresa con taza de interés del 3.4 por cierto.

Las siguientes frases son extractos de la novela de Michael Ende, Momo, un clásico de la literatura alemana contemporánea, en el que las formas narrativas son aptas para adolescentes y adultos sin jamás perder esencia. Ende es un autor que no importa a qué edad se lea, siempre se aprende algo de sus textos.

momo 3


-"¿Y cuándo naciste? - Por lo que puedo recordar, siempre he existido".

- "Fueron pocos meses los que pasaron así, y no obstante fue la temporada más larga que Momo experimentó jamás. Porque el verdadero tiempo no se puede medir por el reloj o el calendario".

- "Nunca se ha de pensar en toda la calle de una vez, ¿entiendes? Sólo hay que pensar en el paso siguiente, en la inspiración siguiente, en la siguiente barrida. Nunca nada más que en el siguiente".

- "Pero el tiempo es vida, y la vida reside en el corazón".

- "Sólo Momo sabía esperar tanto y entendía lo que decía. Sabía que se tomaba tanto tiempo para no decir nunca nada que no fuera verdad. Pues en su opinión, todas las desgracias del mundo nacían de las muchas mentiras, las dichas a propósito, pero también las involuntarias, causadas por la prisa o la imprecisión".

Ende

- "Existe una cosa muy misteriosa, pero muy cotidiana. Todo el mundo participa de ella, todo el mundo la conoce, pero muy pocos se paran a pensar en ella. Casi todos se limitan a tomarla como viene, sin hacer preguntas. Esta cosa es el tiempo".

- "Incluso llegaron horas en que deseaba no haber oído nunca la música ni haber visto los colores. No obstante, si la hubiesen dado a elegir, no habría renunciado a ese recuerdo por nada del mundo. Aunque se hubiera muerto por ello. Pues eso era lo que vivía ahora: que hay riquezas que lo matan a uno si no puede compartirlas".

- "Las dos no tuvieron que apartarse ni una vez ante nadie, nadie las empujó, ningún coche tuvo que frenar por su causa. Era como si la tortuga supiera por adelantado, con toda seguridad, dónde y en qué momento no pasaría un coche, no habría un peatón. De ahí resulta que nunca tuvieron que correr ni nunca tuvieron que detenerse a esperar. Momo comenzó a sorprenderse que se pudiera andar tan lentamente y avanzar tan deprisa".

- "Cada vez se volvía más nervioso e intranquilo, porque ocurría una cosa curiosa: de todo el tiempo que ahorraba, no le quedaba nunca nada. Desaparecía de modo misterioso y ya no estaba".

- "Porque cada hombre tiene su propio tiempo y sólo mientras siga siendo suyo se mantiene vivo".


***

Te puede interesar: Grandes frases literarias ilustradas.

Referencias: