INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Frases destacadas de Herman Melville, autor de Moby Dick

17 de octubre de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

Herman Melville pertenece a ese tipo de autores cuya obra primero fue una serie de aventuras reales antes de ser trasladadas al papel. A los 20 años comenzó a realizar viajes marítimos por las islas del Pacífico, sobre todo a bordo de barcos balleneros, que le forjaron un fuerte carácter y una visión de la vida algo sombría y fatalista.


Gracias a la monumentalidad de sus obras, que en su momento no gozaron de la apreciación de la crítica, podemos recopilar extraordinarias frases de Herman Melville donde su cuestionan múltiples aspectos de la vida y el ser humano. Su obra más famosa siempre seguirá siendo Moby Dick (1851), un relato de aventuras en el mar donde se despliegan muchos elementos psicológicos y morales.


También lee: Herman Mellville: 8 libros que no son Moby Dick



Typee (1846)

Pero estas reflexiones rara vez ocuparon mi mente; me abandonaba al paso de las horas y, si alguna vez me embargaban pensamientos desagradables, los desechaba rápidamente. Cuando admiraba el verde recinto en que me hallaba prisionero, me inclinaba a pensar que estaba en un “valle de ensueños” y que más allá de las montañas sólo había un mundo de ansiedad y preocupaciones.



También lee: Frases de Charles Dickens de amor, dolor y religión


Moby Dick (1851)

La locura humana es a menudo una cosa astuta y felina. Cuando se piensa que ha huido, quizá no ha hecho sino transfigurarse en alguna forma silenciosa y más sutil.


La futura estela del animal a través de la tiniebla está casi tan establecida para la sagaz mente del cazador como la costa para el piloto. De modo que era esta prodigiosa habilidad del cazador, la proverbial fugacidad de una cosa escrita en el agua, una estela, es tan de fiar, a todos los efectos deseados, como la tierra firme.



También lee: Las mejores frases de Edgar Allan Poe


Bartleby, el escribiente (1853)

Ah, la felicidad busca la luz, por eso juzgamos que el mundo es alegre; pero el dolor se esconde en la soledad, por eso juzgamos que el dolor no existe.


No es raro que el hombre a quien contradicen de una manera insólita e irrazonable bruscamente descrea de su convicción más elemental. Empieza a vislumbrar vagamente que, por extraordinario que parezca, toda la justicia y toda la razón están del otro lado; si hay testigos imparciales, se vuelve a ellos para que de algún modo lo refuercen.



También lee: Wakefield, el hombre que desapareció para ver cómo su familia se olvidaba de él


Billy Budd, el marinero (1924)

Este capitán era uno de esos valiosos mortales que se encuentran en todo tipo de profesiones, aun en las más humildes; esa clase de persona a la cual todo el mundo está de acuerdo en llamar “un hombre respetable”.



-

TAGS: Frases Grandes escritores Datos curiosos
REFERENCIAS: Actualidad Literatura

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

9 'A Christmas Carol' Adaptations That Will Bring Back Your Ghosts Of Christmas Past 10 tatuajes estilo sketch que vas a querer tener en la piel Emborracharte con tu pareja podría ser el secreto de una relación larga, según la ciencia Runner's face: La teoría que explica por qué correr te hace lucir más viejo Por qué tienes que ir a Madresal Chiapas antes de morir Kataplum: el nuevo parque de diversiones de la CDMX que vas a morir por conocer

  TE RECOMENDAMOS