NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Frases de Nabokov para entender la pasión de un amor prohibido

10 de enero de 2018

Diego Cera

'Lolita' no sólo retrata las pasiones bajas dentro de la mente de un hombre reprimido, también es el reflejo de una sociedad que se enriquece a sí misma gracias a sus propias contradicciones.



De las tantas cosas que nos excitan de la literatura, la más notable de todas ellas es la posibilidad de poner en nuestra imaginación tantos escenarios posibles como podamos; aquellos en los que, sin dar absolutamente nada, podemos tenerlo todo. En las historias que forman parte de la narrativa universal, el cuerpo humano "se convierte en otro". Los múltiples escenarios a los que se somete un lector cuentan con sus propias reglas y costumbres, finalmente, éstos no son otra cosa más que nuevos mundos a los que vale la pena transportarse para que las pasiones, incluso aquellas que nos parecen perversas, se vuelvan parte de una cotidianidad ficticia, pero placentera.



No serán pocas las personas que coincidan en que una de estas historias fascinantemente prohibidas es Lolita, la célebre novela que el escritor ruso Vladimir Nabokov escribió en inglés y que, a diferencia de otros textos escritos en su lengua madre, tuvo un éxito sorpresivo que no sólo se debe a la historia de prematura sensualidad , sino por la estructura del lenguaje que es en sí misma una caricia en la boca:


«Lolita, light of my life, fire of my loins. My sin, my soul. Lo-lee-ta: the tip of the tongue taking a trip of three steps down the palate to tap, at three, on the teeth. Lo. Lee. Ta.»*
— Vladimir Nabokov


Desde su inicio, este libro escrito por un aficionado a las mariposas nos atrapa en cuanto notamos ese viaje de la lengua en nuestro paladar. Si tomamos en cuenta ese breve placer que provoca el sólo hecho de sentir en la boca el paso de un nombre, sumarle a ello la sensualidad de un amor prohibido dará como resultado uno de los más grandes regalos que un escritor le puede hacer a sus lectores: la posibilidad de fantasear con un mundo en el que las prohibiciones no son más que un mito. Pero Lolita no es la única novela en la que el autor reflexiona en torno a un asunto tan complejo como el amor y el deseo, a lo largo de su obra razona sobre ello desde distintos puntos de vista.



-

«Un sentimental puede ser una perfecta bestia en sus ratos libres. Una persona sensible no será nunca cruel».


-

«Nos enamoramos simultáneamente, de una manera frenética, impúdica, agonizante».


-

«La vida es una gran sorpresa. No veo por qué la muerte no podría ser una mayor».



-

«El romper de una ola no puede explicar todo el mar».


-

«Y como si yo hubiera sido, en un cuento de hadas, la nodriza de una princesita, reconocí el pequeño lunar en su flanco».


-

«Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita».



-

«Un cambio de ambiente es la falacia tradicional en la que confían los amores –y los pulmones– condenados».


-

«Nuestra existencia no es más que un cortocircuito de luz entre dos eternidades de oscuridad».


-

«Nos queríamos con amor prematuro, con la violencia que a menudo destruye vidas adultas».



-

«Pienso como un genio, escribo como un autor distinguido, hablo como un niño».


-

«Entre los límites temporales de los nueve y catorce años surgen doncellas que revelan a ciertos viajeros embrujados, dos o más veces mayores que ellas, su verdadera naturaleza, no humana sino de ninfas (o sea demoníaca); propongo llamar nínfulas a estas criaturas escogidas».


-

«La curiosidad es insubordinación en su más pura forma».



-

«Bajo el sol de medianoche los sueños tienden a ser de vivos colores».


-

«¡Qué delicioso alborozo sentía correr por mis venas, cuan agradablemente todo mi ser respondía a las vibraciones y efluvios de aquel día gris saturado de una esencia primaveral, que en sí parecía lenta en percibirse!»


-

«Y allí está ella, perdida entre todos, royendo un lápiz, detestada por los maestros, con los ojos de todos los muchachos fijos en su pelo y en su cuello, mi Lolita».



-

«Era amor a primera vista, a última vista, a cualquier vista».


-

«Él me destrozó el corazón. Tú apenas me destruiste la vida».


-

«En este mundo hecho de hierro forjado, de causas y efectos entrecruzados, ¿podría ocurrir que el oculto latido que les robé no afectara su futuro? Yo la había poseído, y ella nunca lo supo».



-

«Mi niña, se sabía observada, que gozaba con la lujuria de esa mirada y hacía alarde de risas y jugueteos».


-

«La miré y la miré, y supe con tanta certeza como que me he de morir, que la quería más que a nada imaginado o visto en la Tierra, más que a nada anhelado en este mundo».



-

Al final, cualquier asunto que en el trabajo de Nabokov nos conduzca al amor o al deseo es una visión diferente del mundo; una en la que cada evento, agradable o doloroso, nos hace comprender que vale la pena existir en un mundo en el que los polos opuestos justifiquen o repriman nuestras pasiones más oscuras.



+ + +


* «Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta.»


TAGS: Frases Grandes escritores literatura
REFERENCIAS: Perfecto Muy interesante

Diego Cera


Articulista Senior

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

16 cosas que no sabías que le pasarán a tu cuerpo al morir Los mejores cortos sobre asesinos y tus peores fobias que puedes ver en menos de 1 min 15 tatuajes que puedes hacerte con tu pareja para prometerse amor eterno 10 formas de adelgazar la cintura sin ponerte a dieta 25 ilustraciones eróticas de Chelsea Zahara S que te recordarán las escenas porno más perversas Trucos de maquillaje que puedes intentar para adelgazar tu rostro

  TE RECOMENDAMOS