NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Fuiste la magia de mi diciembre, al menos hasta que nos despedimos

18 de diciembre de 2017

Cintia Carranza

Muchas cosas mágicas pasan en las fiestas decembrinas, ¿no te parece? Por eso, te compartimos la siguiente historia:

Hace unos días, en un sueño, alguien dijo que mi sonrisa y mi mirada tenían más luz cuando estaba contigo. No comprendí a qué se referían con eso de luz y tampoco recordaba lo que era estar contigo… hasta hoy.


Ha pasado algún tiempo desde el último encuentro. Conforme pasaron los días, me acostumbré a los efímeros momentos electrónicos; las horas entre mensajes ya no representaban una eternidad; la desesperación por no saber de ti en días se convirtió en sosiego: y, en definitiva, mi mente había logrado emanciparse de tu recuerdo.



Tal vez por eso verte de nuevo no tendría nada de sensato —pensé justo después de aceptar verte—, aunque la duda sólo se quedó un instante, pues la estabilidad lograda durante estos meses la hizo desaparecer.


Es diciembre: nuestro mes favorito. Sé lo que significa verte en estas fechas, te irás para Navidad. Siempre odié que lo hicieras —debiste decirlo en la primera cita—. El camino es eterno, estoy al otro lado de la ciudad, tengo demasiado tiempo para pensar, o imaginar, lo que será este encuentro. Tal vez no es bueno idealizar. Debí traer ese pesado libro para distraer mi mente.

La espera terminó… Un largo suspiro antes de soltarte de este primer abrazo y de volver a mirarte de cerca —que pase lo que tenga que pasar—.



Después de un rato lo entendí. No es mi luz la que aparece cuando estoy contigo, es tu luz la que siempre me ilumina a mí: alumbraste aquellos sueños que estaban ocultos en la oscuridad, hiciste que recordara lo que soy y lo que sueño ser; encendiste optimismo y confianza hasta hacerme sentir que podía lograr cualquier cosa; aclaraste las dudas que tenía, sin saberlo me devolviste la fe; irradiaste mi ánimo de ser mejor persona, de creer en mí, de soñar y de jamás rendirme.


Hoy fuiste la magia de mi diciembre. La luz fugaz en vísperas de Navidad que se manifiesta de vez en cuando para brindar un poco de luminosidad… al menos por un pequeño lapso, al menos hasta el abrazo de despedida, al menos hasta el adiós que deja la incertidumbre de no saber cuándo volverá a aparecer.



**


Si todavía no tienes listos los obsequios para las próximas fiestas, entonces te compartimos estos 5 regalos que puedes hacer si odias salir de compras.


**


Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Tezza MB.

 

TAGS: Cuentos Nuevos escritores
REFERENCIAS:

Cintia Carranza


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

ELLA, el movimiento feminista que crea un nuevo paradigma social en Iberoamérica Permíteme tenerte una vez más, te prometo no pedirte que te quedes Sólo al decir "adiós" podemos valorar lo que tenemos Quién hace la voz y otras cosas que debes saber sobre la alerta sísmica Me excitaban sus mentiras, sus celos, su locura Las amistades entre artistas e intelectuales más famosas de la historia

  TE RECOMENDAMOS